lunes, marzo 09, 2015

TRES MUJERES PARA HABLAR DE MUJERES


El martes,10 de marzo, a las 19 horas, mesa redonda en la Biblioteca Pública, c/ del Hospital nº 13 de Valencia.
Os esperamos.

domingo, marzo 08, 2015

jueves, marzo 05, 2015

EL PRECIO DE LOS ELOGIOS




 Solo admiras a los antiguos, Vecerro,
y no alabas sino a los poetas muertos:
perdona, Vecerro, pero no vale
tanto, tu elogio, para morirme.

MARCIAL.- Epigramas.
Versión libre de Ernesto Cardenal

NOTA: ¡Larga vida, éxito y comprensión para los/as poetas/tisas de nuestros días!

*Detalle de la pintura El Parnaso, de Rafael. Estancias de Rafael en el Vaticano.

lunes, marzo 02, 2015

ORIGEN DEL NOMBRE DEL MES DE MARZO



Ha comenzado el mes que Rómulo, nuestro fundador, dedicó a su padre. Quiso rendirle un homenaje y así, al ordenar el tiempo, dijo: “el año romano empezará, a partir de ahora, con el mes que llevará el nombre de mi padre, el dios Marte”. Y con él empieza, también, la estación de la guerra, la estación del dolor.

Esto dicen algunas mujeres:

 “Despierta, amado mío. ¡La gloria que el dios os concede a los soldados romanos al dirigir vuestras armas en el campo de batalla nos la quita a nosotras, pues nos priva de la alta victoria de rendir vuestros corazones armadas sólo de caricias y besos!

¡Ea, abre los ojos, amado mío, y envuélveme en tu abrazo! Apriétame fuerte contra tu pecho, endulza mis oídos con palabras de amor. Aprovechemos el tiempo que nos queda antes de que el viento comience a agitar, sobre la cumbre del Janículo, la ominosa bandera roja”.

NOTA 1: El mes de marzo recibe su nombre del dios Marte, a quien fue dedicado, según la tradición, por Rómulo quien, al poco de fundar Roma, creó un calendario. El calendario de Rómulo constaba de 10 meses y empezaba con el mes de marzo. 

Cuando había algún peligro grave en Roma o se convocaba a los ciudadanos a enrolarse, se colocaba una bandera roja en la cima del Gianicolo.

NOTA 2: El día 3 de marzo, a las 19,30 horas, realizaremos un encuentro de lectores de 

LA MUCHACHA DE CATULO 

en WYCO, c/ Governador Viejo, nº 29 de Valencia. Entrada libre.





martes, febrero 24, 2015

RITUAL PARA RETENER Y/O CONQUISTAR EL PODER




¿Has visto cómo corría el Rex Sacrorum tras haber celebrado el sacrificio esta mañana? Jamás había presenciado yo una carrera tan desgarbada y falta de vigor: cojeaba de una pierna, rebajaba la velocidad cada pocos pasos por falta de aliento y aún sonreía y hacía gestos como para indicar que iba sobrado de fuerzas. Si mi padre aún viviese, diría: se avecinan cambios. 

NOTA 1: El 24 de febrero se celebraba en Roma el Regifugio, un ritual en el que participaba de manera destacada el Rex Sacrorum o rey de los sacrificios. Éste era un sacerdote a quien le estaba prohibido desempeñar una magistratura y dirigir la palabra al pueblo. Su función era exclusivamente sacra, probablemente heredada de los antiguos reyes. El ritual consistía en celebrar un sacrificio en el comicio –lugar de reunión de los ciudadanos- tras la cual emprendía una veloz huída escapando del foro.

Algunos autores, entre ellos Ovidio, pensaban que, con ello, se conmemoraba la fuga del último rey de Roma, Tarquinio el Soberbio. Estudiosos modernos como Manuel-Antonio Marcos Casquero, en cambio, remontan el rito a tiempos más antiguos, cuando un rey se sometía a esta prueba para demostrar su fuerza y vigor. Así lo hacía cada año hasta que otro rival más fuerte y ágil lo vencía y, seguramente, le daba muerte, tras lo cual se convertía en el nuevo rey. En tiempos históricos ese rito se repetía por costumbre, sin contenido ni efectos prácticos.

Cualquier parecido con la realidad española actual es pura coincidencia.

lunes, febrero 16, 2015

LUCRECIA BORGIA, EL MITO QUE NO CESA

Conferencia sobre Lucrecia Borgia en el Museo L'Iber de Valencia.


Os pongo aquí la conferencia íntegra - grabada por el l'Iber - para aquellos de vosotros que me habéis manifestado interés por conocer algo más de esa mujer fuera de lo común.
Si te gusta, compártelo.

viernes, febrero 13, 2015

LUCRECIA PIENSA EN LAS RUINAS DE ROMA Y DE SU CORAZÓN.


Esto pensaba Lucrecia Borgia mientras se dirigía al convento de San Sisto Vecchio para hallar entre sus muros un poco de paz el 6 de julio de 1497:

¡Oh, restos venerables de la antigua Roma! Os contemplo con dolor y siento vuestra mirada mientras paso a vuestro lado y os doy la espalda. ¿Qué fue del gran palacio de Septimio Severo? ¿Qué de las aguas con que alegrabais la vista, o de la mansedumbre del corderillo que a vuestros pies pastaba y trotaba, alegre, al encuentro de la noble Jacopa di Settesoli cuando oía su voz? Queda, apenas, una gran desolación y un recuerdo cada vez más débil. Ojalá regrese yo pronto a mi casa después de desescombrar de ruinas mi corazón.



NOTA 1: Lucrecia Borgia se retiró a dicho monasterio cuando su padre le impuso la disolución del matrimonio con su primer marido, Juan Sforza. Para ir allí pasó por delante de los restos del Septizodium que aparecen en el grabado de Du Pèrac de 1575. Eran parte de la fachada que el emperador Septimio Severo (193 – 211) había construido para embellecer la parte del palacio que daba a la vía Apia. En el siglo XIII formaba seguramente parte de la fortificación de la poderosa familia Frangipane, de la cual formaba parte por matrimonio la famosa Jacopa de Settesoli (por corrupción de Septizodium), quien fue muy amiga de San Francisco de Asís e iba acompañada por un corderillo que le había regalado el santo. Los restos de Jacopa descansan al lado de San Francisco en Asis. El convento de San Sisto Vechio, de monjas dominicas, estaba en el mismo lado de la via Appia, un poco más adelante.

* Retrato idealizado de Lucrecia Borgia. Pinturicchio, apartamentos Borgia del Vaticano. Roma

** Restos del Septizodium en un grabado de Du Pèrac de 1575. Roma. (Lucrecia vivió entre 1480 y 1519). La via Apia pasaba por donde está, en el grabado, el texto explicativo. Lo que se ve al fondo de este grabado es el arco de Constantino, y la calle es la actual vía de San Gregorio)

NOTA 2: Gracias a todas las personas que me acompañaron ayer en la conferencia LUCRECIA BORGIA, EL MITO QUE NO CESA. Pongo aquí algunas fotos. Gracias a Alejandro Noguera Borel y al Museo L'Iber del soldadito de plomo. Gracias también a Pilar Albelda por las fotografías.


martes, febrero 10, 2015

TAMBIÉN LAS MUJERES PINTARON, dijo PLINIO EL VIEJO



Dedicado a mis amigas: Mónica Alonso, Isabel Cuadrado, Pepa Chicote, Gloria Hernández, María Blanco Cobaleda, Fuensanta Niñirola y todas las mujeres comprometidas con este noble arte. 



- Vamos, noble Iea, deja ya de mirarte al espejo y depón los pinceles. ¿No tienes miedo de que los dioses te castiguen?

- ¿Y por qué habrían de hacerlo? ¿Acaso no desea, cualquier mortal, permanecer en el recuerdo de las gentes a través de las máscaras funerarias o de un retrato? No voy a ser menos yo. Y, además, a nadie molesto con dibujarme yo misma mirando mi rostro a través de un espejo.

- Estás muy equivocada, niña mía: hay muchos envidiosos.

- Cierto, pero no son dioses. Si alguna vez mis obras desaparecen de la memoria de los mortales no será por enfado de Zeus o de la celosa Hera, sino por desidia o por la voluntad solapada de los hombres.


* Autorretrato de Artemisia Gentileschi. Foto tomada de Internet.

NOTA 1: Esto escribía Plinio el Viejo en su Historia Natural citando nombres de mujeres pintoras: “… Iea de Cícico  [ciudad junto al mar de Mármara], que permaneció doncella siempre, [pintó] un Varrón de joven; también pintó con pincel y ayudada por un punzón, unos retratos de mujeres en marfil, entre los que destaca el de una vieja en un cuadro de gran tamaño que está en Nápoles y un autorretrato pintado con un espejo. No hubo mano más rápida para la pintura y la grandeza de su arte fue tal que por sus precios se pone por delante de los más célebres retratistas de su tiempo, Sóloes y Dionisio, cuyos cuadros llenan las pinacotecas.”
NOTA 2: El jueves 12 de febrero, impartiré la conferencia LUCRECIA BORGIA, , el mito que no cesa, en el Museo L’Iber de Valencia.
 
Entrada libre hasta completar aforo.

viernes, febrero 06, 2015

VIRGILIO, EL CRUDO INVIERNO Y EL DIOS PRÍAPO


"En primavera con rosas, en otoño con manzanas, en verano con espigas soy honrado. Solo el invierno para mi es terrible calamidad, pues temo el frío y siento miedo de que este dios de madera [Príapo*] suministre fuego a los inactivos labradores."

 VIRGILIO. Traducción de Arturo Soler Ruiz.

NOTA: * Príapo era un dios rústico, un dios de la fecundidad, tanto de los campos como de los humanos y se le representaba con un miembro viril enorme. Tenía también la virtud de desviar el “mal de ojo” y anular los maleficios de los envidiosos que trataban de perjudicar las cosechas. 
  NOTA 2: El jueves 12 de febrero, a las 19,30 h. en el Museo L'Iber, c/ Caballeros 20 de Valencia, daré una conferencia titulada:

LUCRECIA BORGIA, el mito que no cesa.    

Entrada libre.
Si ampliaís la invitación, veréis una vista parcial de Roma de la época en que vivió Lucrecia. Es un trampantojo con el que se decora uno de los salones de la Villa Farnesina, construida para el banquero Chigi entre 1505 y 1511, obra de Baldasare Peruzzi.

miércoles, enero 28, 2015

TABLILLAS DE MIEL




Esto había dicho Corina, en su casa, un poco antes de responder al mensaje enviado por Ovidio proponiéndole una cita.

Me dais pena, tablillas. Más que de cera, os desearía hechas de miel para llevar a mi amado las dulzuras de mi amor. Mas ¡ay! vosotras que tantas veces habéis sido alisadas conocéis la inconsistencia de las promesas de  mi Ovidio, cuánto ama él enfrentarse a dificultades y rechazos, cómo estimula y acrecienta su ardor el hallar contrariedades en el camino. Así pues, aunque mi mano y mi corazón y mi cuerpo entero, temblorosos, quieran decir que sí, que iré a su encuentro gozosa, he de escribir lo contrario. ¡Que arda de furia y celos mi poeta! Solo así me será dado retenerlo más tiempo.

Me dais pena, tablillas, pues obligándoos a mentir, os expongo a su ira. Mas vosotras solo sois madera y cera, dúctiles y, a la vez, más resistentes que mi corazón.

NOTA: Esta fue la reacción de Ovidio al recibir la respuesta de Corina.



sábado, enero 24, 2015

El POETA OVIDIO MALDICE UNAS TABLILLAS



Ovidio había enviado a Corina un mensaje escrito en unas tablillas pidiéndole una cita.



“Llorad mi desgracia: tristes han vuelto mis tablillas; las letras infelices dicen que hoy no puede. (…) Marchaos de aquí, ingratas tablillas, maderas fúnebres  y tú, cera cubierta de signos para decir “no” (…) ¡A estas [tablillas], loco de mí, he confiado yo mis amores y les he dado cariñosas palabras para que las llevaran a mi dueña!  Esta cera sería más adecuada para que en ella se escribiera una citación a juicio llena de palabrería que leyera con voz severa algún juez. (…) ¿Qué puedo pedir en mi cólera, sino que os corroa la carcomida vejez y que vuestra cera se ponga blanca por el sucio moho?”




AMORES.- Ovidio. Traducción de Vicente Cristóbal Lópeza
 
NOTA 1: Esto es lo que había pensado Corina antes de responderle.

NOTA: Los romanos utilizaban unas tablillas de madera, cubiertas de cera, para escribir. Se reutilizaban continuamente. Si querían conservar un texto, lo escribían “en limpio” sobre papiro. Las leyes, para que no se perdiesen ni se borrasen, se grababan en bronce.


*Detalle de pintura mural romana. Unas manos con unas tablillas. Foto sacada de Internet.

** Tablillas de varios tamaños. Expuestas en la Domus Baebia Saguntina, taller de cultura clásica. Sagunto, Valencia. Foto Isabel Barceló. 


jueves, enero 22, 2015

ERNESTO CARDENAL, NONAGENARIO, Y LESBIA



 

             En 1977, el gran poeta nicaragüense publicó una versión libre de una selección de versos de los poetas latinos Catulo y Marcial. Para sumarme a los homenajes que está recibiendo en su tierra natal por su 90 cumpleaños, transcribo aquí uno de ellos mientras lo imagino metiéndose en la piel de Catulo, amando perdidamente a Lesbia.



Me preguntas, Lesbia, cuántos besos me bastan:

Cuántas son las arenas del desierto de Libia, en Cirene,
entre el oráculo de Júpiter y el sepulcro de Bato;
cuántas son las estrellas que en la noche callada
contemplan los amores ocultos de los hombres.

Esos besos le bastan a tu loco de Catulo,
que no puedan los curiosos calcularlos
ni la maledicencia causarles maleficio.


CAYO VALERIO CATULO.- versión libre de ERNESTO CARDENAL

* Algunos poetas en el Parnaso. Detalle del fresco de Rafael, en las estancias vaticanas. Foto sacada de Internet.
*Foto de Cardenal, el día de su 90 cumpleaños, en su casa de Managua. Foto obtenida de internet/ Inti ocon (AFP)