jueves, septiembre 20, 2018

SAX, CON LA LITERATURA




Mario Vargas Llosa, cuando le fue concedido el Premio Nobel de Literatura en 2010, en su discurso de agradecimiento dijo —entre otras muchas cosas—:

“(…) un mundo sin literatura sería un mundo sin deseos, ni ideales, ni desacatos, un mundo de autómatas privados de lo que hace que el ser humano sea de verdad humano: la capacidad de salir de sí mismo y convertirse en otro, en otros [seres] modelados con la arcilla de nuestros sueños.”

Felicidades al ganador y gracias a quienes, día a día, nos ayudan a ser más humanos. 

3 comentarios:

Cayetano Gea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cayetano Gea dijo...

Me hacen reflexionar las palabras de Vargas Llosa cuando señala que una de las características de la literatura sería "la capacidad de salir de sí mismo y convertirse en otro, en otros [seres] modelados con la arcilla de nuestros sueños.”
Convertirse en otro. Esa es la idea.
Siempre me llamó la atención cómo el propio escritor a través de los años y de sus múltiples lecturas y escritos también se ha ido modelando y transformando hasta quedar convertido en una persona muy diferente, al menos ideológicamente, del joven que escribió, por ejemplo, La ciudad y los perros.
Mis felicitaciones por esa conferencia y por el certamen. La literatura siempre es una buena noticia.
Un abrazo. Isabel.

Isabel Barceló Chico dijo...

Gracias, Cayetano Gea. Coincido contigo en tus apreciaciones y, de alguna manera, también nosotros, aunque modestamente, claro, nos hemos ido transformando a través de nuestros trabajos literarios. Un abrazo muy fuerte, querido amigo.