jueves, enero 10, 2008

LOS PERSONAJES DE LA HISTORIA DE DIDO TIENEN LA PALABRA (XII).- EL GRANADO Y UTYKE

LA MUERTE DEL GRANADO




Con la conmoción generalizada de aquellos días y el luto siguiente nadie se percató que el granado de la plaza dejó de florecer.

Era el mismo ejemplar que escogió Dido y dispuso plantarlo frente al templo de Juno como otro símbolo más de feminidad para que alborozara el piar de los pájaros, amenizara tertulias con su sombra y proveyera de frutos a los caminantes del desierto.

Pasó desapercibido el cuarteo de la corteza, la aflicción de las hojas, la podredumbre de las raíces, el marchitamiento de las yemas.

Murió el árbol en un olvido absoluto. No tardó en ser seca leña apetecible a la carcoma. Un día de nieblas fue presa del hacha y sus restos quemados. Lo sustituyeron por otro.

Sus cenizas fueron a dar a un erial donde acabaron mezcladas con los restos de la pira donde se vertió la sangre de la reina.

La diosa Flora lloraba en recuerdo a Dido y al amor que ésta demostró siempre al mundo verde. En su honor modeló con las cenizas del granado una semilla y para su color posterior, empleó una tintura diluida de sangre de reina y lágrima de diosa . Y allí mismo dejó la simiente para que se hiciera brote.

Aristarco el pensativo, hijo de un discípulo de Filón, al pasear meditando sobre la existencia o no de los dioses, encontró una bellísima flor en una escombrera. Nunca había visto una flor semejante. Quedo tan deslumbrado y absorto que convino que deben existir porque dejan rastro divino de su presencia. Otra cosa es que nos convenga hacerles caso siempre, sostuvo.

Aquella flor todavía perdura en nuestros días con el nombre de Rosa de Alejandría o peonía.

Escrito por UN GRANADO que da nombre a la plazuela junto al templo de Juno en Cartago (Goahtemala). Enlace en la columna de la derecha.


UTYKE


Utike fue educada en un ambiente poco propicio para que adquiriera un comportamiento más o menos ético. Sus padres, escasos de medios, apenas prestaron atención a la educación de Utike. Su infancia se desarrolló entre mendigos, ladrones, prostitutas, bandidos, magos, brujos… que la dejó marcada para siempre, en su relación social.

Era una niña que destacaba más por la astucia y picardía adquirida en sus juegos callejeros, que por la inteligencia, pero serian las experiencias adquiridas en la calle, junto con la educación recibida en casa del tío sacerdote flamin de mayor rango, situada cerca del Templo de Hércules, héroe-semidios y adosado al palacio real y con la libertad absoluta de recorrer por patios, jardines, aposentos… nada se le escapaba, aprendió como usar sutilmente el arte de fingir, que practicaba con cierta frecuencia, no lo olvida cuando tiene que comunicarle, a su manera, al rey Yarbas (del que está enamorada) alguna noticia sobre algo relacionado con Dido:


-He sufrido por ti estas últimas horas - dijo Utike -. temiendo que Dido aceptara tu propuesta… … mañana ofreceré un sacrificio a Hércules, púes hubiera sido terrible que te casaras con esa fenicia - comentaba con felonía Utike mientras aguantaba estoicamente la furia de Yarbas al verse despreciado por Dido.



Con mucho mimo le dio las vestimentas secándole antes el cuerpo y, dándole un suave masaje, le dice con dulzura y fingida inocencia:

- La reina vive en concubinato con el jefe de los troyanos, obsequiándola con joyas y hermosos ramos de flores traídos expresamente para ella del extranjero.

Cada palabra que decía Utike, era un puñal que le clavaba en el corazón a Yarbas. Sonríe ante la cólera que ha provocado en el rey, pero su sonrisa es fruto del desencanto y sufrimientos anteriores a su situación actual. Lo hace y seguirá actuando de esa manera, pero en el fondo la venganza no le satisface.

La señora Imilce continúa narrando la historia de la reina Dido ante una multitud de personas que insistentemente le piden que prosiga con los hechos, quieren saber las maldades que tío y sobrina habían utilizado.

De vez en cuando hace pequeñas digresiones respecto al tema principal. Al mirar hacia el lugar donde se hallaba Jacinta, le recordó que en la cena ofrecida por Yarbas a la reina Dido, el corazón de sus abuelos, la danzarina Dincer y el filósofo Filón, fue atravesado por la implacable flecha de Cupido.

Karo no cree que entre los ancianos allí presentes pueda ocurrir lo mismo. A lo que muy sabiamente contesta Imilce “que la edad no nos protege de las pasiones” planteándose una ardiente discusión sobre la fuerza del amor a ciertas edades.

Mientras tanto, Yarbas y Utike sentados en uno de los patios de palacio, hablan sobre la problemática del cese del terreno a los fenicios para crear una ciudad, de la “odiosa Dido” a la que aun sigue amando, aunque sus palabras digan lo contrario.

¿Qué conclusiones sacaran de la conversación mantenida?



Escrito por UTYKE, sobrina del sacerdote de Hércules (Nina). Enlace en la columna de la derecha.

NOTA.- He realizado una propuesta a nuestros amigos que han participado como personajes en la historia de Dido. Consiste en que cada uno de ellos escriba un breve texto para darnos a conocer algo más de su personaje de ficción. Por ejemplo, cual fue su futuro, o su pasado, o qué opinó o sintió respecto a los acontecimientos narrados. Ya estamos en enero y aún quedan algunos textos por colgar. No podré aceptar otros nuevos, pero sí anunciar aquí que se cuelgan en la página de su autor/autora. En cualquier caso, gracias a todos.

*Detalle de un árbol. Jardín Botánico. Valencia.
** Detalle de la fuente de las Cuatro Estaciones. Valencia.
***Detalle de un estanque. Jarín Botánico. Valencia.
****Figura femenina. Museos Capitolinos. Roma.
*****Detalle de escultura de una pareja. Jardines de Monforte. Valencia.
******Detalle de un relieve en terracota. Museo Etrusco. Villa Giulia. Roma.
*******Detalle del artesonado de una de las Salas Borgia. Museos Vaticanos. Roma.

mujeres, relatos, historia, fotos

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Una maravilla por tu parte.Cuando mejore, te contestaré como mereces por tu gran esfuerzo
y gracias por la publicación
Un gran besazo Nina

Jake dijo...

isabel la romana...
cómo me gusta tu sentido de equilibrio entre imágenes y textos...genia .
me voy, nos vemos

Lady Zurikat dijo...

Imagenes y textos, je, justo lo que necesito ahora. Me encanto el texto de Tony,ya fui a dejar mis felicitaciones (si cae a mi pagina invadida por Lizzie va a salir huyendo). Ya hice lo que me pediste. Largo, parece, pues en mi lectorio, hay mucha gente corta de vista que no ve una vaca en un baño y parece un evangelio de Juno, pero bue...
Me encanto la historia de la peonia, originaria de China, causalidades... Y Utike, que de tal ambiente termino bancandose a Yarbas.

Rodolfo N dijo...

Agoté todos los elogios en tu fascinante viaje por las letras.
Bello, amiga
Besos

∂ZuL™ dijo...

Cada vez disfruto el hecho de ver los personajes detallados, todo esto es para conocer como se ira desarrollando una historia que seguro iras haciendo, besos hermosa!

Goathemala dijo...

Gracias por tu detalle Isabel y por editar un texto que te serví crudo y escribí atropellado.

Contesto a Lady Zurikat, que la rosa de alejandría y la peonía pertenecen a las familias de las Ranunculáceas que engloba dos mil variedades como poco. En realidad la rosa de Alejandría es más parecida a la Rosa damascena (o turca). Puse peonía (que es efectivamente originaria de Asia) porque es la más similar para todos aquellos que desconozcan como es la rosa alejandrina.

:-) Trabajé cuatro años en un vivero y eso deja huella.

--
Saludos.

Ricardo Sergio dijo...

Isabelm
Blog es maravilloso.

Felicitaciones,
Ricardo Sergio
Faça la Diferencia!
http://facaadiferenca.blogspot.com

Marco dijo...

Lo siento, pero no hablo muy bien español. Que sus lectores estén interesados en la siguiente competencia.
Gracias
http://www.miodestino.co.uk/blog/2008/01/10/%c2%a1competicion-de-la-ropa-interior-del-dia-de-valentines-anunciada-ahora-entre/

y

http://www.hypnotiquelingerie.com

Gabu dijo...

Es increíble como cada ínfimo detalle de tus relato continúa enlazándose palabra tras palabra...

P.D.:En verdad ISABEL amiga,querría colaborar con tu invitación pero sigo sin encontrarle la vuelta al ovillo... :(

TE DEJO MIL BESAZOS JUNTO A MI CARIÑO!

Leo Zelada Grajeda dijo...

Y como va el libro?

PAZ TRAVERSO dijo...

Hay paisajes inigualables en tu texto !!!!

EL HIPPIE VIEJO dijo...

BIEN POR MI "SOBRINA" UTYKE!
BUEN ESCRITO
LÀSTIMA QUE EL SACERDOTE DE HÈRCULES,(YO), NO TENGA LA CAPACIDAD DE HACER LO MISMO.

MIS SALUDOS PARA NINA E
ISABEL!

BESOS

ADAL

BETTINA PERRONI dijo...

Por cierto, como que ya va siendo hora que las pocas palabras que tenga que decir la nuera de la señora Imilce las haga públicas ;)

Deja trabajo en ello de una vez por todas.

Un abrazo enorme Isabel :)

TICTAC dijo...

Ave Isabel!

Enhorabuena a todos tus pupilos..y a ti, seguramente Musa inspiradora pero tambien podrias ser la Diosa Protectora de los personajes de la historia de Dido...de todas formas que sigan muchos exitos en este 2008!!

Un beso

cieloazzul dijo...

uffffffffff!!!
que maravilla de escritos amiga...
impresionante!
besos!

Isabel Romana dijo...

Hola nina, gracias a t� por el esfuerzo realizado para esta colaboraci�n. Un abrazo enorme y mej�rate.

Hola jake, que disfrutes mucho de tu descanso y hasta la vuelta. Besotes.

Hola lady zurikat, ya est� puesto el enlace a tu texto, pues acabo de volver tras el fin de semana. No me extra�a que te hayan gustado los textos, est�n todos estupendos. Un abrazo enorme.

Isabel Romana dijo...

Hola rodolfo n, muchas gracias por tu visita. Creo que los participantes estarán encantados al saber que os gustan sus textos. Un abrazo y hasta pronto.

Hola azul, en realidad la historia ya está escrita y colgada en el blog entera, esta parte la hemos hecho para curiosear acerca del destino de algunos de los personajes, los que han querido o podido hacerlo. Besos y hasta pronto.

Hola goathemala, desde luego que el gusto por la naturaleza se te ve de lejos, así que el que hayas trabajado en unos viveros no me extraña nada... Te quedó muy bien el texto, muchas gracias por tu inestimable colaboración.

Isabel Romana dijo...

Hola ricardo sergio, muchas gracias por tu visita. Pasaré por tu casa con mucho gusto. Saludos cordiales.

Saludos, marco y bienvenido.

Saludos gabu, no pasa nada aunque la reina de las diosas, Juno, no diga nada: ya ha dicho bastante, ¿no crees? Un abrazo muy, muy fuerte, querida amiga.

Isabel Romana dijo...

Saludos, leo zelada grajeda, celebro tenerte de nuevo por aquí. Creeme que me gustaría ver convertido en libro esta historia. Quién sabe...

Hola paz traverso, como ves los colaboradores de esta historia han trabajado muy, muy duro y con mucha competencia. Besitos, guapa.

Hola hippie viejo, todo sería cuestión de ponerse... Pero vaya, ya ves que tu "sobrina" está que se sale. Un beso muy fuerte y hasta pronto.

Isabel Romana dijo...

Hola bettina perroni, temo que la nuera de la señora Imilce haya hecho tarde... De todos modos, si queda algún rezagado con ganas de preparar algún texto, y si tienen paciencia, puedo colgarlo más adelante. Un besito muy fuerte y hasta pronto.

Hola tictac, muchas gracias por tus buenos deseos para el 2008 y gracias también por tu afecto hacia nuestros colegas, que se han metido de lleno en sus personajes. Un abrazo enorme.

Clarice Baricco dijo...

Mook se ha acercado al granado.
Qué lindura de texto. Sobrepasa.

Seguimos...

Besos.

Leodegundia dijo...

Otros dos buenos relatos, si bello es el del granado, el de Utyke describe a la perfección a ese personaje al que le tocó una vida bastante dura y difícil.
Felicito a ambas escritoras.
Un abrazo

victor lopez ruiz dijo...

Gracias por visitar mi blog y por tu comentario, espero poder repasar el tuyo con mas detenimiento y compartir inquietudes y creatividad.

Un saludo