viernes, mayo 15, 2015

INSTRUCCIONES PARA CURAR AL MUNDO




Levántate apenas amanezca. Reparte leche y besos, medicinas; contémplate en los ojos de quien sufre; estrecha la mano encallecida del que, a falta de azada, arranca el fruto de la tierra con las uñas; suelta, uno a uno, los dedos aferrados al gatillo o al cañón de un arma y pon en su lugar un trozo de pan y dignidad, o un oso de peluche; deja correr el agua cristalina que sacia las gargantas y no destroza vientres. Exige, implacable, una justicia que ampute la codicia y las barreras. Solo entonces germinará la paz y sus espigas sanarán la tierra.

NOTA: Este es el texto escrito y leído por mí en el Festival Internacional de la palabra celebrado ayer en Valencia -y en otros lugares del mundo- y que este año 2015 giraba en torno a la paz. 

*Foto sacada de internet. Atlas sosteniendo el mundo. Museo de Nápoles.

13 comentarios:

M. Regalado dijo...

Una belleza de texto, a cuyo espíritu me uno letra a letra.
Enhorabuena!!
Y este abrazo

NáN dijo...

Cuando los aplausos sinceros y merecidos duran más (a mí me ha pasado al leerlo) que lo que se tarda en escuchar o leer el mensaje, es muy pobre decir que el autor o autora ha cumplido de sobra su objetivo.

Bertha dijo...

Nunca mejor dicho. "una justicia que ampute la codicia y las barreras"

Sabias palabras Isabel. El mal de este mundo es el afan de acumular solo por acumular...

Que pases un tranquilo finde Bssos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Celebro y aplaudo tus palabras... excelentes y conmovedoras!
Un abrazo

Dyhego dijo...

Buen reparto matutino, Isabel.
Vale.

ANA dijo...

Me sumo letra a letra a todas las reivindicaciones. Y ojalá que la Justicia tuviera manos libres para amputar codiciosos.

Un beso Isabel

Cayetano Gea dijo...

Muy bonito y acertado para los tiempos que corren.
Enhorabuena.
Un saludo.

Laura Díaz dijo...

Ojalá todos practicasemos tan sabias palabras...
Te devuelvo el saludo, Isabel :D
Un abrazo enorme

tecla dijo...

Hermosos texto, Isabel. Cada una de sus frases es una idea a seguir. No hay palabra, ni punto ni coma que tenga desperdicio y no nos llegue a lo más hondo.
Me lo he guardado en mi archivo para leerlo cuando lo necesite. Tan sabios consejos nos proporciona.

Isabel Barceló Chico dijo...

Gracias, M.Regalado, es un placer encontrarte de nuevo por aquí. Un abrazo muy fuerte.

Gracias por tus palabras, NáN, me animan en una época en la que no tengo los ánimos precisamente por las nubes. Un abrazo muy fuerte.

Isabel Barceló Chico dijo...

Cierto, Bertha, la codicia de muchos, y los prejuicios de muchos más, tienen como consecuencia una sociedad llena de desigualdades dolorosas, tremendas e injustas. Un abrazo, querida amiga.

Hola Neogéminis Mónica Frau, estamos muy necesitados de solidaridad y, sobre todo, de mirar a los demás como a humanos. Abrazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Gracias, Dhyego, fue un encuentro con poetas, artistas plásticos y prosistas muy enriquecedor. Besazos.

Saludos, Ana. El asunto, al final, es que las leyes las creamos nosotros, los ciudadanos, a través de nuestros representantes. Y quizá no hacemos bastante hincapié en la necesidad de que la justicia alcance a todos. Besazos, campeona.

Isabel Barceló Chico dijo...

Gracias, Cayetano Gea, un placer verte de nuevo por aquí. Besos.

Saludos, Laura Díaz, colega en los afanes clásicos... Besazos.

Gracias, Tecla, me alegra saber que que mis palabras son útiles a alguien. Besazos.