lunes, marzo 09, 2009

MENTIRA Y VERDAD


¿Cuántas veces me dijiste que nada, ni siquiera la muerte, puede separar a quienes se aman sobre todas las cosas? Me has mentido, Cayo Valerio Varo: te has marchado sin mí al reino de las sombras donde no puedo verte ni tocarte ni alcanzarte. Y has dicho la verdad, porque en este lugar, contigo, se queda mi corazón para la eternidad.



* Mausoleo de los Valerii en la vía Latina. Roma.
**Detalle de la decoración de la bóveda interior del mausoleo de los Valerii. Vía Latina. Roma.

45 comentarios:

daalla dijo...

Sí, cuando se va un ser querido se va también nuestro corazón con él. Por eso es cierto que también morimos un poco, nunca volvemos a ser los mismos.
Muy romántico, Isabel.
Un abrazo.

ALMA dijo...

Un mismo hecho es una verdad y una mentira, lo que es una verdad y una mentira incuestionable.

Saludos

Cornelivs dijo...

algo se muere en el alma cuando un amigo se va, dice las las conocidas sevillanas; pero cuando es el ser querido el qsue se va...uff, eso hay que pasarlo y digerirlo...es duro.

Un enorme abrazo...!

Antiqva dijo...

El reino de las sombras... Sin esperanza de eternidad... Sin nada...

Que horror...

Un abrazo, amiga

La Dame Masquée dijo...

Que cosa tan romantica, madame, ese amor despues de la muerte.
Eso para los que dicen que el sentimiento amoroso se invento en nuestra era. Que echen un vistazo a esto.

Bisous

Charo Marco dijo...

Isabel, muy hermoso, como siempre.
Un besito

DAISY dijo...

es horrible que se vaya el ser amado. Un beso!!

Andaya dijo...

En la vida y en la muerte el amor rige nuestra memoria.
Precioso, Isabel, precioso.

Irene Adler dijo...

Hola : ) Pásate por mi blog, tienes un premio.
Saludos

Susy dijo...

Ya ves, tengo una vieja amiga cuyo marido murió a su lado una noche, de repente, a edad temprana.
Cuando acudí al tanatorio, se me abrazó desesperada gritando: "me dijo que jamás de abandonaría y me ha fallado, me ha fallado... me ha fallado".

Un beso, Isa.

carmensabes dijo...

No me afano por ser laureado, Delia mía, contigo

en tanto esté, quiero ser llamado cobarde e indolente.

¡Ojalá te esté viendo, cuando llegue la postrera hora,

te tenga moribundo en mi trémula mano¡

Llorarás y tendido, Delia, yo en la pira a punto de arder,

me darás besos empapados también de tristes lágrimas.

Tibulo


Amor y muerte mueven nuestros corazones....

Kurtz dijo...

Jo. Me acabas de traer un montón de recuerdos, de esos que son inevitables llorar.
Besos.

Mega dijo...

¡Qué declaración de amor más sublime! Bravo, Isabel

Y un besazo

cieloazzul dijo...

En casos de amor intenso, ni siquiera la muerte es capáz de matar lo sentido...
que triste:(
besos amiga mia!

isis de la noche dijo...

...El amor nos une a quien amamos... tarde o temprano... de la forma que sea ;)

Yo creo que es una verdad ;)

un abrazo..

Santos G. Monroy dijo...

Bueno amigos, no dramaticemos, que también hay mucha viuda alegre por ahí suelta, jajaja.
Ya en serio: lo que me produce más desasosiego es la esa sensación de que somos viajeros de la vida que paramos en estaciones de encuentros y desencuentros: de los que ya no están con nosotros, o de los que nunca más volveremos a saber... Besitos Isabel!!!

gonzalo dijo...

estremecedor.

ANABEL dijo...

Eres muy consciente de que bordas los epitáfios ¿verdad?. Es todo un talento.
Besos

marisa dijo...

Bellísima declaración de amor a aquel que se nos va y nos deja tan solos y con tanto camino por andar en su ausencia dolorosa.Un abrazo admirado querida Isabel

Penélope dijo...

La muerte sólo son separa físicamente. Pero la vida también está
dentro de nosotros, en el corazón y en la memoria.
Él no mintió, y ella lo sabe...


Un besito


P

SUSANA dijo...

El epitafio de Cayo Valerio Varo en estas líneas es conmovedor.

Pocas veces las letras dicen tanto sobre los sentimientos encontrados a la hora de la despedida.

Espléndido trabajo Isabel, qué fortuna es leerte!

Mi acostumbrado y apretadísimo Abrazo Amiga Querida!

M@riel dijo...

Breve, hermoso y cautivador. Mi enhorabuena.

Un abrazo.

Olga B. dijo...

La muerte es una verdad como un templo. Y un corazón destrozado, también.

fgiucich dijo...

Qué bella oración fúnebre. Abrazos.

Selma dijo...

Por tres veces he intendado entrar... Por fín... Me daba error...Lo he conseguido desde tu comment en la Jaima...

No sé si hay un más allá... es más, lo dudo sinceramente... Pero hay una canción de Piaf "L'hymne à l'amour" ... Leer tu entrada y recordar esta canción...

Preciosa, emocionante y cierta...El Amor y la Eternidad muy a menudo van de la mano...

Besos emocionados... IsaBELLA, mi Romana...

MujeresNet.Info dijo...

De sólo imaginar que muera un ser muy querido, ya muere una parte de mí.
Lo acepto: le tengo miedo a la muerte. No a la mía (bueno, sí, un poco), sino a la de mi gente.

Un abrazo
Elsa

PD: Date una vuelta para celebrar el tercer aniversario de MujeresNet.

Charles de Batz dijo...

Hermoso epitafio, si a la tristeza y desesperación puede darse ese calificativo. Yo creo que sí, por lo que dignifica a las personas que la sufren con esa entereza.

Salud, querida amiga

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Isabel,

Excelente texto el que nos has dejado. Cuando lo leí por primera vez, pensé que era un texto auténtico, de algún poeta, como Catulo. Luego me dí cuenta de que era una recreación tuya. Excelente.

Un beso,

Antonio

Te dejo ahora el comentario que te he dejado en mi Blog, para mayor comodidad tuya,

"Isabel Romana,

Tendré en cuenta tu sugerencia. Ya buscaré algún o algunos fragmentos que puedan ser adecuados y los pondré en el Blog. Me has quitado un peso de encima, porque no tenía nada pensado para poner después del último "post", el que se refiere a Las Edades Míticas. Te aconsejo que te lo leas, porque tú estás más que preparada para saborear esos textos.

Un beso,

Antonio"

Edu dijo...

Roma la ciudad del deseo para Ovidio, Roma la ciudad que de no existir se deberia haber soñado.
Roma como centro del mundo.
Escribir sobre Roma, es hacer la historia letras.
Un Saludo.

Soledad Sánchez M. dijo...

Este breve relato, Isabel, es un hermoso poema. Gracias a tí, estoy recreando una hermosa Roma en mi mente... me parece estar allí, viviendo y paseando...

Las fotografías muy buenas.

Un beso.

Soledad.

Andrea Doria dijo...

Tengo que anotar que hoy me encontrado un blog excelente. felicidades! ahora mucho para leer..

ybris dijo...

Simplemente emocionante.
Como toda la densidad con que un epitafio quiere resumir una vida para la eternidad.
Como toda la belleza de la expresión clásica: "...te has marchado sin mí al reino de las sombras..."

Conmovedor.
Precioso.

Besos.

lomelyo dijo...

Excelente post. Me encantó. Saludos.

La candorosa dijo...

Bello texto!!
Maravillosas palabras que expresan el amor más allá de todo!!

Abrazos!!

Antiqva dijo...

Amiga, el gato no era Janito, sino su hermana... No veas lo que se parecen... Solo se distinguen por las anchuras -al andar- del varoncito...

Un abrazo, amiga

Moony-A media luz dijo...

El amor de verdad, traspasa todos los espacios, las distancias y los tiempos.

Precioso, Isabel... precioso...

Un beso enorme.

mia dijo...

Cuanto mejor fuera que se invirtiera su lamento... pero su lamento expresa toda una realidad.

Rodolfo N dijo...

Que precioso fragmento de un amor que supera la barrera meramente terrenal...
Besos, mi dilecta amiga!

Alyxandria Faderland dijo...

La mentira y la verdad mordiendose la cola una a la otra....

La Gata Coqueta dijo...

Cuando alguien se va, nos pueden las sombras su recuerdo y aunque pasen muchos años quedan sus huellas, que no hay manera de arrancarlas de tu piel y dejar paso a otras.

Pero siempre estara ahí recuerdo y formas de hacer y sentir... es inevitable.

Un beso con todo mi cariño para ti.

Fernando dijo...

besos amiga...

Birdelo dijo...

Hola Isabel.

Me encanta este pensamiento. Tan cortito, pero tan grande a la vez. Refleja el de una mujer verdaderamente dolida por una traición.

Saludos cordiales!.

Umma1 dijo...

Me impresiona el detenimiento con el que has recorrido Roma.
No es sólo, que la conozcas o la hayas trabajado, es que la vivís como si te fuera propia, en espacio y en tiempo.

El llano Galvín dijo...

Enhorabuena, precioso texto!! Un beso!!!

TICTAC dijo...

wow! la muerte es la mas definitiva de las despedidas fisicas...menos que para el corazon, nuestro consuelo.

Besos, Isabel