miércoles, marzo 12, 2014

CLODIA [O LESBIA] PREPARA UN BANQUETE




"- Vamos, vamos – apremió Clodia al jefe de los esclavos del comedor para que terminasen cuanto antes de perfumar el suelo con una infusión de verbena-. Los invitados están a punto de llegar.


Hasta el comedor de verano, una sala de exquisitas proporciones recién terminada, llegaba el rumor del agua del río. A las guirnaldas pintadas al fresco en las paredes, los servidores habían añadido otras, de flores naturales, en torno a la mesa. Cuatro pomos con ramas de ciprés, cintas y hojas de acanto adornaban las esquinas y de las paredes colgaban más de dos decenas de lámparas de aceite. Clodia pensaba trasladar la fiesta al jardín, a la luz de las estrellas, cuando hubieran terminado de cenar y soplara el viento fresco. ¡La ciudad resultaba tan calurosa…! Había dispuesto cerca de la orilla varios triclinios bajo un toldo ligero, cojines y teas."


Texto extraído de la novela LA MUCHACHA DE CATULO.


NOTA 1: Estos fueron algunos de los preparativos que hizo Clodia en su villa a orillas del Tíber para un banquete que pasaría a la historia. Ahora se dispone a compartirlo con buenos amigos en Granada. Sería un placer encontrar allí a quienes queráis acompañarnos en las II Jornadas de Novela Histórica de Granada los días 15 y 16 de marzo. 


NOTA 2: Os dejo el enlace a una entrevista que me hicieron en el programa "Cruce de caminos" dirigido y presentado por Carmen Laínez, que emite la radio de la Universidad Politécnica de Valencia, el pasado día 6 de marzo. 

* Ambas fotos pertenecen a pinturas murales en la considerada Villa de Clodia junto al Tíber. Museo Termas de Diocleciano, Roma. Fotos: Isabel Barceló

15 comentarios:

elena clásica dijo...


¿Cómo conviertes la vida en arte? ¿Cómo tienes el don de hacer magia de la historia, de los poetas, de los banquetes y situarnos en el punto exacto debajo de las estrellas que mejor nos ilumine?

Enhorabuena por todos tus éxitos que son y van a ser muchos. Que la diosa Fortuna te acompañe en Granda.

Un fortísimo abrazo, querida Isabel.

Dolors Jimeno dijo...

Enhorabuena por todo lo que cuentas, Isabel. Ya me gustaría acompañarte en Granada pero justamente huiré de las Fallas hacia el norte: voy a visitar las villas romanas de Palencia. Leerte crea adicción al mundo romano.

Cayetano Gea dijo...

Últimamente no sé qué me pasa con el "Chrome" que algunos comentarios que hago son "engullidos" y no vuelven a aparecer más. Así que, como ahora hago, cambio de navegador a ver si tengo más suerte.
Te deseo mucha suerte en esa tierra tan bella a la que tanto debo. Si visitas la Alhambra (ya sabes que hay que reservar la entrada con antelación) dale recuerdos a Boabdil de mi parte. Él sabe por qué.
Un saludo y a ver si hay suerte también con este comentario.

Cayetano Gea dijo...

Y a ver si al próximo no repito tanto la misma palabra, que parezco un alumno de Wert.

Isabel Barceló Chico dijo...

Gracias por tus palabras y tus buenos deseos, elena clásica. Últimamente voy de cabeza y marcha atrás, así que esta escapada a Granada supone para mí un soplo de aire fresco. Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola dolors jimeno, una huida estupenda cuya crónica estoy segura de que nos deleitará... Y espero también escuchártela de viva voz. Besazos y feliz descanso.

El Toro de Barro dijo...

He observado en tu HIJA DE CÁTULO, que me ha llegado hoy a la librería y a la que todavía no le he hincado el diente con más detenimiento, que has amainado el ritmo narrativo que utilizabas en REINA DE CARTAGO en beneficio de una mayor intensidad descriptiva del contexto en que se desarrolla la historia. Digo "amainar" porque, tal vez, no haya otro verbo mejor para indicar el estado crecientemente sosegado al que conduce al espíritu la lectura de unas cuantas páginas, sea cuales sean las páginas escogidas, un poco por azar, pues ha sido el azar el que ha guiado la primera lectura que he podido hacer desde que esta tarde recogiera el libro. Esa cualidad se mantiene en todos los pasajes que he leído a vuelo de pájaro aún, lo que da una mayor autonomía literaria a cada uno de los momentos que resucitas -esa es la palabra- mucho mayor que la que tenían en DIDO, donde un pasaje necesitaba más de los otros para deslumbrar: por eso se lee con menos ansiedad por saber el resto de la historia; es -cómo diría yo- un libro de mesita de noche capaz de detener por sí solo el reloj con el ritmo tranquilo de su escritura, de su "serenidade"....

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola cayetano, ¡qué vas a parecer un alumno de Wert...! Ya quisiera ese señor. Yo no acabo de acostumbrarme al crome, no me gusta aunque dicen que es mejor. Con Boabdil tengo pendiente una conversación, así que puedes estar seguro de que lo saludaré de parte tuya. Besazos, querido amigo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Me alegra saber que ha llegado a tus manos la historia de Catulo y Clodia, toro de barro. Creo que cada historia tiene su propia exigencia respecto a la forma en que puede/debe ser contada. Lo importante es acertar... Espero obtener tu opinión más adelante, cuando la hayas leído. Besazos, querido amigo.

virgi dijo...

Me hace feliz, sentir que tienes tantas actividades relacionadas con tus libros.
Espero que sigas así, pero no mucho, eh? para que puedas seguir también con la Historia de Roma, anda...
:) :) :)
Un abrazo muy grande.

yolanda carrasco dijo...

Ojalá pudiera ir contigo a Granada, Isabel, tú, "La muchacha de Catulo" y Granada, qué más se puede pedir, pero por desgracia no puedo, pero que tengas muchísimo éxito, por descontado que lo tendrás y que disfrutes mucho en tan bella y mágica tierra,siempre que se nombra Granada me acuerdo de muchas buenas cosas, pero desde luego de lo que más es de ese otro también genial y entrañable libro :" El manuscrito carmesí", así que aunque ya he visto que lo han nombrado, sé muy feliz siempre y mucho más en Granada, Boabdil se sentiría muy contento, y según mucha gente se sentirá muy contento ,ja,ja, nadie sabe..., y según el maravilloso libro de Antonio Gala, se lo merece más que de sobra.Sed felices los dos!Un abrazo enorme Isabel.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos.

Aarón dijo...

Así, con sencillos preparativos y una ilusión y esperanza desbordantes, es como se demuestra que la anfitriona merece todos los elogios que le vengan de parte de los invitados.

Un abrazo muy grande Isabel, sé que no estoy tanto como antes (como habrás podido comprobar), pero tengo mis razones, y buenas. ¡Besos!

Carmen Cascón dijo...

Suerte con a presentación de "La muchacha de Catula" por tierras granaínas. Con tanto preparativo seguro que sale todo a la perfección.
Un beso

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Ah buena Clodia, puedes prepararme un banquete cuando quieras, no importa que haya pasaod mi cumpleaños, pero cuando gustes me preparas el ambiente y lo mas importante la comida. ya veremos h¿como haremos para llegar a al cita.