jueves, septiembre 12, 2013

CONOCER ROMA




Esto opina Chateaubriand:

“No puede decirse que se ha visto Roma cuando no se han recorrido las calles de sus barrios con espacios vacíos, jardines llenos de ruinas, recintos con árboles y viñas, claustros donde crecen palmas y cipreses, las unas se parecen a mujeres orientales, los otros a religiosas de luto.”


CHATEAUBRIAND.- “Memorias de ultratumba”
Cita extraída del libro "A journey to Rome", bilingue inglés e italiano. 

* Jardín de San Sebastiano al Palatino. Foto: Isabel Barceló

NOTA: Os dejo el enlace a la reseña de "La muchacha de Catulo" aparecida en el blog EL COBIJO DE UNA DESALMADA

24 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Totalmente de acuerdo con Chateaubriand. Roma contiene muchos lugares de este estilo. Todavía recuerdo paseos por calles que albergaban casas con jardines que tentaban. La pena es que no se pueden ver todos al ser privados.
Un abrazo bien grandote, querida Isabel.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Anda, acabo de darme cuenta de la remisión a mi reseña. Uf, espero que sean indulgentes quienes la lean, que no estoy acostumbrada a hacer reseñas.
Otro abrazo, ahora con beso incluido, sin tacañerías.

Dyhego dijo...

¡Ay, quién pudiera volver a Roma, aunque no guardo gratos recuerdos de allí!
Vale, Isabel.

dapazzi dijo...

Una maravillosa fotografia, todas esas puertas en el palatino son únicas.
Saludos.

Xibeliuss Jar dijo...

Conocer una ciudad, cualquier lugar, es siempre mucho más que completar una colección de "cromos" Chateaubriand sabía de lo que hablaba.
Un abrazo, Isabel

NáN dijo...

Como la foto no la hizo Chateaubriand, Roma sigue siendo Roma.

Las ciudades antiguas super-restauradas me dan grima.

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

El 21 regreso allí; siempre se descubre Roma.

mariajesusparadela dijo...

Las ciudades de siempre nunca se acaban de conocer. Ni siquiera viviendo en ellas.
Tanto esconde la piedra , de otros tiempos.

Bertha dijo...

Las ciudades se tienen que patear es que la indiosincrasia esta en las partes viejas de cada urbe es de donde esta el fundamento de cada cosa.Perderse en su historia pero todas.

Feliz día Isabel besos.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Chateaubriand. Se deben pisar, caminar, oler, las calles de Roma una a una para sentirla y disfrutarla.

Un fuerte abrazo, querida Isabel.

Cayetano dijo...

Y yo me sé de una que se ha recorrido un montón de veces muchas de sus calles, tanto por placer como por conseguir documentación.
Un saludo.

yolanda carrasco dijo...

De acuerdo con Chateaubriand.
Me encantaría ir a Roma. Te felicito por conocer tan bien esta ciudad, maravillosa, única e irrepetible.Muchos besos, Isabel.

virgi dijo...

Roma es y será un lugar para conocer y recorrer, lleno de posibilidades, aunque los romanos los encuentro bastante tontos...debe ser lo de ir de turista (bueno, también he ido invitada por gente de allí de toda la vida, ja ja).
Bueno, lo cierto es que cada vez que he ido siempre me emociona algo nuevo, cuando no es la iglesia de san Luigi, es la fuente del Tritón, la iglesia de san Ignazio o la de Borromini...en fin...¿qué puedo decirte que tú no sepas?
Un gran abrazo, querida Isabel, Maestra.

Patzy dijo...

Dice Antonello Venditti en su canción: "Quanto sei bella Roma (qué hermosa eres Roma)/...cuando se hace la noche / y la luna se refleja/ dentro de la fuente /
y las parejas se van marchando / Eres tan bella cuando llueve / Eres tan grande Roma / cuando atardece / cuando el color naranja / rocía las siete colinas / y las ventanas de tantos ojos / te admiran qué bella eres!"...
Ya sabes...soy tan fanática como tú! Si Dios quiere, el año próximo estaré paseando otra vez por sus calles, esas que Chateaubriand describió tan bien. Abrazo, Isabel!

Isabel dijo...

Sólo he ido un avez a Roma, pero recuerdo más esos rincones que todo lo que las guias publicitan.

Abrazos

Natàlia Tàrraco dijo...

Le doy la razón ¿cuántas Romas encierra Roma? nunca se termina de andar calles, plazas, rincones, aromas, atmósferas...Roma infinita, añorada, siento nostalgia romana, volveré a Roma siempre.
Besitos y gracias por tu visita a mi adormecido blog, espero regresar pronto...y a Roma.

Carmen Cascón dijo...

Pues entonces no he visto Roma. La verdad es que sólo he estado una vez, así que no puedo decir que haya visto esa maravillosa ciudad.
Un beso

profedegriego dijo...

Querida Isabel, no sabría calificar a nuestra Roma con un único adjetivo; como una caja de sorpresas, esta Urbs esconde mil Romas en una sola, y esas mil, pluscuamperfectas, pasadas, presentes y futuras, se abren en un abanico sorprendente para todos aquellos que se acerquen con amor a conocerla, a profundizar en su enigmática belleza, a dejarse cautivar por su espléndida atracción.
Mil bicos, cara.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola isabel martinez barquero, sobretodo a lo largo de la via Appia hay unos jardines que quitan la respiración... ¡Ya me gustaría a mí disfrutar uno de ellos! En cuanto a tu reseña, te estoy muy agradecida y se que los lectores la valorarán también. Besazos.

Saludos, dhyego, si no tienes buenos recuerdos de esa ciudad, URGE un nuevo viaje... Ja, ja. Estoy segura de que tendrás una experiencia más positiva. Besazos.

Hola dapazzi, estoy de acuerdo contigo. Esa calle, desconocida para la mayoria de la gente, tiene un encanto especial. O, al menos, a mí me lo parece. Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola xibeliuss jarr, desde luego los "cromos", por bellos que sean, no alcanzan a describir un lugar ni mucho menos su espíritu. Besazos.

Hola Nán, comparto totalmente tu opinión. Hay que ser muy prudentes con las restauraciones, porque a veces destrozan. Quitar la pátina del tiempo es afectar a la memoria. Besos, querido amigo.

Hola maria luisa arnánz, envidio tu viaje a Roma dentro de unos pocos días. Siento una gran añoranza. Disfruta mucho. Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola mariajesusparadela, tienes mucha razón, no es fácil descubrir todo en una ciudad que se acerca ya a los tres milenios. Nos oculta mucho. Y eso excita también nuestra imaginación y nuestro deseo. Besos, querida amiga.

Hola bertha, así es. Caminar por las ciudades nos permite aspirar su atmósfera, ver a la gente que la habita, imaginarla en otros momentos, vivirla de una manera especial. Un abrazo.

Hola antonio campillo, de sobra sabes cuán cautivada estoy por Roma y su atmósfera. Me tiene atrapada como a un insecto lo atrapa la luz. Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola cayetano, creo que una de mis experiencias más gozosas en Roma ha sido, precisamente, el dejarme llevar en cada momento por la curiosidad, por la intuición, por mis propios pasos. No recuerdo haber cumplido, ni una sola vez, el plan previsto antes de poner un pie en la calle. Eso me ha hecho sentirme muy feliz. Besazos.

Hola , yolanda carrasco, estoy segura de que si alguna vez vas a Roma (lo que espero que ocurra pronto) te sentirás como si ya hubieras estado allí. Besazos.

Hola virgi, desde luego que es una ciudad para sorprenderse siempre. Porque incluo aunque vayas a lugares conocidos, ves cosas en las que no te habías podido fijar antes. Es lo que ocurre: cuando hay tanto para mirar y admirar, es imposible fijarse en todo. Besazos, querida amiga.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hay patzy, solo con leer la letra de la canción ya me emociono, me vibran todas las fibras del cuerpo. Es algo que no me ocurre con ningún otro lugar que conozca... Si hay vida antes de esta vida, sin duda yo debí vivirla allí. ¡Ojala yo pueda decir lo mismo, y visitar Roma el próximo año! Besazos.

Hola isabel, no me extraña lo que dices, porque en las ruinas está la imaginación, pero la vida está en la gente que hoy respira al mismo tiempo que nosotros, y se emociona como nosotros, y vive su vida cotidiana - con sus alegrías y sus tristezas - en cada rincón de una ciudad. Besazos.

Hola natalia tarraco, espero pronto tu regreso al blog. Ay, sí, los aromas, la gente, los colores... Roma tiene unos colores maravilloso que, espero, sepan conservar. Besazos y hasta pronto, querida amiga.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola carmen cascón, creo que la primera vez que se visita esa ciudad, salvo que se trate de un viaje largo, es difícil ver algo más que los monumentos y los lugares más importantes. Y además se han de ver bastante deprisa. Pero lo bueno que tiene Roma es que, siendo eterna, ahí esta para ser disfrutada de muchas maneras y durante muuuuucho tiempo. Besazos.

Hola profedegriego, no encuentro mejor descripción de las emociones que suscita Roma que la que tú misma has hecho. Me descubro ante tí y ante tu pasión romana. Besos.