lunes, julio 12, 2010

EN LOS UMBRALES DEL SALÓN DEL BANQUETE

“La reina, ignorante del peligro que se cernía sobre ella con la llegada de los troyanos, les esperaba de pie en el atrio. Irradiaba vitalidad y dulzura, dos cualidades que, cuando se presentan unidas, producen una flor hermosa y rara. Con gracia exquisita saludó a los recién llegados, fue presentada a quienes aún no la conocían y, por su parte, presentó a los demás comensales. (…)

- Sed bienvenidos a mi casa. Consideradla vuestra – dijo la reina –, porque es mucho lo que nos une.

Tomó del brazo al príncipe Eneas y juntos entraron al salón del banquete. Si la belleza de los objetos con los cuales nos rodeamos refleja de algún modo nuestra propia belleza, allí los troyanos pudieron ver cuán hermosa era la reina. El salón brillaba como un ascua encendida. En las paredes, a distintas alturas, se abrían numerosos nichos para alojar lámparas de aceite, revestidos por completo de láminas de plata y de bronce. Las llamas de las lucernas rebotaban y se multiplicaban en los metales, creando una iluminación brillante y, a la vez, misteriosa y cálida.”


“DIDO reina de Cartago” pg. 184


NOTA: La reina Dido estará en Barcelona el próximo jueves 15 de julio, a las 19,30 horas, en el Real Círculo Artístico, palacio Pignatelli, c/ dels Arcs, nº 5. Será presentada por la escritora Mª Pilar Queralt del Hierro y también yo intervendré. Me encantaría que viniérias a acompañarnos, estáis invitados todos vosotros y vuestras amistades.


*Detalle de pintura mural representando a Santa Catalina, en la Casina del Cardenal Besarione de Roma.

**El fondo de la invitación es el techo de la sala de los Atlantes, donde tendrá lugar la presentación de la novela. Foto cortesía del Real Círculo Artístico.

15 comentarios:

Mayte dijo...

Es una delicia el repaso de Dido en tus espacio..un besiño grande y excelente semana Isabel!

;)

Franki dijo...

Hermosa descripción de la belleza.
Si puedo asistire al Palacio Pignatelli.
Besos

elena clásica dijo...

Vitalidad y dulzura unidas, tanta belleza reflejada en el salón, las luces...tanto resplandor a veces asusta por el reverso ineludible de las sombras.

Menudo momento, segundos como siglos grabados en los altares de los dioses que contemplaron a Dido del brazo de Eneas y su entrega sin resquicios, pura y generosa.

Tan feliz brillará tu voz y la presentación de Mª Piral Queralt del Hierro en esa hermosa estancia del Palacio Pignatelli. Qué extraordinario lugar para el acomodo de los dioses.
Un abrazo, y todos los éxitos del mundo para ti.

mariajesusparadela dijo...

Efectivamente, vitalidad y dulzura no suelen ir juntas. Eso es lo que hace de tu libro una maravilla. Sabes engarzar lo que otros nunca vieron junto.

ANA dijo...

Hermosas palabras, de las que una nunca puede cansarse...
Estaré en Barcelona. Un besazo

GABU dijo...

Imagino en DIDO a una anfitriona maravillosa!!!

P.D.:Calculo que ENEAS no pudo màs que dejarse subyugar por la compañìa y el entorno brìoso...

BESITOS GIGANTES AMIGA
Y que todo continùe fantàsticamente en tus presentaciones!! :)

gonzalo dijo...

Dido está feliz con tu amistad.

maga dijo...

Muchos éxitos en Barcelona, Isabel. Un beso, Cristina Salas

mi nombre es alma dijo...

Mucha suerte en Barcelona que seguro irá muy bien.

Armida Leticia dijo...

¡¡¡¡Suerte en Barcelona!!!!

Desde México un saludo.

La Gata Coqueta dijo...

Leyéndote hace que perciba los sentimientos que transmiten tus palabras, por medio de la poesía o vivencias que van salpicando los momentos.
Ello hace que me resulta muy agradable pasar un rato a tu lado visitándote y comentando.

Un suspiro
enamorado
de un rayo de luna
en el claro del bosque

Un suspiro
enamorado
de las lagrimas del viento
en el claro del lago

Un suspiro
enamorado
del travieso sosiego
en el claro del alma

María del Carmen

Negrevernis dijo...

Seguro que la presentación será un éxito.

Un saludo.

MaLena Ezcurra dijo...

"Si la belleza de los objetos con los cuales nos rodeamos refleja de algún modo nuestra propia belleza"


Está frase por si sola vale para un tratado de estética.


Dido y vos, vos y Dido son una sola.


Te abrazo Romana.


M.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Una descripción del lugar detallada y magnífica, como magnífico era aquel salón de banquetes de tu Dido. Preciosos estos retazos que nos muestras de tu novela, Isabel, todo un placer evocador del fastuoso pasado. Un beso y mucho éxito en Barna con tan buena novela.

América dijo...

Un fragmento exquisito mi dama,poético y de ensoñación no puede ser de otra manera.
vitalidad y dulzura se trasluce en tu trabajo lo repito éxito!

Un fuerte abrazo.