viernes, enero 28, 2011

¿UNA LOCURA?


De la liberta Elia a su amiga Laia.

Laia querida, no te lo vas a creer. He ido esta mañana a casa de Lálage para que me acompañara al mercado a comprarme unas tenacillas nuevas para rizar el pelo y se ha negado en redondo a salir. ¡Por lo visto su antigua señora se ha vuelto loca, se ha propuesto escribir no sé qué historia sobre Roma, y le ha pedido ayuda! He salido de allí escandalizada. Si durante los próximos meses va a estar encerrada por ese absurdo trabajo, ¿merecía la pena haber pagado tanto dinero para comprar su libertad? Te digo, Laia, que no envidio en absoluto a Lálage. Es más, creo que se quedará ciega de tanto leer rollos viejos y polvorientos mientras los méritos se los llevará su señora. ¡Y se lo tendrá bien merecido por presuntuosa y por haberse negado a escoger unas simples tenacillas para una amiga tan leal como yo!


NOTA: Queridos amigos, quienes queráis ser un personaje de la próxima novela que escribiré aquí, en el blog, ya podéis ir pensando… La novela discurre en época menos antigua que la de la reina Dido, pero igualmente mítica. No vale pedirse ser mártir cristiano, ni legionario, ni emperador: en el siglo VIII a.C., la época que vamos a vivir, no existía nada de eso, sino toscos pastores y agricultores, eso sí, con bastante ambición.

Para participar, no tenéis que hacer nada más que elegiros un nombre y una actividad – si vais a ser seres humanos –; podéis también ser un lugar, animal, objeto, planta, o cualquier cosa que os apetezca. Por mi parte, como ya hice con “Dido reina de Cartago”, me comprometo a sacar a todos los personajes en la novela. A cambio, os pido poco: que comentéis de vez en cuando porque eso me da ánimo y me ayuda a ir forjando la historia. En el próximo post os diré exactamente de qué tratará la novela. ¡Espero que os animéis!
*Pintura de Alma-Tadema.
**Detalle de una pintura mural. Roma.

63 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Madame, yo ya estoy animada. Esperaré a saber de qué trata la novela para elegir mi personaje, entonces.

Feliz fin de semana

Bisous

La Dame Masquée dijo...

Claro que... pensandolo bien, creo que tengo una sospecha acerca de la temática de su próxima novela. Siglo VIII a. C., dice usted, no? Vaya vaya :)

Isabel Romana dijo...

Ja, ja, la dame masqueé, es usted muy aguda y está muy al tanto de los asuntos histórico - míticos. Vaya pensando, que seguro que acierta. Besotes.

Reyes dijo...

Quiero ser una mujer, no tengo dudas.
Una prostituta que era capaz de enamorarse y hacer cosas buenas por los demás.
Una campesina , una lechera , una molinera, incluso una esclava siempre que lleve sandalias.
Lo que gustes.
Oh , cuánto honor, querida.
Ojalá, ojalá me tengas en cuenta ; te comento una encíclica si quieres.
Muchos besos.

Reyes dijo...

Si hace falta que lea sobre el periodo historico al que aludes, dame una pista y me documentaré a conciencia.
Más besos.

emejota dijo...

Ya te lo dije en el anterior comentario. Los comentarios los hago con mucho gusto. Respecto a la actual entrada me ha hecho sonreir el comentario de la liberta que mundos tan diferentes y tan alejados pueden ser los de la mente. Un fuerte abrazo.

Isabel Romana dijo...

Ja, ja, reyes, no puedes ser tantas cosas a la vez. Piénsalo y ve decantándote por alguna de esas cosas, aunque el ser esclava es compatible con las demás. En cuanto a ser prostituta... no sé. ¡Es una de las profesiones que más interés despierta entre las señoras! Quizá porque están hartas de tener que ansiar el famoso cinturón de Venus para retener a los maridos a su lado.
Por lo demás, para participar no hace falta que te documentes sobre la época. A veces, incluso, es más divertido no saber nada, o casi nada. Pero ve pensando un nombre... No hay prisa ¿eh? Besos.

Gatopardo dijo...

Si puedo elegir, quiero ser una vieja vendedora en el mercado, de caracter mal templado, sarcástica, y de lengua afilada.

Tiene una afición secreta: dibuja en las paredes de la cueva que hay bajo su casa una y otra vez a quien fue su compañero de juegos en la niñez, y su amante en la adolescencia, que partió a la guerra y nunca volvió. Con los años, cada vez ha de internarse más en la cueva para encontrar un trozo de pared lisa donde dibujar.

¿Puede ser?

Isabel Romana dijo...

Hola emejota, sí, a veces las amigas somos muy diferentes, incluso opuestas. Y funciona. Respecto a la novela, ya has visto que es muy fácil participar, así que anímate... Besitos.

La Dame Masquée dijo...

Jeje, a lo mejor me equivoco, pero eso encajaría perfectamente.
Bueno, veamos, madame, ¿puedo ser una adivina y llamarme Celia?
Si no es posible buscaré otra cosa.

Bisous

GABU dijo...

Bueno,amiga mìa,por lo visto no soy la ùnica que te vendrà con la novedad de ser paciente para poder elegir un personaje... ;)

P.D.:Algo me dice que lo mejor seria esperar un nuevo bosquejo de tu parte,con una pistita ìnfima alcanza!!!
jajajajajajajajajaj

BESITOS A LA ESPERA ;)

Isabel Martínez Barquero dijo...

Pero cómo me has hecho reír con la entrada de hoy. Y es cierto: escribir una novela es perder un poco el juicio, encerrarse y vivir la vida de ficción con una intensidad palpitante y olvidar la propia vida un poco... o un mucho.

Atenta estoy y elegiré personaje cuando corresponda. Todo un reto que me apetece.

Abrazos llenos de fuerza, Isabel.

Reyes dijo...

Mmmm

Bueno pues si las merectrices están muy vistas me conformo con ...ser la madre de alguien o repostera...eso es, una pastelera famosa ...uf...no sé, no sé.
Y he mirado lo de los nombres ; al no ser de familia noble, debería llevar un solo nombre , no?
Cornelia me gusta ; igual es demasiado patricio para una artesana .
Jo, qué difícil.
Mejor , encaja un personaje secundario por ahí , con aquello que sabes de mí ,y mételo aunque sea en la solapilla.
Jaja.
Un besito.
Y a por ello, genia.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Isabel, muy interesante esta historia de la esclava liberta y preciosa la pintura de Alma-Tadema con que la ilustras. Respecto a tu nueva novela, sí que me gustaría ser algún personajillo o animalillo, jeje, aunque estoy en ciernes con la mudanza a mi nueva casa y estos días, que ya ando empaquetando cosas y todo y los sucesivos, apenas dispondré de tiempo, pero mientras pueda, por aquí me verás.

Un beso grande y disfruta mucho del fin de semana, querida amiga.

ANTIQVA dijo...

Amiga, ya sabes que yo participo...

Por cierto, aunque JANO desapareció hace meses (nunca volvió) podría aparecer como figurante en algun momento...)

Un abrazo fuerte

RGAlmazán dijo...

Leer, Isabel, no puede ser bueno, se queda uno ciego, es mejor ir a El Corte Inglés.
De tu nuevo novela, primero desearte que las musas te sean propicias (ya sabemos que las musas es tu inteligencia y tu habilidad, por lo que lo tienes garantizado), y ahora espero que des más datos sobre la época y el tema para poder elegir un personaje.
Un beso.

Salud y República

Joanna dijo...

Siglo VIII A.C. siglo de la fundación de Roma...difícil para elegir un personaje. Alguién que vió crecer a Rómulo y Remo....y les ayudó a crecer....iremos viendo como lo planteas. Mucho ánimo!!!!!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Me pido ser el pastor que ocupaba con su rebaño la última colina y que miraba al horizonte...

mariajesusparadela dijo...

Me encantaría ser un olivo en Paradela. Curiosamente, tan al Norte también hay olivos: sobre el pan, alimentan; sobre el cuerpo, suavizan; sobre el alma, supongo que sedan. Eso me gustaría ser en tu novela.
Los comentarios los tienes desde hace mucho, porque me encanta leerte.

Cayetano dijo...

¡Escribir historia en aquellos tiempos! Toda una proeza. Estudiarla era más fácil. Total sólo había Historia Antigua e incompleta... Jejeje. Eso fue lo que le dijo el padre al hijo que venía de la escuela romana, ya en época de loa República: "Pero Claudius, te han suspendido en historia. ¡Si sólo llevamos veinte páginas!"
Me parece una idea genial. Lo que ocurre es que en el siglo VIII a C- "Ab urbe condita"- había pocos oficios en el Lacio. Profesores no creo que hubiera, dado que la educación elemental se hacía en casa. El padre enseñaba al hijo a cultivar la tierra, a respetar a sus mayores, a comportarse, a leer...
Me gusta la idea de ser un plebeyo sin derechos, casi como ahora (de Cayetano viene bien Caius)o un pastor padre educador de sus hijos que le gusta lo bucólico- pastoril, pero "sin pluma". Jejeje. Cuenta conmigo.
Un saludo.

almena dijo...

¡me encanta volver a la expectativa del siguiente capítulo como en Dido!

espero... sí... también espero para ver una panorámica que me sugiera un personaje...

besos!

PACO HIDALGO dijo...

Me ha encantado conocer ese texto: en Roma también se miraba mal a quién prefería perder el tiempo estudiando y escribiendo, vamos era un loco de atar, y más si era mujer y recién liberta. Me ha llamado la atención, sí señor.
En cuanto a la nueva novela, lo voy a pensar bien, pero me gustaría ser una mujer y muy muy mala, vamos una bruja si puede ser. Lo voy a madurar. Saludos.

Bagoas dijo...

Hola Isabel, soy Juan, pero a partir de ahora seré Bagoas (mi personaje favorito). Me emociona y mucho la idea de ser un personaje en tu novela y para ello voy a empezar a documentarme respecto a la época en la que dices se va a desarrollar, aunque ya te adelanto que me gustaría ser algo así como el caballo de algún personaje, o un águila (por lo simbólico) a la que los pastores teman y respeten...no sé...ya veremos. De momento, ahí te va toda mi energía positiva (y la de mi Alejandro Magno, jejeje...)para que emprendas tu tarea. Besos.

Xibeliuss dijo...

¡Ah, yo pastor, oveja o, directamente pasto! No puede ser de otra manera :)
Si es posible, me definiré más un poco más delante.
Un abrazo, Isabel

Dilaida dijo...

Isabel me encantaría participar en ese nuevo proyecto, porque seguro que va a ser un gran éxito. Si es posible a mi me gustaría ser una perra o una yegua/caballo.
Bicos

Cayetano dijo...

Cuantas más vueltas le doy al asunto, más me apetece: no está mal llamarse Caius o Cayo, ser un plebeyo que enseña a su hijo a leer y a comportarse como una persona decente y todo lo que a ti se te ocurra.
Un saludo.

Txema dijo...

Hola:
Voy a dejar de escribirte por facebook y me vendré de visita a tu blog todos los días, así me voy acostumbrando.
Yo ya he pedido pero lo hago público aquí...

Siempre me ha atraido mucho el paso de los ríos por las ciudades. Me gusta sentarme a su vera a observar el paso de las aguas, el discurrir de la vida... No sé si soy demasiado pretencioso queriendo ser el Río Tíber...
Nuestras aguas son los ríos que van a dar a la mar... Es lo que tiene aprender la poesía de Manrique a los 8 años mientras mis primos jugaban al futbol...

NáN dijo...

Por supuesto, además de viejo, enano. Se gana la vida como puede, dejando que los ricos se burlen de él. Sabe más de lo que mide.

Natàlia Tàrraco dijo...

Mi señora romana se retira para escribir, yo soy una cosa que llamarán "negro", la que pase a límpio sus ensueños, pero no me quejo, es un placer acceder a las Musas que trazan sus letras.
Jajajaja, Isabel, ya sabes que te propuse personaje, tan elástico que cuela en todas las épocas, ayyyy, ofício viejo, ningún deshonor veo en ello.
Besitooooo reina de la nueca Ciudad.

Natàlia Tàrraco dijo...

Añado, no se vale, a la lobita la vi primero...jejeje ¿noo Isabel?
Ponme garito en la Palatina colina así tengo buena vista y veo como se va fundando eso de la URBE condita.

Isabel Romana dijo...

Caramba, gatopardo,quieres muchas cosas de esa señora. Te adjudico a la vieja gruñona y sarcástica del mercado. Ahora tienes que pensar algún nombre que pueda ir bien para ese carácter tan airado y, al mismo tiempo, tan romántido. ¡Hale, a pensar! Saludos.

Bueno, madame masqueé, le queda adjudicado el nombre de Celia y esas dotes adivinatorias. Aunque igual tengo que añadirle algo más, porque de adivinar no podría usted vivir ni una semana...

Claro que sí, gabu, no hay prisa para elegir. De todos modos, como tú ya fuiste la divina Juno en la historia de Dido, creo que estaría bien que en esta ocasión te elijas ser mortal. Aunque oye, teniendo ya experiencia de cómo funcionan las cosas en el Olimpo.... Besotes, guapa.

Isabel Romana dijo...

Es que tú eres como yo, isabel, muy sensata y te das cuenta enseguida de las insensateces... pero hija, si nos hacen felices...Creo que será un acierto tu personaje. Besitos.

Hola reyes, te queda adjudicado el papel de una mujer que hace los dulces deliciosamente. Como es una época muy antigua, es difícil que te dediques a eso exclusivamente, pero seguro que tus pasteles encantan. En cuanto al nombre, al elegir el de Cornelia has decidido, sin saberlo, quién serás.
Te dejo con la intriga, guapa. Besos.

Hola mayte dalianegra, me anoto que te gustaría ser un animalillo. Como la novela nos llevará bastante tiempo, y estará dividida en partes, no te preocupes por decidirte ya. Tenemos tiempo... Un abrazo y que vaya bien la mudanza.

CarmenBéjar dijo...

Pues nada, Isabel, te deseo mucha suerte cn tu nuevo proyecto y paciencia para aguantar todas nuestras locas ideas sobre personajes, historias, nombres y demás. Ya sabes que tienes todo mi apoyo.

Besos y abrazos

Isabel Romana dijo...

Hola antiqva, aunque gatos no había en el Lacio por aquella época, haré lo posible por evocar a nuestro querido Jano. ¡No en vano lleva un nombre tan antiguo y romano! Besos.

Gracias por tus buenos deseos y auspicios, RGAlmazán. Es caso es que, conociendo tu republicanismo, había pensado que podrías interpretar maravillosamente bien un rey muy malvado. Nadie lo haría tan bien como tú... Pero en fin, es sólo una sugerencia que quizá no te apetezca. Sabes que tienes completa libertad para elegir lo que quieras. Besitos.

Pues sí, joanna, veremos a los gemelos... ¡Ya tengo ganas! Besitos.

Isabel Romana dijo...

Adjudicado el pastor que mira el horizonte desde la última colina, pedro ojeda escudero. Tiene pinta de ser un pastor muy sabio. Besos.

Adjudicato para tí el olivo, mariajesúsparadela. Estoy segura de que dará todos esos beneficios que señalas... Un abrazo (¿debería decir "olivita"?)

Entonces, cayetano, ¿quieres llamarte Caius y ser un pastor responsable? Ay, mucho me temo que para esta historia necesitamos gente más ruda. Pastor sí, buena persona, también, pero tendrás que ser un poco bruto, hijo mío, porque de lo contrario no conseguiremos nuestro propósito de... (¡ay, que casi se me escapa!) Si el arreglo que te he propuesto no te acomoda, proponme otro personaje. Besotes.

Isabel Romana dijo...

Bueno, almena/Señora Imilce, lástima que ya no estuviera vd. con vida para contar esta histora... Tienes tiempo sobrado para decidir. Besitos y bienvenida de nuevo a la ficción.

Hola paco hidalgo, ve, ve, madurando, que para las malas, malísimas, siempre hay hueco. Besitos.

No hay problema en que lo pienses con más calma, xibeliuss. Lo tuyo son los espacios abiertos... Un abrazo.

Perfecto, dilaida, yo creo que mejor serás una yegua, porque se las estimaba más... Piensa un nombre que te guste para ella, piensa que serás tú. Me alegra que te hayas animado a participar. Un abrazo.

Saludos, bagoas. Piénsalo con calma, no hay prisa, porque aunque empezaré en breve la novela, todos los personajes no pueden salir de golpe... Besitos y gracias por tus buenas vibraciones.

Javier dijo...

¿Podemos esperar a que publiques la trama y ambientación de la novela para elegir los personajes?

Un beso y gracias por hacernos partícipes.

Cayetano dijo...

Me he perdido. No sé si el problema está en el nombre o en lo manso o bruto que pueda ser uno. Si por el nombre no hay problema, me gustaría reconocerme en Caius o Cayo (era el alias con el que mi hermano me identificaba de pequeño. En vez de Cayetano me llamaba así),el oficio y lo bruto que pueda ser lo dejo a tu elección. Me acomodo a cualquier personaje.
¡Ave!

Isabel Romana dijo...

Bueno, cayetano, no había visto este segundo comentario tuyo, pero ya ves que te he adjudicado el nombre y el oficio aunque pidiéndote benevolencia para hacerte un poco brutillo. Si, pese a todo, quieres ser un pastor muuuuyyy bueno, dímelo para que me lo anote. Besos otra vez.

Gracias por comentar aquí, Txema, me va mejor que en fb porque si tengo abiertos dos frentes, se me hará más complicado... Espero que discurras majestuosamente por la campiña romana y que sepas ser violento y tierno a la vez. Besotes.

De acuerdo, nán, con que seas un viejo enano y más listo que el hambre (¿o tendría que decir que "sabe latín"?) Ja,ja. Piensa un nombre raro. Besitos.

Cayetano dijo...

Tampoco quiero ser tan bueno, que luego abusan de mí. Así que venga: Caius, pastor, responsable y algo bestia. ¡Se van a enterar, por Júpiter!
Un beso.

Isabel Romana dijo...

Ja, ja, natalia tarraco, desde tu cabaña tendrás una vista preciosa. Y estoy segura de que harás un papel excelente. Me lo huelo... Besitos.

Gracias por tu apoyo, carmenbéjar. Lo importante es que todos tengamos el ánimo disipuesto a disfrutar. Un beso enorme.

No, no te has perdido Cayetano. Serás Caius, pastor. Pero un pastor de entonces, chico, un pelín más bruto que bucólico. Besotes.

Isabel Romana dijo...

Ay, javier, que te he saltado: no hay ninguna prisa en elegir personaje. Cuando veas de qué va, seguro que encuentras uno que te acomode... Besos.

El Navegante dijo...

Querida Amiga Isabel.
Esyta vez tu talento, se deja entrever con un breve comentario epistolar, plagado de intenciones y sentimientos humanos.
Eres sumaente genrosa además, con tu gentil ofrecimiento.
Estaré nuy atento, sería un honor inusitado estar en medio de tus artesanías literarias.
PD: debo pedirte disculpas, por no haber expresado antes mi autorización, que someto no obstante a tu aprobaciòn, pero recordarás que en mi último comentario me sorprendió muy gratamente la expresión "moiras" que habéis incluso explicado su origen en tu obra de ése momento.
Me referí al hermoso recuerdo de una niña de mis años mozos, que aunque no lo cras, aún la recuerdo, como un romántico no puede dejar de hacer.
Y elimè la expresión ya tan vulgar "sirenas" en uno de mis versos, al recordar la tuya.
Quedo desde luego a la espera de tu aprobación.
Un besazo.

Mayte dijo...

Yo estoy emocionada Isabel...me muero por saber de que irá la historia y tener un personaje :D, además me servirá para ir calentando motore ahora que comience la mía :D

Por cierto...habrá alguna bruja ? me la pido :p

Besiño grande.

Elene Gallardo dijo...

Buenas noches, Isabel
Me encantaría participar!! ¿No te iría bien una extranjera, venida de Grecia, y entendida en las artes de curar con plantas? Me gustaría el nombre de Énule.
Un fuerte abrazo, y mis mejores deseos para esta nueva aventura!!

Juan dijo...

Hola Isabel!
¿Cómo va todo? Veo que como siempre, peleando por sacar cosillas hacia delante... ¡Me alegro mucho!

¡¡¡¡Tengo unas ganas de que saques tu segunda novela...!!!! Mi madre se la ha leido hace poco "Dido" y también le encantó... ya te dije que era muy amena.

Tienes que saber que he seguido tu blog desde la distancia (siempre nos gustan las cosas que nos recuerdan a casa), ya que no he podido pasarme por el museo lo que hubiese querido, pero bien, ahora que ya he decidido abrir un blog pasaré a dejar testimonio!

Ummm ¿Puedo pedirme un personaje para la novela? Me encantaría formar parte de esta nueva aventura :D

Espero que estéis muy bien.

Aarón dijo...

Hola Isabel, es la primera vez que escribo un comentario en tu blog, pero te sigo desde hace más de un año. Ya sé que debería haberme hecho notar mucho antes, pero me parecía este un mundo tan alejado de mis posibilidades literarias y a la vez tan divinizado, que preferí formarme un poco en la mitología y mitografía grecolatina. Soy estudiante de Historia del Arte en la Universidad de Murcia, aunque soy alicantino. Me encantaría poder salir en tu nueva novela, sería un gran honor para mí. Todavía no tengo pensado el personaje, así que esperaré a leer la próxima entrada para guiarme así un poco.
Me alegro de que sigas con tus maravillosos libros y felicidades por todo.Saludos

Clarice Baricco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clarice Baricco dijo...

Quiero ser Ave. Sí. Ave. Un Ave que está cada día al amanecer con su canto frágil, triste o alegre y fuerte, en un buen árbol que sea simbólico en donde hay amor, secretos, charlas, silencio, descanso.
Quiero ser Ave que toque la ventana para que le abran en todos lados y seré un Ave que esté sobre el tendedero acariciando la ropa del amado.
El Ave que entregue las cartas. Un Ave que sea esperada siempre que se despierte el pueblo. Un ave con un canto que nadie pueda olvidar.
Un Ave que alguna vez fue mujer.

Ayyyyyyyyyy ya. No sigo.

El Drac dijo...

Quién lo diría Isabel, podré alcanzar la inmortalidad en vida gracias a tu novela!!; a ver me gustaría ser un filósofo limosnero a quien nadie preste atención; salvo, con el desprecio o la indiferencia consiguientes; que esté abocado intimamente en estudiar la conducta humana para hallar la perfección del espíritu y que al final concluya que el amor y el odio son sentimientos que tratan de perpetuar INSTINTIVAMENTE la vida en el tiempo; aunque el odio de forma egoísta y el amor floreciendo y compartiendo para todos por igual. Una cosa más, que esté convencido , por ése estudio, que el tiempo infinito combinado con la vida finita da la PLENA seguridad de que todo se repetirá eternamente en espiral ascendente, (evolucinando) hacia su perfección. Mi nombre...mi nombre podría ser Alec!! El pordiosero Alec. Un gran abrazo, me muero de entusiasmo!!

Balovega dijo...

Lindo día...

Pasaba por estos lares y al ver la puerta abierta entre a saludarte..

Ha sido un placer leerte.. buena semana

Joanna dijo...

Me encantan los mitos de la fundación de la ciudad, los gemelos, los augures, el arado....y en especial siempre me ha caido muy bien el personaje de Rea Silva...así que si no tienes madre de los gemelos ya sabes. Ánimo.

Isabel Romana dijo...

Hola fernando el navegante, no tienes que pedir permiso para utilizar las palabras que quieras: son de todos y cuanto más se usan, más felices son. Sería un placer contar con tu participación como personaje.

Hola mayte, me alegra tu entusiasmo, y te felicito si estás a punto de empezar tu también una novela. En cuanto al personaje, tendrás que pedir otro: las brujas están de lo más solicitadas... Pero no te desanimes, en cuanto sepas de qué va, verás como se te ocurren unos cuantos. Besitos, guapa.

Saludos, elene gallardo, te queda adjudicada Énule, de origen griego y entendida en las artes de curar con plantas. Espero que podamos disfrutar...

Isabel Romana dijo...

Saludos, juan, no sabía que andabas por Barcelona y menos todavía que te habías animado a bloggear. Claro que te puedes elegir un personaje. En breve daré más información, así que ve pensando... Besos.

Bienvenido aaron, gracias por haber dejado tu comentario. Piensa que aquí estamos en familia, como en un cuarto de estar, y hablamos todos con la mayor confianza, sin "examinarnos" ni juzgarnos los unos a los otros. El objetivo es comunicarnos, escribir sobre las cosas que nos gustan o nos preocupan, y disfrutar. En breve daré más pistas sobre la época en que discurrirá la novela (aunque ya hay quien lo ha adivinado) y eso te ayudará a elegir. Hay tiempo, porque los personajes irán saliendo paulatinamente, así que no te agobies. Saludos cordiales.

Bagoas dijo...

Bueno Isabel, veo que esto corre mucho y no me extraña pues resulta apasionante la aventura que nos propones, así que creo tener ya decidido quien me gustaría ser en tu novela: un perro pastor, fiel, trabajador, amigo de su amo -que bien podría ser Caius- y que incluso si me apuras podría velar por la seguridad durante las oscuras noches, de esos gemelos que seguramente tendran estrecha relación con él. También me gustaria -si es posible- llamarme SEIUS. !! Esto es superemocionanteeeeeeee !! Gracias, bsts.

Isabel Romana dijo...

Hola, clarice baricco, me apunto volando tu petición. Ja, ja, qué chiste más malo. Serás un ave, aunque en la época de nuestra novela eran muy cazurros y no sabían escribir, o sea que de llevar cartas con el piquito, nada. Pero bueno, dará recados al estilo de los pájaros, que es el más bonito del mundo. Me hace feliz saber que estarás conmigo en Roma...

Saludos, el drac, veo que te has decidido rápido. Hay una parte de tu personaje que es fácil, porque a los pordioseros nos se les hace caso en ningún lugar del mundo y en ninguna época. La parte filosófica ya es un poco más complicada, pero hay que tener confianza. Adjudicado Alec el pordiosero.¡Muchas gracias por participar!

Saludos balovega, gracias por entrar y saludar. Un abrazo.

Hola Joanna, ¡ay, que el personaje de Rea Silvia ya está pedido! Mira si se te ocurre algún otro, de los que habla el mito o de los que puedas imaginar que debían estar ahí... Te guardo sitio. Besos.

Deybi dijo...

Otra se lleva el crédito, pero ella la experiencia.

¡Saludos, Isabel!.

Isabel Romana dijo...

Tomo nota, bagoas, de que a partir de ahora te llamas Seius y te oiremos ladrar... Me hace feliz ver que estás tan emocionado. Besos.

Hola deybi, ya ves que las cosas parece que siempre sean iguales, unos currando y otros acumulando méritos. A mí también me pasa y, desafortunadamente, me suele tocar la parte de currar. Besos.

Bagoas dijo...

Con permiso, hago mias las palabras de El Drac y te digo: Gracias Isabel por llevarme a la inmortalidad en vida convertido en Seius. Bsts.

Joanna dijo...

Es cierto que Rea Silva esta pedido....¿puedo ser el arado fundacional???

Joanna dijo...

Es cierto que Rea Silva esta pedido....¿puedo ser el arado fundacional???

almena dijo...

oohhhh ¡qué bien!
pues... no sé, Isabel...
yo ya me había acostumbrado a narrar la historia
:)

¿puede ser?

besos+besos

mia dijo...

Joooooo... con el desorden que llevo últimamente en todo me temo que llego tarde, yo quería formar parte de tu novela... como fuera, aún cuando sea solo una pequeña piedra...