miércoles, octubre 29, 2008

SIESTA CON EL POETA OVIDIO

El poeta Ovidio se tiende sobre el lecho para descansar a la hora de la siesta un caluroso día de verano. Y esto es lo que ocurre cuando hasta su cuarto llega su amada:

“He aquí que llega Corina, vestida con una túnica sin ceñir, su cabellera peinada en dos mitades cubriéndole el blanco cuello (…)

Le arranqué la túnica, aunque por lo fina que era apenas suponía estorbo; ella sin embargo luchaba por taparse con la túnica; y luchando como si no quisiera vencer, fue vencida, mas sin dolerse de su rendición. Cuando quedó erguida sin vestiduras frente a mis ojos, en ninguna parte de todo su cuerpo encontré defecto alguno; ¡qué hombros!, ¡qué brazos tan hermosos vi y toqué!, ¡cuán a propósito era la forma de sus senos para apretarlos!, ¡qué liso su vientre bajo el terso pecho!, ¡qué anchas y estupendas sus caderas!, ¡qué juvenil su muslo!

¿Para qué contarlo todo minuciosamente?: nada vi que no fuera digno de elogio, y desnuda la estreché contra mi cuerpo. ¿Quién no adivina lo demás? Fatigados luego, estuvimos descansando los dos.

¡Ojalá tenga yo muchos mediodías como éste!”


OVIDIO.- "Amores"
Traducción de Vicente Cristóbal López



NOTA :En Kala Editorial está colgado mi relato “La decisión de la reina”. Quienes no lo hayan leído y les apetezca conocerlo, pueden leerlo aquí y, si les gusta, otorgarle su voto. El botón para votar está en la parte superior de la página, antes de que empieze el texto.

* Figura femenina, quizá retrato de Cleopatra. Museos Capitolinos. Roma.

** Detalle de un friso en el foro de Nerva. Roma.

, ,

65 comentarios:

M@riel dijo...

"Amores" de Ovidio es una composición impresionante; me encanta el poema que hoy nos regalas. Un abrazo, Isabel.

Cornelivs dijo...

"...en ninguna parte de todo su cuerpo encontré defecto".

El amor, maravilla de sentimiento que, afortunadamente, ha acompañado al ser humano desde el inicio de los tiempos. Ojalá nos siga acompañando.

Un abrazo.

Antiqva dijo...

Amiga, uno no se cansa de leer y releer los textos de Ovidio. Es mi preferido en el mundo latino.

Por cierto, colgue un par de lucernas de nueva adquisicion...

Un abrazo, amiga Isabel

SUSANA dijo...

El refinamiento de Ovidio en "Amores" es conmovedor. Qué bella elección Isabel!

Muchísimas Gracias por este regalo para los sentidos!

Recibí mi Abrazo Enorme Querida Amiga!

TICTAC dijo...

Poeta galante de la Roma vividora y alegre. Ovidio era un gran entendedor de la psicologia femenina!!
Encantador texto.

Besos,Isabel!

La candorosa dijo...

Como disfrutaba Ovidio las siestas calurosas...
Bien por él!!!
Considero mejores, para tales aprontes, las noches frescas!!!

Excelente elección estimada Isabel!!!


Saludos!!

brujodoncarlos dijo...

Eso se llama elipsis ¿verdad? :)

Birdelo dijo...

Hola Isabel.

Muchas gracias por la visita.

Mira, ya he pasado por el escrito que hiciste, pero no lo leí, porque quiero estar más tranquilo y dentro de un rato debo salir...

La cuestión es que le di +10, y mañana si Dios lo permite, prometo leerlo...

Saludos!!!.

SELMA dijo...

Precioso el texto y preciosa la elección de la fotografia... Cierto es que el culto al cuerpo y su belleza, se puede constatar en los moldes que las victímas de Pompeya se hicieron... Realmente perfectos en su mayoría...

Una siesta, dos o las que tercien... Un beso IsaBELLA.

Isabel dijo...

Ojalá... besos.

Raúl dijo...

Tratándose de un poeta, viene al pelo decir que pasó de las palabras a los hechos.

javier dijo...

Isabel, tienes una sorpresa en mi blog.
Un abrazo.

Kurtz dijo...

Gran texto, grandiosa imagen y me quedo con la última frase:
"¡Ojalá tenga yo muchos mediodías como éste!"
Besitos.

Elsacelsius dijo...

Hermoso, muy hermoso...
Saludos, Isabel.

GABU dijo...

ISABEL... Mi querida amiga,he quedado perpleja ante la inmensa sensibilidad que OVIDIO ha plasmado en sus palabras!!!

P.D.:Me encantò dejarme llevar por la misma emociòn casi proyectàndome al instante...

Y que caballerosidad expresar: "...nada vi que no fuera digno de elogio..."

UNO Y MIL BESOTES...
Y GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS EXQUISITOS FRAGMENTOS!! ♥

█║▌│ █│║▌ ║││█║▌ ∂ZuL™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ ©2008 dijo...

Querida vengo a agradecerte la invitación que me hiciste llegar a mi correo electrónico, es un placer leerte como siempre lo hago, mil éxitos mas a tu vida!

Santos G. Monroy dijo...

Me encanta.
Esta descripción es la que habría que enseñarle a cierto amigo mío, un poco gañán el muchacho. Cierto día le pregunté qué le gustaba más de su mujer. Y la respuesta fue:

- Pueg que está to güenooo!

Charles de Batz dijo...

De Ovidio guardo un especial recuerdo de su maravillosa "Metamorfosis", en la que aprendí, apoyado también en la "Mitología" de Graves, todo lo que se del tema.De eso hace muchos años, lo cual hace que el recuerdo resulte más entrañable.

Pero si hay algo que quedó marcado a fuego en mí, fue su epílogo aquél que dice:

Y ya una obra he concluido que ni de Júpiter la ira ni los fuegos,
ni pudiera el hierro ni devoradora abolir la vejez.
Cuando quiera aquel día que en nada sino en el cuerpo este
jurisdicción tiene, el espacio de mi incierta edad acabe.
Con la parte aun así mejor de mí sobre los altos astros,
perenne, iré, y un nombre será indeleble el nuestro,
y por donde se abre el romano poderío a sus dominadas tierras,
con la boca se me leerá del pueblo y a través de todos los siglos en la fama,
si algo tienen de verdadero de los poetas los presagios, viviré.

(La traducción no es especialmente buena, pero es la que ahora tengo a mano)

Esa esperanza de perdurar en el tiempo a través de sus palabras, de sus letras, es algo que aún hoy permanece latente en nosotros. Es algo que vemos que en su caso, fue tal y como el presagiaba.

Salud

almena dijo...

Si es que las siestas son muy recomendables!

;)

Besos!

mia dijo...

Hoy me escapo del relato y me quedo solo compartiendo el deseo...

Ojalá tenga yo también muchos más medios días como ese...

Ja ja ja ja ja... de nuevo en casa, y a ver si me centro de nuevo :)

Manuel Márquez dijo...

Mediodías, y tardes, y noches, cómo no apuntarse a la "receta", compa Isabel...

Buen día y un fuerte abrazo.

Pía Bórquez dijo...

que siesta !!!!!!!!!!

presioso texto!

pd: estoy leyendo "Anibal" es entretenidisimo!!!!!

cariños

Los pasos que no doy dijo...

Qué descripción tan hermosa del momento del amor...

Un besazo,

Medraina dijo...

La siesta es la mejor hora del día para hacer el amor y Ovidio sabía muy bien de ello.


Un beso.

PD: Mandame un correo tuyo Isabel, que no lo tengo ;D

El Arte del Arte dijo...

Precioso texto de Ovidio!
La descripción es magnifica...
Ayer mismo vi en un escaparete de una libreria el libro de los "Amores" de Ovidio.
Mil besos!

fgiucich dijo...

Una perfecta siesta de amor. Abrazos.

Inuit dijo...

Hola Isabel,
Muchas gracias por tu visita y tu comentario en Inuit.
Un abrazo y auroras para tu tierra de azahar.

Goathemala dijo...

De Ovidio he leído el Ars Amandi. Una delicia que me trae gratos recuerdos y que dicen que a él le supuso el destierro.

"Como la tímida turba de palomas huye las embestidas del águila, como la tierna cordera se espanta en presencia del lobo, así huyen, aterradas, de aquellos hombres sin ley que las acometen, y no hubo una sola que no reflejase la palidez en la cara".


El libro que citas, Amores, que creo que fue su primera obra lo tengo aquí en casa sin leer. Y por el texto que pusiste ese hecho debiera estar tipificado como delito. Todo será ponerse.

(Perdona te lo dejé donde la dedicatoria a Lizzie, es que tengo todo lleno de ventanas abiertas y soy de natural despistado).

Un abrazo, amiga.

Sendieva dijo...

Pues yo también te deseo muchos mediodías así!! sobre todo que alguien te escriba estas hermosas palabras, porque las haya sentido junto a ti...

Muchos besos.

María dijo...

Maravillosa siesta de amor y de sueoños envuelta en las palabras del poeta Ovidio.

Muchas gracias por visitar mi blog.

Un beso.

PRU dijo...

Me gustan estos últimos posts que estás haciendo, más cortitos pero llenos de sustancia...

Besos para la hora de la siesta...

Virginia dijo...

Muy sensual.Qué bello cuerpo es capaz de producir el sentimiento amoroso!!

Un beso, Isabel!

juan pedro dijo...

Los Amores de Ovidio...

La obra propiamente elegíaca de Ovidio está compuesta por Los Amores, escrita en su juventud...

Se trata de una colección de poemas elegíacos recogida en tres libros, en la que el poeta canta a Corina, su amada tal vez imaginaria. En sus elegías, expresa sentimientos amorosos más bien convencionales; no se basa en su experiencia personal. Pero Ovidio es un poeta de talento extraordinario, su estilo es brillante y refinado, abundante en recursos retóricos, y por ello consigue evitar la monotonía de una inspiración más superficial que en otros poetas elegíacos.

Querida Isabel, mil gracias por traer estos fragmentos fabulosos, te envío mi cariño afectuoso y respetuoso de siempre y un fuerte abrazo... tu lector silencioso.

Parsimonia dijo...

¡Qué buena siesta disfrutó Ovidio! Después del amor, un buen relax.

Rodolfo N dijo...

Bellísimo y sensual...
Sugerente y discreto...
Un beso mi amiga!

Bethania dijo...

No hay que abundar tanto para entender; muy sensual y lindo!
Besos ISabel

bardinda dijo...

Leer tus spot es como leer pequeños retazos de un libro de historia. Me gustan.

Un saludo y que pases un buen fin de semana.

without dijo...

Donde la gasa deja paso a la piel...

Besos

Susy dijo...

Querida Isabel,
ya he vuelto y aquí estoy para seguirte y disfrutarte nuevamente.
Gracias por seguir ahí.

Alyxandria Faderland dijo...

Si me hago una idea, Don Ovidio de lo que siguio.
Bueno, pasare otra vez por Kala, a ver que mas hay, ademas de dejar mi huella.
Buen fin de semana.

Miguel Schweiz dijo...

Jo Isabel, qué elección. Eso que Ovidio siempre escribió dirigiéndose a su amada onírica... Toma.

(Ya leí tu relato y voté. ¿Adivinas?) :)))

Seguirte siempre es una gozada, un fuerte abrazo

Pilar M Clares dijo...

¡¡¡YO me apunto!!!
Una siesta con Ovidio, quieroooo

Antiqva dijo...

Ay, amiga, me encantaria leer la version de Corina...

Un abrazo

El llano Galvín dijo...

Qué cita tan bonita y bien escogida. Los Amores y los remedios de amor son fantásticos, aunque me cuesta imaginar que fuese exiliado de Roma a causa de ello. Un saludo!!!

MARISA dijo...

pasaste por mi casa y devolviendo la visita me encuentro con un blog lleno de cultura, raro en la blogosfera, la verdad. Un saludillo

Núria dijo...

Una amiga me mandó la dirección de este blog y la verdad es que lo primero es felicitarte por tu trabajo.
Lo segundo es que quiero dejarte la dirección de un blog que tiene que ver con el "Teatro de la Memoria", al que pertenezco, para que le des un vistazo si te parece.

http://colegiataficino.blogspot.com

También dejo la dirección de mi blog, o mejor, mi caleidoscopio cultural, pues creo que tenemos muchas cosas para compartir

http://dmiventana.blogspot.com

De todos modos yo he puesto este tuyo en mis favoritos para explorarlo con calma.
Un saludo cordial
Núria

Isabel Romana dijo...

Queridos amigos, un millón de gracias a todos por vuestros comentarios. Llevo una temporada de muchísimo trabajo y además he pasado el fin de semana fuera, así que no puedo responderos uno a uno como me hubiera gustado. En cualquier caso, prometo visitaros en breve. Un abrazo enorme, enorme.

Perlita dijo...

Querida Isabel, me ha encantado recordar a Ovidio a través de tu exposición. Todo lo sensual en él sonaba a delicadeza aunque está claro que no lo entendieron mucho y le costó más de un disgusto...¡cosas! La envidia y la hipocresía siempre existió...
Un abrazo.

Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

Sensual y turbadora descripción del deseo ..... gracias por recordarnos este bello fragmento.

Clarice Baricco dijo...

Ayy con Ovidio.
Qué amoroso!
Debo retomarlo.


Abrazos amiguita

Lady Read Morgan dijo...

Hola Isabel como siempre es una maravillas leerte. ¿Qué tal por la Roma bella?.

Un beso sórico.

Cirene la troyana

MaleNa Ezcurra dijo...

Ovidio es el refinamiento, el deseo iluminado.

Gracias Isabel, entrar a tu ático es conmoverse, comulgar lentamente con las palabras.

Te abrazo amiga preciosa, agradezco a los romanos el haberte conocido.

Besos van.


MaLena.

Kurtz dijo...

que texto tan bonito y cuanta distancia nos llevan aun los clasicos despues de tanto tiempo

Antonio Serrano Cueto dijo...

Feliz mediodía, sin duda. Me recuerda a la sobremesa del poema de Catulo, cuando dice aquello de "recién comido atravieso la túnica y el manto". Es más burdo que tu preciosa siesta (¿siesta?) de Ovidio.
Un beso.

Liberto Brau dijo...

Liberto Brau, del clan literario de Pau Llanes (Arterapia Sentimental), les anuncia e invita a la inauguración de su blog “Amanece púrpura”. Se trata de una novela en proceso que el autor irá publicando capítulo a capítulo, semanalmente, si se cumplen sus expectativas tanto de lectores como de apoyos en sus comentarios. Para ello recomienda leer entre otros textos de introducción el “Acuerdo del autor con sus lectores”. Ojalá la lectura de este primer capítulo de “Amanece púrpura” les agrade lo suficiente como para motivar sus palabras y comentarios, sostener la espera de nuevas entregas mientras tanto y formar parte de su lista de blogs favoritos. Gracias por su atención y curiosidad, por su lectura, por sus palabras… Y disculpen esta entrada así de sopetón en sus casas… Me tomé la libertad de hacerlo por la confianza y hasta cierto punto complicidad que me da habernos leído algún día (aun anónimos y silenciosos) y por la oportunidad que nos brindó Arterapia Sentimental para encontrarnos alguna vez en nuestra dispar vida de bloggers… Liberto Brau

Rosa Silverio dijo...

No he leído nada de Ovidio aunque en dos ocasiones he estado a punto de comprar Ars amandi y a última hora lo dejo. La próxima vez que vaya a la librería sé que volveré con algo de él.

Me gustó mucho este fragmento que compartes acá.

Besos y abrazos grandes, Isabel.

PD Me encanta que compartas aquí tus publicaciones en otros sitios.

anarkasis dijo...

en el arte de amar aun recuerda a Corina, en una sola cita.
¡Hombres!

Elisa de Cremona dijo...

OVIDIO!!!!
de acuerdo.

fue el primero.. hay que decirlo.

un beso

Mª. Antonia Moreno dijo...

Genial Ovidio y Amores...

Un saludo, querida Isabel. Besos

Anónimo dijo...

Buenas y gloriosas noches prima Isabel.Pasado el arrechuche vamos por otro.
Leer los poemas de Ovideo es transportarte a un mundo de ensueño.Pero en su poesia nos pinta
el amor sensual y el sexual,y el amor verdadero ¿existe para el?
Yo ando buscándolo y no lo encuentro. Un abrazo Guille.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Con los ojos del amor
los defectos desaparecen.
Hermoso ISABEL!!!

...y OJALÁ!!!

Te dejo mis saludos y
voy a leerte donde nos dices.

Besos

Adal

ANABEL dijo...

Me encanta la traducción, y el poema en sí. ¡Que buena elección! Por cierto, ese comentario de ¡ojala tuviera mediodías así! ¿es tuya o del poema?.
Besos

fab dijo...

Hola Isabel:

Después de un post como éste, una semana ya casi sin leerte de nuevo me parece una eternidad. Te echamos de menos.

Besos

azpeitia dijo...

Todos en algún momento, hemos vivido este relato...hermoso...sensual...ejemplar...enhorabuena por tu blog y tu esquisito buen gusto...un beso de azpeitia

Juan Nicolás Tineo dijo...

Interesante, llegue a ti por una búsqueda que hice en el Internet. Me gustó tu blog y tu interés por Roma. Saludos desde New York.