miércoles, septiembre 24, 2008

JUEGOS DEL ISTMO


Vine a los juegos cansado y derrotado,
Abatido por las flechas adversas de Eros,
Llevando como escudo el plomizo y amargo corazón.

Vine creyendo que todo había acabado,
que nunca más unos labios podrían ser más dulces
que el consuelo de una copa de vino.

Pero tú, amigo mío, has irrumpido como un joven Apolo
dispuesto a iluminar el mundo con el rayo instantáneo
de la adolescencia.

Te he visto detenerte un instante en la salida,
la cabeza inclinada y orgullosa,
singular entre otros atletas.

Más ligero que Eolo, más suave que la brisa,
tu cuerpo ha sido un relámpago de músculos brillantes y
[tensados;
tu cabellera, un incendio avivado por el sol.

¡Oh Alexias! Mi corazón ha volado más rápido que las
[sandalias
que le has robado a Hermes,
pues ya te amaba antes de que te adornaran con las cintas
que te señalan como vencedor.

* Detalle de la escultura de varón conocida como “Apoxímenos”. Museos Vaticanos. Roma.

35 comentarios:

fgiucich dijo...

He vuelto con las retinas impregnadas que Roma nos regala para siempre. Abrazos.

La candorosa dijo...

¡¡Cómo impacta la belleza!!
¡¡Cómo enamora lo que sorprende!!

Bello texto, gracias por compartirlo con nosotros.

Saludos.

Natasha dijo...

Hola ISABEL!! un saludo para ti y para los juegos del Istmo...

me encanta la imagen esculpida de Apoxímenos, realmente bella, apolínea, erotica, imponente... y el poema waoo divino, una exquisita apología para el afortunada Alexias, atletico vencedor de corazones

Va un abrazo Isa, y mucha admiración para ti mi querida poeta

Isabel Romana dijo...

Hola fgiucich, dentro de dos días voy yo para allá. Con las pupilas sedientas... Un beso enorme.

Isabel Romana dijo...

Hola la candorosa, supongo que lo de la belleza lo dices por el Apoxímenos y también por ese imaginario Alexias capaz de conquistar tan rápidamente un corazón. Besitos.

Isabel Romana dijo...

Hola natasha, como poeta no soy gran cosa, la verdad, otro asunto es que me leais con buenos ojos. Estos son algunos poemas antiguos que me he decidido a desempolvar, puesto que van en línea con la temática del blog. Respecto al Apoxímenos, es una escultura verdaderamente preciosa, es un hombre perfecto. Lo encontraron en un sótano del Trastévere en Roma, y la calle se llamó desde entonces "vicolo del atleta", puesto que es un atleta que se está limpiando con una rasqueta. He elegido esta fotografía porque otras en las que se le ve de frente o más de perfil hay tanta gente alrededor que no resultan adecuadas. Un beso enorme, querida amiga.

Antiqva dijo...

Magnifico poema amiga... Ah, esa atraccion de los antiguos por los jovencitos, que tan bien evocas...

Un abrazo, amiga

SELMA dijo...

Leyendo tu precioso poema y viendo esta escultura, no sé porque me recordaron otros dos nombres: Adriano, cansado casí derrotado, y Antinoo con su insolente belleza.. aunque efímero haya sido su paso por este mundo...

Un beso cariñoso, Pulchra Isabel!

Antiqva dijo...

Amiga, no puedo bloguear mas... El motivo es que son piezas propias y no tengo mas. Hasta que no compre otra no puedo hacer nada...

Ja,ja,ja

Y Maria dice que como compre mas me mata.... Ya no caben...

Un abrazo

Perlita dijo...

¡Qué capacidad para enamorarse que tenían estos romanos! La verdad es que esos cuerpos tan perfectos...Y me paro a pensar en las manos prodigiosas de quien es capaz de modelar así el duro mármol...Aunque no sé si es mármol, solo me lo figuro. ¡Qué ganas de volver a Roma!
No te conocía como poeta, amiga...
Un fuerte abrazo.

Luz de Gas dijo...

Que maravillosa escultura y bellas palabras.

Me has dejado como si hubiera competido en los juegos

Saludos

Antonio Serrano Cueto dijo...

Todo disfrute. Me quedo con este verso: "Llevando como escudo el plomizo y amargo corazón". Saludos.

GABU dijo...

"...Llevando como escudo el plomizo y amargo corazón..."

Cuanta identificaciòn siento al leerte ISABEL AMIGA...

P.D.:Tal vez llegue ese bendito dìa en que dejemos al corazòn sentir y no blindarnos...

TE DEJO MIS BESAZOS GIGANTES :)

Birdelo dijo...

Muy buen resital, me gusta muchisimo.-

Saludos y gracias por tu visita...

Isabel dijo...

Precioso poema de amor diferente. Besitos.

Raúl dijo...

Me encanta el escorzo de esa escultura.

Alyxandria Faderland dijo...

Hummmm ese amor vencido por la perfeccion de un atleta! Dejemos a los amantes en paz, me gustaria meter las narices en la intimidad de los atletas, sus rutinas, como entrenaban, como controlaban sus tiempos; por lo que se era tanto o mas exigente que hoy y tambien existia la presion de ser el mejor como fuere y hasta el merchandising. Juro que no es por meterme a ver hombres en bolas (incomodas las tunicas para el deporte) sino para ver los elementos de la epoca para el jercicio. Por cierto, a mi me quisieron enganchar para un triatlon con relevos para la parte acuatica y casi me da un ataque de risa: es que no se dieron cuenta que... ¡soy una dama!
Que la diosa Flora les de un otoño leve, la primavera aqui es gris, fria y ventosa, lo que se dice un autentico asco.

Armida Leticia dijo...

¡Bella imagen, ángulo perfecto, texto encantador!

Desde México.

Ventura dijo...

Tras el verano regreso a la rutina laboral y tu "casa" me sigue aportando un remanso de belleza y emoción. Gracias.
¡Qué sensación de envidia me ha producido ese "flechazo"!
¡Yo también quiero!

Ventura dijo...

Por cierto, me he puesto al día con los atrasos y me ha causado curiosidad el que nadie reparara en los "seguramente bien intencionados" acompañantes de Lucio Cesar que, precavidamente, "apagaron las antorchas" y la mano que "aferra la suya y lo hace avanzar entre las sombras" con el indudablemente piadoso propósito de "hacerle un bien" al muchachito de 12 años, mostrándole el lado poco honorable de su madre.
Buenas almas de ese tipo, parece que han existido desde hace mucho.
Nuevamente, un saludo.

Leodegundia dijo...

Me gustó mucho este poema que por lo que veo está inspirado en esa estatua. Eres una buena escritora de temas históricos, no sabes con que ilusión espero que algún día publiques un libro.
Un abrazo

loslibros dijo...

Precioso poema.

Tomás dijo...

Hola querida ciudadana romana

que los dioses estén de tu parte porque te he de agradecer las legiones de cariño que me has enviado
y he de invitarte a mi nuevo coliseo, mi hotel del alma

besos

http://tm0809.blogspot.com/

ANABEL dijo...

Pues tu dirás lo que quieras sobre tus cualidades poéticas, pero a mi me ha gustado mucho, creo que captas perfectamente tanto la forma como el fondo.
Este amor que despierta el joven atleta, también lo hacen nuestros grandes deportistas de hoy, ¿no crees?
Me repito por enésima vez con lo de las fotos.... me encantan ¡que envidia más mala me das!.

CORNELIVS dijo...

"Mi corazón ha volado más rápido que las sandalias..."

Antes, ahora, y siempre, el amor y/o la atracción, ese sentimiento eterno del ser humano, ha hecho, hace y hará que no todo esté perdido.

Bonito poema, Isabel.

Un abrazo.

M@riel dijo...

Al igual que Antiqua, me he acordado de Antínoo y Adriano, pero también de Apolo y Jacinto. Un poema muy hermoso: evocador, intenso, todo un canto a la belleza... ¡Felicidades, amiga!

Palmoba dijo...

Muy bonito y muy elocuente, romana!!!

iralow dijo...

Te debo unas letras, aunque no lo recuerdes, yo no lo olvido...no me dejo, y me encantan estas últimas tuyas...diferentes

Besotes

Pastabaseros Football Club dijo...

la muerte es como un flaite
del que escapai
e igual te alcanza



-George Best-

Aurefaire dijo...

suspiros...
el amor... si llegas a ver a cupido pegale un par de golpes de mi parte jiji
la poesia esta bellisima amiga!!!!!!!!11

un detalle: me cuesta horrores entrar a tu pagina, cada vez q intento se cierra el explorer. Se ve q hoy he tenido mucha suerte!!! tienes idea q puede ser????

te mando miles de besitos dehada por todos los dias q quise y no pude visitarte...
:D

MaleNa dijo...

Es fascinante el poema, tus letras ensueñan como la Roma.

La escultura Apoximenos es una maravilla y todo construye "la belleza"
Gracias querida Isabel, por tanto.

Un abrazo enorme para vos, siempre.


MaLena.

ybris dijo...

Se te lee con el placer de la lectura a los clásicos.
Se siente el salto de la derrota al éxito, de las flechas adversas a las favorables.
Mi enhorabuena, poeta.

Besos.

Isabel Romana dijo...

Queridos amigos, muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios. Como veréis por el post siguiente, he estado preparando un viajecito a Roma y no he podido responder a vuestros comentarios ni visitaros como me hubiera gustado. A mi regreso prometo visitarlos enseguida. Un abrazo enorme.

∂ZuL™ dijo...

Que escrito tan bello y sublime.... sin duda valio la pena la espera...

Anónimo dijo...

ooh! Isabel...tienes el corazón de caricias y suspiros,,,corro a calzarme las sandalias..no me hacen falta mi corazón corre más!!! Oh ! que dulce! Saludos Jxhóse