miércoles, septiembre 10, 2008

ARREPENTIMIENTO



No fue la vida muy amable conmigo.
Joyas me dio, pero jamás belleza.
No me dio gracia ni alegría
así que mi casa nunca estuvo llena de voces
ni de risas
y era el mármol tan frío,
tan desnudo…

No me quedó más remedio
que vivir en honesto retiro
y entretener las horas tejiendo
bellos vestidos que nadie vió.
Tengo mi alcoba llena.
Pero mis manos, torpes ya,
no recuerdan la caricia del hilo
y en mi vejez no me consuela haber sido ejemplo
de mujer sencilla y virtuosa.

Tal vez me equivoqué desde el principio.
Tal vez debí exhibir mi fealdad y mis riquezas
Y hacerme apetecible.
¡Qué estúpida! ¡Qué necia!
Con qué soledad tan grande
estoy sufriendo el castigo.



*Cabeza de anciana. Museo Massimo alle Terme. Roma.
** Detalle de mosaico. Museo Massimo alle Terme. Roma.

, , ,

33 comentarios:

Kurtz dijo...

Bienvenida de tus vacaciones que espero que hayas disfrutado igual que nos haces disfrutar con tus textos.
Besos.

Luz de Gas dijo...

Nunca es tarde

GABU dijo...

Me ha sorprendido èste poema mi querida amiga...

¿Còmo se puede pensar que la sencillez y el virtuosismo han de ser castigados?

P.D.:Nunca serà tarea simple poseer el arte de abrirse camino como ejemplo en vida pero serà recuerdo seguro aunque ingrato en la muerte...

¡¡ME GUSTA MUCHÌSIMO ESTA ETAPA DE FRASES Y POESÌAS!!

TE DEJO UN BESOTE LLENO DE CARIÑO ISA ♥
Y te dejo tambièn mi inmensa alegrìa por tu regreso :)

brujodoncarlos dijo...

Sí, se equivocó pero, como dice Luz de Gas, nunca es tarde ;)

Saludos

CORNELIVS dijo...

AVE ISABEL, CORNELIVS TE SALUDA!Devuelvo tu amable visita a mi blog, para agradecerte tal visita y tu amable comentario.

Ha sido para mi un placer conocer de tu existencia, saber de tu blog y que compartimos ambos el amor por la antigua Roma. Me ha encantado que compartamos esta afición. En mi blog, como puedes observar, hablo de todo; pero cada vez que puedo aprovecho para hacer una entrada sobre personajes de Roma, o sobre grandes batallas, sucesos históricos, costumbres de Roma, y, en general, de todo lo que directa o indirectamente tenga que ver con esa bendita civilización.

Tu blog me ha gustado tanto que te he añadido inmediatamente a la lista de mis blogs favoritos.

Te leeré con frecuencia.

RECIBE UN CORDIAL SALUDO.

Anab dijo...

Mucha gracias por tu visita, y por tus maravillosas fotografías. Ya conocía tu serie de la Buena Diosa, el famoso jaelo en que se metió Clodio, y ahora me meteré a leer la muchacha de Cátulo.
Por cierto, el poema es muy bueno, una reflexión desde lo más oscuro del alma.
Saludos

Raúl dijo...

Precioso texto.
Qué jodidamente malo es arrepentirse por no hacer.

Rodolfo N dijo...

Que bien escrito, que duro y que fuerte...
Realmente me dejaste pensando, amiga.
Un beso

Kostas Kamaki dijo...

Vaya, vaya, ¡también poetisa, mi querida amiga!, jejeje.

besos desde la mar, guapa.

Clarice Baricco dijo...

Amiga, has regresado más fuerte de lo que eres. El poema es precioso. Poderoso. Se siente.

Gracias como siempre.

Abrazos.

G

La candorosa dijo...

Que tristes se sienten las palabras de alguien que no se ha permitido vivir lo deseado...
Interesante personaje.

Saludos!!!

ybris dijo...

Sencillez y virtud no son al final consuelo si se ha perdido la oportunidad de disfrutar.
Sabia reflexión en boca de una vida larga y provechosa.

Bello poema.

Besos.

almena dijo...

Alegría volver a encontrarte después de las vacaciones, querida Isabel.
Tu faceta poética no desmerece en absoluto de tu prosa. Este poema es pleno. Da en la diana transmitiendo la amargura de la soledad y la frustración.
Besazo!

Manuel Márquez dijo...

Poema triste y de despecho, compa Isabel, pero hermosamente trovado. No me constaba, por cierto, tu vena poética, pero ya veo que también te manejas en ella de manera fenomenal.

Un fuerte abrazo.

M@riel dijo...

Unos versos preciosos, Isabel. Impactan y sacuden... realmente hermosos. Saludos afectuosos.

without dijo...

Ave Isabel,

Cuando el inverno llega a la vida, no es momento de recordar la pasada primavera.

Besos de tardío verano

SELMA dijo...

Precioso y triste poema de lo que podría ser el balance de una vida echada a perder... Me recuerda esta mujer de Pompeia que murió aferrada a sus joyas y que por el exceso de peso no pudo escapar de la "parca"...

Un beso cariñoso, Isabel, y como siempre un inmenso placer pasearme de tu mano por tu casa...

Gab dijo...

Triste y hermoso como dice Selma, pero por lo menos ella llegó a arrepentirse, quiere decir que llegó a ver que podría ella misma haber sido de otra manera, para mí ya deja de ser una persona fría al ver que lo pensó...


Excelente poema, querida Isabel.

Un beso

Rosa Silverio dijo...

Bienvenida nuevamente, querida Isabel.

Sí que me ha gustado este poema. Lo he leído varias veces ya.

Dicen que nunca es tarde... pero quizás sí lo sea para el personaje del poema.

Lo que concluyo es que hay que vivir la vida intensamente, no dejar de hacer nada por el qué dirán, porque a fin de cuentas, eso es lo único que nos queda.

Abrazos y me alegra tu regreso.

Rosa Silverio dijo...

Por cierto, me encanta eso de que nos sorprendas de vez en cuando con un poema.

Y con esa calidad, es para esperarlo con ansias.


:)

BETTINA PERRONI dijo...

Creo que el peor castigo que puede tener uno es el que se auto-impone... porque sabemos precisamente donde duele más.

Es cierto... tonta!, la belleza no lo es todo... la vida a veces se nos puede escapar por una idea, por no atrevernos a dar un paso fuera.... muchas veces tarde es ya... ahora...a contemplar desde el ventanal ese tiempo que no volverá.

Hola Isabel, aqui pasando a dejarte un saludo.

Besitos,

Isabel dijo...

Desgarrador. Más le hubiese valido una sonrisa que la hubiese embellecido por dentro y por fuera. Besos.

∂ZuL™ dijo...

Un poema increible... la verdad despues de mucha ausencia de mi parte... volver a leerte me atrapo de nuevo!

Bethania dijo...

Que buen poema Isabel!, no te conocía ese lado, repítelo más seguido.
BEsos

Leodegundia dijo...

Demasiado largas tus vacaciones, menos mal que ya estás de vuelta para hacernos disfrutar con tus artículos.
El poema de hoy muy bueno.
Un abrazo

loslibros dijo...

Bonito, muy bonito.

Isabel Romana dijo...

Queridos amigos, os pido disculpas por no responderos individualmente, pero voy un poco liada por razones familiares y me marcho el fin de semana fuera. Besotes.

SELMA dijo...

No hace falta que te disculpes Isabel, te esperamos... Siempre... Buen Finde! Y un beso!

Gabriela dijo...

Hermoso.

Abrazos.

Umma1 dijo...

Precioso Isabel, realmente precioso.

Qué rostro tan fuerte el de ese marmol.
Tiene una fuerza en la mirada que impone respeto.

Me encanta la lectura que hiciste de él.


(Me estoy volviendo loca, para dejar mis comentarios. Verificá cuantas veces entré en un rato. No sé que pasa, que no me da la opción de pblicar el comentario. Grrr. Ahora probé desde el blog de Heriberto y por suerte, aparece)

Mega dijo...

¡Qué poema!

Parece tal como si lo hubiera escrito una mujer del pasado...

Saludos cordiales

psique dijo...

¡Qué preciosidad de poema! Deja ver una gran sensibilidad y un especial duende para esto de la lírica.

Creo que sería buena cosa que te prodigaras más en el arte del verso pues, no tengo duda tras esta bella muestra, tienes facilidad y encanto para ello. Y, además, los que te visitamos y, como yo, somos entusiastas enamorados de la poesía, nos sentiremos doblemente a gusto en esta casa.

Muchas felicidades de quién, modestisímamente, anda coqueteando con la poesía hace tiempo.

Un abrazo

Andrés Glez. Déniz dijo...

¡Cuánta sabiduría desengañada!