jueves, septiembre 08, 2011

EL AMOR TRASTORNA AL POETA



Esto dice el poeta Catulo:




Tan enredada está mi razón, mi Lesbia, que por tu culpa,

y por seguirte a tí está tan perdida,

que ya no podré estimarte por muy bien que te portes,

ni por muy mal que te portes dejaré de quererte.

Traducción libre de Ernesto Cardenal


NOTA: Entrada programada. Vuelvo en cuanto pueda... Besos a tod@s

17 comentarios:

Stelmarch dijo...

Sigue tan vigente hoy estos versos como cuando los escribió Catulo. Besos.

mariajesusparadela dijo...

Así es amar: da igual que lo que haga el otro.

Elysa dijo...

Así es.

Besitos

Aarón dijo...

El amor, cuán doloroso y a la vez necesario es...

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Catulo era sabio.
Será posible rechazar, enfadarse, repudiar..., pero no lo será dejar de amar.

Excelentes versos, Isabel.

Un fuerte abrazo.

GABU dijo...

A veces ciertos momentos de inestabilidad emocional logra paralizar al otro,será cuestión de que el agua llegue al río mansa y tranquila...

P.D.:Después de todo será lo que deba ser!!! ;)

BESITOS CONTUNDENTES ;-)

ARO dijo...

Me recuerda aquello de "ni contigo ni sin ti tienen mis males remedios/, contigo porque me matas/, sin ti porque me muero."

ANTIQVA dijo...

Las mujeres, desde siempre, os habeis empeñado en volver locos a los hombres...

Si los hombres, ademas, son poetas, entonces los resultados pueden ser tan catastroficos como lo que dice nuestro amigo.

Asi, es la vida... Je,je,je...

Un abrazo

América dijo...

Usted regrese cuando pueda venerable dama.

Nos ha dejado con el aliento entrecortado, Catulo podría estar trastornado de amor pero a mi me ha levantado un enorme suspiro....

Un abrazo enorme...Mientras vuelvo ha leer lo que le generó esa intensa sensación universal.

La Dame Masquée dijo...

La esperamos, madame. Nos deja en buena compañía para amenizar la espera.

Feliz domingo

Bisous

Natàlia Tàrraco dijo...

Dulcísimo Catulo, gorrión que picoteabas el deseo de la amada
Lesbia.
Los ires y venires del eterno amor nos consuelan y nos ponen melancólicos ante la fundación de la Ciudad.
Te esperamos, Isabel, con los versos de aquel amante eterno.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

qUE SE TRASTORNE TODO LO QUE QUIERA, QUE SIGA PRONTO LA FUNDACION DE ROMA! BESOS.

África dijo...

El amor trastorna a tó quisqui!
Pero qué gustito da estar trastornao por esa causa...

:D


Un besito

Mayte dijo...

Y que lo digas...para algunos el amor descentra, enloquece y perturba, pero que bellezas escritas se logran con el amor!

Besos.

CarmenBéjar dijo...

El amor es ciego... o eso dicen.
Besos

mercedespinto dijo...

Bella manera de contar la locura de amar.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me encanta Cátulo. Lo leí siendo muy joven y me enganchó para siempre.
Besicos.