jueves, mayo 01, 2014

PRECAUCIÓN. (DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES)




- ¿A dónde llevas al asno, siendo hoy día de fiesta, Mario?
- ¡Vaya pregunta! Sabes que mi amo es un ferviente seguidor del viejo Catón, y él consideraba que a los animales, como a los esclavos, había que abandonarlos cuando dejan de ser útiles. Pues ahí lo tienes: lo soltaré en el campo.
- El viejo Catón y tu amo, sí. Los muy zorros. ¿Habrán meditado alguna vez sobre lo qué podría pasar si los esclavos nos rebelásemos? ¡Ellos sí quedarían librados a su suerte!



 NOTA: Queridos amigos: la mañana del próximo sábado, 3 de mayo, a partir de las 11,30, firmaré ejemplares de mis novelad en la caseta de Bibliocáfe, en la Feria del Libro de Valencia. 


domingo, abril 13, 2014

ESFERA DE LUZ Y LA MAGIA DE LA LECTURA.




(…) Toda obra literaria –todo producto de la escritura– se constituye a partir de la acción que el texto ejerce sobre el lector. Pero es bueno recordar también que dicho fenómeno, simultáneamente, es el resultado de la influencia que el lector ejerce sobre el texto. (…) Porque es el ser humano, con sus vivencias individuales y sociales a cuestas, el que va a contribuir –en el momento de la lectura– a la fundación de la obra literaria; y ello, hasta el extremo de que, muchas veces, ese lector proyectará nuevos sentidos en la palabra escrita, e incluso significados particulares (…) que estaban ausentes del texto cuando éste fue creado.”

OSCAR HAHN.- “Magias de la escritura”.

NOTA: Queridos amigos, experimentar esa magia cuando se lee o se escucha poesía es un privilegio a nuestro alcance que me gustaría compartir con vosotros con motivo de la presentación del poemario Esfera de luz, cuya invitación os dejo aquí:

El COL·LEGI MAJOR RECTOR PESET
y la EDITORIAL PRE-TEXTOS
se complacen en invitarle a la presentación
y lectura de poemas del libro
ESFERA DE LUZ
de
MARÍA BARCELÓ
(PREMIO DE POESÍA VILLA DE COX, 2013)
El acto tendrá lugar el martes, 15 de abril,
a las 19.30 h, en el COL·LEGIMAJOR RECTOR PESET,
(Plaza Horno de San Nicolás, 4,Valencia)
La autora estará acompañada de la poeta
ELENA ESCRIBANO y el editor MANUEL RAMÍREZ.
Tras la lectura se ofrecerá un cava a los asistentes.

Solo quiero añadir que soy la feliz hermana de la autora. Encontraréis aquí algunos detalles del libro y la editorial.

miércoles, abril 09, 2014

MAÑANA, CUANDO LAS ESTRELLAS CEDAN SU LUGAR AL SOL.




"Cuando la próxima aurora vislumbre a Roma victoriosa, y huyan las estrellas cediendo su lugar al sol, se verá concurrido el Circo con una procesión y buen número de dioses, y los caballos, rápidos como el viento, competirán por la primera palma."

OVIDIO.- Fastos. Traducción de Bartolomé Segura Ramos

NOTA: Queridos amigos, mañana día 10 de abril tendré el gusto y el honor de departir con  María García-Lliberós con motivo de la presentación de su novela  

 BABAS DE CARACOL

Lugar: Llibreria Ramon Llull,
           c/ Ramon Llull, 41 de Valencia, 
Hora:  19 horas. 
Nos encantará contar con vuestra presencia. 

*Foto: La curia y el foro de noche. Rafa Lillo.

lunes, abril 07, 2014

DEVOLVER EL ALMA A LO EXTINGUIDO



 

“(…) 
Tú también, Rafael, mientras recomponías con admirable talento
Roma mutilada en todo su cuerpo y el cadáver
de la ciudad desgarrado por el hierro, el fuego y los años,
y mientras devolvías a la vida a su antigua dignidad
moviste la envidia de los de arriba y la Muerte se indignó
de que pudieras devolver el alma a lo ya extinguido
y de que tú, despreciando su ley, de nuevo reparases
lo que el lento paso del tiempo había hecho desaparecer.
Así, infeliz, rota tu primera juventud, ay, caíste
Recordándonos que todos nosotros y lo nuestro ha de morir.”

CASTIGLIONE, citado por G. Vasari al hablar de la vida del pintor Rafael de Urbino.

NOTA 1: El 6 de abril de 1520 fallecía en Roma el gran pintor Rafael de Urbino.  Además de pintor y arquitecto, Rafael, por encargo papal, realizó estudios sobre los monumentos del pasado y su conservación, abogando firmemente por tratarlos bien y conservarlos. A esta última actividad creo que pueden referirse los versos de Castigione compuestos a la muerte del maestro.
Gracias a Fuensanta Niñirola por recordar esta efeméride. 

*El triunfo de Galatea. Rafael. Villa Farnesina, Roma.
**Tumba de Rafael en el Panteón. Roma. Foto: Isabel Barceló

jueves, abril 03, 2014

TEJER TELAS E HISTORIAS


Esto escribió la noble Claudia Hortensia a propósito de una de sus obras: 

 “Durante siglos se ha considerado el tejido de la lana como una de las ocupaciones más antiguas y nobles de cuantas realizan las mujeres. El telar refleja, en cierto modo, el orden del mundo: sólo cuando cada hilo está en su sitio, cuando la urdimbre y la trama se han entrecruzado de la manera adecuada, se consigue un resultado armónico y hermoso. Esa labor requiere paciencia, destreza y sabiduría. Así me lo han enseñado.

Sin embargo, según nos demuestra la experiencia, no existe tal orden en el acontecer del mundo. Los hilos se cruzan y se enmarañan sin que sepamos por qué ni alcancemos a comprender cómo. Menos todavía podemos apreciar qué clase de armonía resulta de todo ello pues, pareciendo obra de una mano enloquecida y siendo los seres humanos simples hebras de ese tejido, zarandeadas por los trajines del telar, nos es imposible ver el conjunto. Solo cuando ha transcurrido mucho tiempo y se mira hacia atrás con los instrumentos adecuados y voluntad de comprender, se puede extraer, de entre la confusión, unos pocos hilos con los cuales encontrar sentido a los hechos pretéritos. Así pues, el telar no representa, como yo creía, el orden del universo, sino un método humano, aunque imperfecto, para descifrarlo.
Viene esta reflexión a cuenta de las dificultades que hallo, continuamente, al componer este relato para rememorar de manera sencilla los orígenes de Roma….”
 
NOTA: Mi agradecimiento al grupo El Cuaderno Rojo por invitarme a una "liturgia literaria" para charlar entre amigos de mis hábitos, método (o falta de método) de trabajo, fuentes de inspiración, etc en torno a la escritura. Me honro en ser la invitada este jueves 3 de abril. Asistencia libre.
   Pinchando en la foto aumenta el tamaño.

martes, marzo 25, 2014

SÚPLICA A LOS DIOSES DEL MAR





¿Por qué no resuenan las caracolas de los tritones por todos los confines del océano? ¿Dónde están las hermosas nereidas y los delfines, que no rebuscan entre las espumas y las ondas, en las profundas simas y en las arenosas orillas de las playas a quienes se han perdido tragados por la mar? ¡Ay, Neptuno y Anfítrite, mientras vosotros estáis en amable coloquio, despreocupados de lo que ocurre en vuestros vastos dominios salados, quienes han perdido en ellos a los suyos lloran lágrimas amargas. Dejad pues la conversación y llamad a rebato a todas las criaturas marinas para que busquen y encuentren. Ya que no podéis salvar a los náufragos, devolved al menos lo que de ellos quede a sus familias.


NOTA: Me sumo al dolor de las familias que sufren la incertidumbre y el desconsuelo de haber perdido a los suyos en el mar.


*Neptuno y su esposa Anfítrite, detalle de un relieve en el Museo Altemps de Roma. Foto: Isabel Barceló.

jueves, marzo 20, 2014

EL FUNERAL DE CAYO JULIO CÉSAR



Dedicado a Toni Zarza Sepúlveda, admirador de aquel gran hombre.





Roma. De la noble Marcia Emilia a su amiga Escribonia en Valentia. Salud. 


“… estoy segura de que Calpurnia agradecerá mucho tus palabras de condolencia cuando reciba tu carta. En cuanto a lo que me pides, amiga mía, es poco menos que imposible pues ¿quién encontraría las palabras adecuadas para describirte el funeral de César?

Desde todos los barrios de Roma se veía el humo oscuro ascender hacia el cielo procedente del centro del foro. No ha sido la primera vez, ni será la última que las llamas ocupan el lugar reservado a las palabras aunque, en esta ocasión, el fuego no brotaba de una acción iracunda, sino del mismo corazón de los romanos, que han perdido a un hombre grande. Sí, el cadáver de César ha sido incinerado en el foro y no el Campo de Marte, donde estaba preparada la pira funeraria. Y no ardía la ira, sino el dolor.

Mas no debo precipitarme en el relato de lo acontecido. El lecho de marfil sobre el cual yacía el cadáver de César fue depositado, como es costumbre, al pie de la rostra, enmarcado por grandes cortinajes. A un lado colocaron los trofeos, símbolo de sus muchas conquistas para gloria de Roma y, al otro, su último galardón: la toga ensangrentada que vestía cuando fue abatido por los puñales de los asesinos en el interior de la curia, pues ni siquiera respetaron un lugar que deberían considerar sacro.

Nuestra querida Calpurnia estaba de pie, junto al lecho fúnebre. Te hubiera impresionado su dignidad, pese a que su rostro revelaba los estragos ocasionados por el sufrimiento. Estaba ensimismada y recuerdo que pensé que quizá se representaban en su memoria los rostros de las esposas y de las madres de los asesinos. ¡Qué monstruoso es pensar que con ellas había compartido la mesa en los banquetes, los ritos secretos en las fiestas de la Bona Dea, el cuidado de la imagen de Fortuna Muliebris cuando era recién casada, la última fiesta Lupercalia hace apenas un mes, cuando ella misma se expuso al azote de los lupercos junto con Porcia, la mujer del Bruto amado por César que ha sido uno, si no el principal, de los magnicidas! 

No era Calpurnia la única abrumada por la brutalidad del asesinato y la enormidad de la traición. Todas las personas que llenaban el foro para dar el último adiós a César estábamos sobrecogidas. Cuando Marco Antonio leyó el testamento, escuchamos con estupor que César tenía tanta confianza en algunos de sus asesinos que les había encomendado la tutela de su hijo adoptivo, Octavio, y les había legado a título personal bienes que le eran muy queridos. A ese hombre extraordinario, el más grande que ha dado Roma, lo habían asesinado personas a las que él amaba, hombres a los que con gusto hubiera llamado hijos y que fingían tenerle amistad, a los que había perdonado la vida pese a que lucharon como enemigos suyos en la guerra civil. Era insoportable admitir que Cesar no había sido vencido en la guerra, sino en la paz, y que con él quedaban derrotadas la concordia y la clemencia. 

A esa conmoción, enorme ya, se unió la de saber que César legaba al pueblo romano sus jardines del Trastevere con sus innumerables obras de arte para que los ciudadanos disfrutaran libremente de él, además de una ingente suma de dinero que la propia Calpurnia había depositado ya en las arcas del tesoro. Ante todo esto la gente rompió a llorar de emoción y de rabia. Y apenas terminada la oración fúnebre, sin esperar a que trasladaran el cadáver a la pira funeraria, dos soldados enardecidos arrimaron sus antorchas al catafalco y enseguida empezó a arder.

Cesar merecía ser incinerado en el foro, en el centro social y político de Roma, en pleno corazón. La muchedumbre corrió a buscar objetos con los que alimentar el fuego: hicieron astillas de los muebles, trajeron leña desde la pira, arrojaron ropa, muchas mujeres se arrancaban las joyas para lanzarlas a las llamas. Todo era conmoción y dolor, un gemido colectivo que se expresaba en los gritos y lágrimas tanto como en el humo negro y en las ardientes lenguas que escalaban el cielo. Del barrio de la Subura, donde se había criado y gozaba de muchos partidarios, no cesaba de ir y venir gente acarreando objetos para engrosar la hoguera. Los judíos lloraban sin consuelo, nadie les había mostrado nunca la amistad que les obsequiaba César y sus mujeres no consentían en alejarse de la improvisada pira. 

Tres días con sus noches ha estado ardiendo la pira funeraria en el foro, un duelo largo y agotador del que han huido los asesinos tras haberse refugiado en un primer momento en sus casas: Roma ya no será para ellos un hogar….”






NOTA: El 20 de marzo del año 44 a.C. se celebró el funeral de Cayo Julio César.

* Escultura de César en la avda.de los foros imperiales.

**Imagen de la rostra, la tribuna desde la que los oradores se dirigían a los ciudadanos y también donde se pronunciaban las oraciones fúnebres en los funerales públicos.

***En el centro de la imagen, se ven los restos del templo de César y, bajo un tejadillo y tras los restos del muro central, está la base de la columna que señala el lugar donde fue incinerado César.

**** Hojas de acanto en el foro. Todas las fotos son de Isabel Barceló