jueves, noviembre 22, 2012

EL AMOR Y LA ESPADA SON INCOMPATIBLES




- Desde que Lidia te declaró su amor, Síbaris, desprecias las armas y no te dejas ver en el Campo de Marte para entrenarte con tus compañeros como antaño. ¿Desde cuándo el amor y la espada son incompatibles? 

- No hay mayor locura, amigo mío, que cambiar las mieles del amor por las hieles hirientes del combate. Amo a Lidia. Y en ella amo a mi madre, a mis hermanas y a todas las mujeres del mundo, pues ella así me lo ha enseñado. Me dice: “¿Os hemos parido, acaso, para que os hagáis matar o matéis con violencia a los hijos de otras mujeres? Cuánto más sabio es amar y engendrar hijos para el bien, la virtud y la concordia”. Respondo pues a tu pregunta: desde que escucho la voz de mi amada he comprendido que el amor por los demás es incompatible con la espada.
 
NOTA 1: Este post me ha sido inspirado por una de las Odas de Horacio (I, 8) en la cual el poeta reprocha a Lidia el que, por causa de su amor, el joven Síbaris se haya alejado de las prácticas militares y deportivas en el Campo de Marte (lugar de entrenamiento de las tropas). Obviamente, en esa oda no hay ningún espíritu pacifista ni antimilitar, sino la constancia de que las mujeres tratan de apartar a los hombres del combate, poniendo como ejemplo a la diosa Tetis que, para evitar que su hijo Aquiles fuera reclutado para la guerra de Troya, lo escondió.

*Escultura en el cementerio no católico de Roma. Foto: Isabel Barceló

NOTA 2: Os dejo este vídeo para que juzguéis nuestras propias necesidades y las suyas.




35 comentarios:

Lunska Nicori:BegoñaGTreviño dijo...

¡Qué belleza de escrito, cuánto nos hacen falta palabras así para seguir concienciando a las personas, y qué buen vídeo para reflexionar. Gracias, Isabel.

Un fuerte abrazo y muchos besos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Bien cierto es que el amor es incompatible con la espada. Quien ama no piensa en violencias, guerras, ajustes de cuentas y cualquier acto que conlleve ira, soberbia o vanidad. El amor es la antítesis de la violencia.

Precioso texto, querida Isabel. Bendito sea Horacio que te lo ha inspirado, aunque claro que él no reflejaba espíritu pacifista, jajaja. Eran otros tiempos los de los romanos y la gloria iba pareja a la espada.

Un abrazo grandísimo.

Cayetano dijo...

El amor y la guerra son, en efecto, malos amigos.
Un saludo.

L. de Guereñu Polán dijo...

Excelente video. Gracias.

mariajesusparadela dijo...

Acabo de darme cuenta de que soy tan feliz como los niños de Xai Xai.
(quizá porque me sobra todo lo material)

PACO HIDALGO dijo...

Otra de las muchísimas cosas que las mujeres han hecho bien por los hombres: apartarlos de las armas y de la sinrazón de la guerra; como si eso fuera poco.
El video es bastante tierno: son tan felices con tan poco...
Feliz fin de semana.

hesseherre dijo...

Aqui e acolá me vejo visitando este teu lugar de contemplação histórica y amor muito. Bendita sejas e teus seguidores com palavras sempre emoldurando teus lindos textos, querida Isabel amiga

RGAlmazán dijo...

Que bella respuesta la de Lidia. Que amor más profundo por Lidia. Y sí, es verdad el amor y la guerra son incompatibles.
Un beso

Salud y República

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Por lo que he leído sí existe el amor en situación de guerra. ¿Por qué no iba a ser así?
Otra cosa es el deseo, mayoritario entre las mujeres, de abominar de la guerra. Yo soy una de ellas.
Besos.

Dyhego dijo...

Isabel:
Es cierto que nos sobran muchas cosas.
Vale.

África dijo...

Es que deberían tirar siempre más dos tetas que dos metralletas, o no?
Ojala toda la humanidad estuviera tan enamorada como Sibaris y lo prefiriera a cualquier otra cosa en el mundo. Entonces seríamos todos felices y no haría falta que nos apadrinaran para reír :D
El vídeo me ha parecido fantástico, y qué verdad tannn grande.
Yo estuve en una parte de África hace poco y allá pasaba lo mismo, eran muy felices con la milésima parte de lo que nosotros tenemos.Y nos hicieron felices a nosotros :D


Un beso

Laurita dijo...

Me parece muy certera la frase que se reproduce de Lidia: no os parimos para que os matéis. Debería cundir el ejemplo. Un saludo

dapazzi dijo...

Cum sol oritur, incipit proelium et progenies faciem precibus frustra.
Saludos y que pases un buen dia.

Dilaida dijo...

El texto precioso y el vídeo, ¿qué decirte del vídeo? Me ha encantado.
Bicos

Dolors Jimeno dijo...

Ay, si las mujeres mandásemos sin imitar a los hombres! Enhorabuena por el texto.

V dijo...

Bueno, me ha encantado. Pero mientras lo leía no dejaba de pensar en eso de que el amor es un campo de batalla. Y en todas las canciones y coplas que presentan al amor con cierto ardor guerrero, e incluso como una conquista.
Sinceramente, lo tuyo me gusta más. Debieran quedar desterradas esas otras formas de verlo, aunque lo veo complicado. Un abrazo.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

A veces, incluso el amor ha sido motivo de guerra. Estéril. bárbara y obscena, pero guerra y matanzas de personas que han sufrido habiendo nacido de mujer y siendo, en muchos casos, fruto del amor.
Sin embargo, tu canto, Isabel, es tan humano y tan racionalmente espléndido que los seres humanos no pueden, ni deben, detraerse de su lectura lenta y de emular su digno y puro sentimiento.
Un ejemplo de la abyecta y obscena cobardía de la guerra soterrada, realizada por los más poderosos contra los débiles, es el vídeo que acompaña a este canto de vida.

Un fuerte abrazo, querida Isabel.

yolanda carrasco dijo...

Como siempre Isabel, magnífico, muy emotivo y acertado.Pero el video ya es el broche de oro de este enlace.Me ha emocionado muchísimo y me ha hecho reflexionar también mucho, sobre las preocupaciones tan banales que tenemos y que en el mundo occidental.( Pero que son creadas por el mismo mundo occidental en que vivimos).Es un video maravilloso y muy ingenioso.Me ha encantado como tu texto.Gracias por comppartirlos.Y todo el apoyo necesario a la "Fundación KHANIMAMBO", y a todas las que luchan por un mundo más justo y mejor.Un abrazo muy fuerte.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola lunska nicori, me alegra que te haya gustado el texto: tenemos mucha necesidad de paz, paz respecto de la guerra y paz respecto a las agresiones sociales que estamos sufriendo. Los niños son una delicia. Besos.

Hola isabel martínez barquero, cierto que para los romanos la espada y la gloria iban siempre juntas. Y, en la otra cara de la moneda, su afan integrador y civilizador. No hay luces sin sombras ni sombras si no hay luz. Un besazo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola cayetano, afortunadamente son malos amigos; ahora lo que hace falta es que el uno (el amor) aventaje al otro. Besos.

Hola l. de guereñu polán, me alegra que te haya gustado el vídeo. Estos niños tienen mucho que enseñarnos. Besos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola maríajesusparadela, eres muy afortunada, aunque eso ya lo vemos siempre que nos muestras tu mesa, su casa, tus animales... Besos.

Hola paco hidalgo: cierto, estos (y muchos niños) son felices con poco. Lo malo son los personajes que hasta eso poco que tienen les quieren arrebatar. Besos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Gracias, hesserre, es un placer ver tu ojo asomándose aquí. Besazos.

Hola rgalmazán, ¿será por eso que tantos hombres, en tantos lugares, odian a las mujeres? ¿porque los apartan de lo que ellos desean? ¿porque creen mejor para ellos odiar que amar? Qué espanto.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola maria luisa arnáiz, cierto, en las situaciones más terribles sigue estando presente el amor. Pero cuando los hombres - y en esto los romanos son maestros - contraponen una cosa a la otra, es preciso decantarse. Y esa reclamación de las mujeres, ese reproche, ese echarles en cara a los hombres que no paren a sus hijos para que sean muertos de esa manera, sí lo encontramos en algunos episodios históricos. Un abrazo, guapa.

Hola dhyego, a nosotros nos sobran muchas cosas superfluas y a estos niños les faltan cosas básicas. Pero en humanidad, quizá nos aventajan. Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola áfrica, qué bien que hayas podido experimentar por tí misma esa realidad de la mayor felicidad y las muchas cosas importantes que les faltan. Ciertamente hemos de aprender muchísimo de ellos. Un abrazo.

Hola laurita, desde luego que si alguien pensara en el dolor que causan a tanta gente cada que provocan una muerte, seguramente no lo harían. Será por eso que a los soldados los emborrachan, los drogan, los fusilan si desertan, los maltratan también de tantas maneras, los deshumanizan. Saludos cordiales.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ay, dapazzi, no te olvides de poner la traducción, porque de lo contrario parte de la tertulia (yo incluida) se queda sin coger la idea... Feliz fin de semana.

Hola dilaida, a mí me gustó tanto al recibirlo que pensé enseguida en ponerlo aquí para que lo pudiera ver quien quisiera. Da alegría ver a estos niños reir. Un abrazo, querida amiga.

Isabel Barceló Chico dijo...

Eso mismo digo yo, dolors gimeno: si la gran mayoría mujeres que alcanzan algún grado de poder (incluso pequeño) se comportaran como mujeres, otro gallo nos cantaría... Besos.

Hola v, sí, sí, tienes razón en la frecuencia con que se presenta el amor como un combate, es una tradición literaria antiquísima, creo. Y pensándolo mucho, quizá lo es: quizá los hombres, a partir de un momento determinado, vieron a las mujeres como un enemigo a abatir y, desde luego, lo consiguieron. Quién sabe si no sigue siendo así. Yo, por mi parte, estoy contigo. Besos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Saludos, antonio campillo, tienes toda la razón al señalar cómo, a veces, el amor ha sido señalado como causa de la guerra. Pero eso tendríamos que pensar mucho, pues quizá no ha sido el amor, sino el deseo de alguien de apropiarse de otra persona (la rivalidad) lo que ha llevado a desencadenarla. Esa idea de apropiación, de tener a quien se quiere por encima de cualquier otra cosa, o la resistencia a dejar marchar a quien ya no ama, o... Tantas cosas. Pero me parece un tema interesantísimo para reflexionar.
Esos niños son, como muy bien señalas, el objetivo de otras guerras en las que estamos involucrados todos, como víctimas y como consumidores. Un abrazo, querido amigo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola yolanda carrasco, este vídeo contiene grandes verdades y grandes fracasos de nuestra "civilización". Es, desde luego, para reflexionar sobre él, largo y tendido. Un abrazo muy fuerte.

mari carmen garcia franconetti dijo...

¡Qué escrito tan hermoso! Toda una invitación a la reflexión, que tanta falta nos hace.
¡¡¡PRECIOSO!!!!
Un beso.

TriniReina dijo...

Así lo creo. Totalmente incompatibles. Pero, por desgracia, parece que sumamos vidas y no lo remediamos.

Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola mari carmen garcia franconetti, muchas gracias por tu visita. Un abrazo.

Saludos, trinireina, sí, son generaciones y generaciones sin hallar el camino definitivo. Un abrazo.

virgi dijo...

¡Qué preciosidad de vídeo! me ha dejado emocionada y con ganas de dejarme ayudar!...¡ah, la simpleza de la vida!

Besos, Isabel

Natàlia Tàrraco dijo...

Horacio, como hombre de su tiempo, se equivocaba. Se puede amar a la espada pero es incompatible con la vida y el amor siempre vence.
Otro romano dijo:
"Omnia vincit Amor" aplauso a Virgilio.
Aplauso para tí dulce Isabel que nos regalas a Lidia y a Síbaris felizmente decididos a amarse.
Besito contento.

elena clásica dijo...

Sapientísimas palabras las que pronuncia Lidia, tan sabio como ella se muestra Síbaris que es capaz de aceptarlas, compartirlas y ofrecer una lección de plenitud moral a los que arremeten contra él. Difícil papel de Síbaris, pues la tradición y la imagen viril eran y parecen seguir siendo incompatibles a tales valores de pacifismo.
Grandes son las mujeres que ofrecen su ejemplo de vida y de enseñanza y los hombres que están dispuestos a recibirlo.

Precioso parlamento de Síbaris.
Besos, guapa.

América dijo...

Muchísimo que aprender mi venerable dama, tú exquisita sensibilidad nos acerca a un texto que interpretamos a través de tu guía, y unas imágenes que me hacen pensar en que a veces recibimos ayuda de quien menos nos imaginamos…!Una gran lección!.Besos.