jueves, junio 14, 2007

9.- Eneas y la reina Dido se encuentran por primera vez.

No ha terminado de amanecer cuando entramos en el templo de Juno. ¡Han pasado tantos años desde la última vez que traspasé sus puertas…! Un edificio magnífico, digno de la mejor ciudad. Sus muros se alzan con firmeza, recios, imbuidos de una gravedad solemne y sacra. Aún está oscuro y vacío, pero dentro de poco empezará a venir gente.

- Aquí, señora Imilce – dice Amneris con su bastón en el aire, señalando la pared pintada y haciendo gestos a Karo para que acerque la tea – Mírala: esta es Nismacil. Eneas la reconoció por las cicatrices del muslo izquierdo. Son estas tres rayas paralelas. ¿Las ves? Un león le dio un zarpazo cuando era pequeña y le dejó la garra marcada.

- No debe ser fácil encontrar para cada personaje un rasgo que lo distinga de los demás – respondo con admiración ante la cantidad ingente de figuras y escenas – Cárminis trabajó muy bien.

- ¡Y tanto! Incluso podría haberla retratado. Pero ya sabes cómo era de reservada mi madre: hasta la llegada de los troyanos nadie supo que era una amazona. Excepto la reina, claro. Y porque no tuvo más remedio.

- ¡No creo yo que la reina obligara a tu madre a contarle nada…! – interviene mi nuera, sin poder evitar que se noten los celos en su tono.

- Desde luego que no. Pero te diré una cosa: antes matan a una amazona, que la casan. Ellas viven sin hombres, se aparean una vez al año, y nada más. Así que mi madre hubo de decírselo a la reina para librarse del matrimonio.
Mientras mi nuera y Amneris se enzarzan en un debate sobre las amazonas y los casamientos, Karo y yo recorremos el templo y lo estudiamos desde distintos ángulos. De niña solía venir muy a menudo. Entonces pensaba que era tan grande y espacioso como el cielo.

- Me parece bastante más pequeño que hace unos años – digo en voz alta.

- Será que tú has engordado mucho – contesta Karo. De buena gana lo estamparía contra la pared. Continuamente me martiriza: “no comas esto, señora Imilce”, “no pruebes esto otro, que luego te cuesta mucho moverte”.

- Eres un gusano, Karo. Y estoy calculando cuántos gusanos como tú cabrían aquí adentro. Eneas, desde luego. Y, según parece, su amigo Acates. Y los dos troyanos recién llegados a la playa. Los restantes asistentes eran gente nuestra, así que ocuparían la cantidad de sitio correspondiente a las personas normales.

Se calla y se aleja de mí. Lo veo de reojo marcharse hacia el fondo y simular que mira a los lados de la hornacina donde está la imagen de la diosa Juno. ¡Lástima que no se le caiga encima!

Me planto donde estaba el sitial de la reina Dido, dando la espalda a la diosa, y trato de imaginarme lo que ella vio. Estaría rodeada de bastante gente. Eneas habría logrado deslizarse dentro antes de su llegada y pasar desapercibido entre el público. Nada de brumas, ni nubes, ni fenómenos parecidos: él y su amigo debieron comprar a un campesino ropas fenicias y entrar en la ciudad disfrazados.

- Pudieron apostarse aquí, señora Imilce, y observarlo todo disimuladamente – dice Karo con mucha humildad. Señala con la mano un pequeño entrante entre la pared lateral y el muro del fondo del templo, donde una serie de ventanucos dispuestos en vertical desde el techo hasta media altura ventilan la nave y dan luz a la diosa. Hay espacio para dos o tres personas.

No me digno a contestarle. Pero podría ser.
----
----
La reina Dido está orgullosa del trabajo de Cárminis. Enriquecer el templo con estas pinturas ha sido un acierto. Dejan constancia de la inserción de Cartago en el mundo conocido, convierten esta ciudad en cronista de hazañas épicas y la vinculan a hechos gloriosos en los cuales no participó, pero de algún modo le afectan. No en vano fenicios, troyanos y griegos comparten el mismo mar y sus azares.

Hasta el propio Aemilius, quien hubiera preferido gastar el dinero en material para acabar la muralla, reconoce que la majestad, el prestigio y la prestancia de la reina quedan enaltecidos en este lugar. Acaba de despachar un asunto con ella, cuando un soldado anuncia la presencia de unos extranjeros y los conduce ante el trono. Son dos hombres de edad mediana, con los rostros ásperos como una piel de serpiente, oscuros y cuarteados por el sol. El cansancio se refleja en los hombros caídos y sus ropas revelan pobreza. La reina ordena que les ofrezcan agua y algún alimento.

- Noble señora – dice uno de ellos – no sería honesto aceptar tu hospitalidad mientras nuestros compañeros desfallecen en las naves. Tus soldados nos impiden desembarcar y descansar en tierra.

- Hemos fundado esta ciudad recientemente y debemos precavernos. Pero dime quienes sois, y cuántos, y cómo habéis llegado aquí.

- Puedes considerarte dichosa, reina, porque nosotros carecemos de una ciudad a la que llamar nuestra. Mi nombre es Cloanto. Fui guerrero en otros tiempos, antes de que el infortunio me convirtiera en timonel de una nave de fugitivos troyanos. Una tormenta nos ha apartado de nuestra ruta y arrojado a tu playa. Y nos ha destrozado el corazón, porque hemos perdido a nuestro príncipe Eneas con varias naves. Y es a él a quien seguimos para fundar una Troya nueva, él es nuestro jefe y nuestra esperanza. En cuanto a ti, sólo te pedimos permiso para sacar nuestras naves del agua y repararlas antes de decidir qué hacemos.

- ¿Sois troyanos, dices? – pregunta Dido asombrada – ¡Sed bienvenidos! Desde hace años conocemos y admiramos vuestras gestas. Mirad estas paredes: aquí está escrita vuestra historia. ¡Cuántos padecimientos habréis sufrido…! Comprendemos muy bien vuestra amargura, porque también nosotros hemos probado el dolor del destierro. Pero no perdamos tiempo.

Y volviéndose hacia quienes estaban a su lado, comienza a dar órdenes.

- ¡Acus!, encárgate del desembarco. Que nuestros soldados les ayuden a sacar y proteger las naves. Aemilius, dejemos por un día las obras de la muralla y que tus hombres vayan en busca de agua y comida. Igres, a ti te corresponde dirigir una escuadra de socorro y registrar las costas de alrededor en busca de las naves de Eneas. Dile a Amílcar que te acompañe. Y tú, noble Príncipe del Senado, ocúpate de formar varios grupos para explorar la costa por tierra. Podría ocurrir que hubieran naufragado y hallado refugio en alguna de las playas cercanas.

Los ojos de Cloanto y su acompañante se llenan de lágrimas. Incapaces de hablar, se arrojan a los pies de la reina para manifestarle su agradecimiento. Dido les pide que se levanten, y aún añade más:

- Eneas se ha salvado, estoy segura. Pero en caso contrario, sabed que podéis quedaros con nosotros. Ésta será vuestra tierra, vuestra ciudad. Mezclaremos nuestra sangre y tirios y troyanos quedaremos fundidos en un único pueblo.

Termina de decir estas palabras, cuando un individuo se abre paso entre los demás y se detiene ante Dido. Clava sus ojos en los de ella con extraña intensidad. Hay tristeza, y gratitud, y admiración, y fortaleza, y dulzura en esos ojos. Y pese a todo ello parecen proceder de un abismo o haberse contagiado de la hondura marina. Son insondables. Ningún hombre se ha atrevido jamás a escudriñarla de tal modo, pero la reina se mantiene firme y sostiene largo tiempo esa mirada.

- Reina Dido – dice el extraño al fin – ante ti se inclina el troyano Eneas.

*Templo de Minerva. Asís.
**Detalle de pintura mural. Museo Nacional Altemps. Roma.
***Detalle del interior del panteón de Agripa. Roma.
****León de terracota. Asís.
*****Detalle de escultura de la diosa Minerva. Museo Nacional Altemps.Roma.
******Detalle de escultura masculina. Piazza del Popolo. Roma.
*******Detalle del busto del emperador Adriano. Museo Nacional Altemps. Roma.
********Detalle de relieve en un sarcófago. Foro romano de Asís.

53 comentarios:

Trenzas dijo...

¡Glub..! ¡Qué emocionante final...!
:)
Te manejas que da gusto leerte, amiga.
Y sabes cómo mantener la tensión, sin duda.
¡Ya estoy en ascuas esperando la respuesta de Dido a Eneas...!
Un beso grande, escritora

Ontokita dijo...

Aquí estoy mujerde Roma culta y sensible, vengo a decirte que estoy de vuelta y con ganas de seguir leyendo. un beso

jose luis dijo...

Envidia sana me das... Me encanta Roma. Saludos.

ALBERTO_SEPÚLVEDA dijo...

Y ROMULO...?
Eneas el que mea...

fabulosa página, se la voy a recomendar a mis alumnos

MABANA dijo...

Antes que nada gracias por tu visita...me siento halagada, en serio!!

Que me he bebido tu texto tan lentamente que lo he disfrutado muchisimo, que manera tan genial tienes de escribir...el final de ahora...todo todo...

Vaya que si te seguiré...

un cariñoso saludo

Rodolfo N dijo...

Siguiéndote, como siempre.
Fabulosa tu manera de atrapar con las letras.
Besos

Arthur dijo...

Ay Dios, que emoción ya se encontraron, y cuando me preparaba para leer que se iban a decir, PURRUM! Se acabó, me muero por saber que se dirán.

Y lo de las cicatrizes de la pierna de Nismacil, yo en su lugar, para que no se me vieran, usaria medias.

Saludotes, abrazotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Yo sabía que se iban a encontrar. También sabía que el reino de la reina Dido no odiaban a los troyanos.

Que buena era la reina Dido, brindando posada a los troyanos.

Espero lo que sigue.

Saludos, abrazos y besos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

zampano dijo...

Una opinion,si bien el aporte de Roma es infinitamente importante para la humanidad fundamentalmente en la Arquitecura, ciencia, medicina y otras ciencias humanas, es muy criticable varios aspectos de su cultura y la idiosincracia de esta antigua sociedad.
Roma fue la potencia antigua mas esclavista de todos los tiempos.Ademas de las conquistas militares es sabido que la gran potencia que fue Roma en la antiguedad se debio en gran parte gracias al uso del latigo... Es decir, es imposible obviar que los esclavos en Roma eran tratados como cosas,en el mayor de los casos,eran azotados a menudo para castigar hasta las menores faltas y muchas veces tambien como entretenimiento de sus amos. Sin dudas los esclavos rurales ligaban la peor suerte, sometidos a jornadas de trabajos extenuantes, con escasas vestimentas y comidas y hasta eran atados a molinos de trigo para moler el grano, haciendo el trabajo de una mula. La misma suerte corrian los que trabajaban en las canteras. Y como si fuera poco esto los esclavos de guerra eran utilizados como gladiadores en la arena ,amen de ser enviados a galeras donde debian remar como desgraciados a ritmo de tambor y latigo.
Como sociedad eran despreciables, ambiciosos, y sin escrupulos... DEJABAN MUCHO QUE DESEAR.

Goathemala dijo...

Fin de semana en el que quiero viajar por el tiempo contigo y por el espacio con nuestro común amigo Charles. Me hace falta para despejar la mente.
Imprimo en papel y creo que tendré tiempo por eso buceo por tu blog buscando historias pasadas que nunca leí como Marcia.

Gracias y buen fin de semana.

MORGANA dijo...

De momento pasao a desearte un hermoso finde, luego te leo despacio.
Muchos besos, querida Isabel.

Charles de Batz dijo...

"No debe ser fácil encontrar para cada personaje un rasgo que lo distinga de los demás", es una frase que me ha gustado mucho y que me ha dado que pensar en relación con la manera en que tenían -y en ocasiones, aún se tiene- de buscar un rasgo físico diferenciador en una persona, que sirva para denominarla.

Generalmente, ese rasgo estaba unido a una virtud o poder que también era lo que caracterizaba a esa persona o divinidad. Había, por ejemplo, distintas Ateneas -palas, polias, ergane, etc..Y con ello, se podía saber de la fábula que originó su nombre y, a la vez, su área de poder.

Me ha gustado pensar en ello.

Salud

alida dijo...

Que emoción tan grande recibió la reina en un solo día ver la obra de Cárminis el encuentro de Eneas y Dido
Y la cicatrices excelente como la describes
Feliz fin, un beso amiga

manuel dijo...

-Cuidado Dido, Eneas es hijo de Afrodita, ¡la diosa del amor!-

Fernando dijo...

Siempre una historia hermosa..besos Isabel

fgiucich dijo...

Es uno de los capìtulos màs intensos, donde la generosidad se expande y la grandiosidad de una reina, se admira.

Gabu dijo...

Por lo que veo han vuelto al abrigo de mi templo...Ya el círculo comienza a cerrar lentamente...

Mi querida ISABEL...No quería dejar pasar el día de hoy sin saludarte,dado que hoy se celebra el DIA INTERNACIONAL DEL COMENTARISTA...

¡¡¡HAPYYYYY DAYYYYY!!!

BESAZOS GIGANTES...

Minerva dijo...

Qué buena escena, Eneas observando a Dido con intensidad ... mi vena romántica empieza a surgir.

Y efectivamente, quien ha pasado la misma situación que otra persona, siempre estará en mejores condiciones de ayudarlo, porque lógicamente conoce mejor sus sentimientos ante determinado percance.

Un abrazo y besos!

Rouge dijo...

Oh, señorita, usted hace que los romanos se muestren otra vez alegres y bailen con presteza!

Diana L. Caffaratti dijo...

Es admirable cómo vas narrando los sucesos.
La Historia al servicio de la Literatura, en un engarce valiosísimo.
Me he leído repetidamente los capítulos que me faltaban.
La precisión de las descripciones me colocan en el lugar exacto para percibir cada detalle.
Y presiento que el capítulo próximo empezamos a hablar de amor...
EXCELENTE!

Bettina Perroni dijo...

Esto comienza a ponerse interesante... Dido en shock! ahora si el suspenso... me temo que el siguiente episodio será impactante...

No puedes adelantar su publicación? jajaja, feliz fin de semana :D

Clarice Baricco dijo...

Hubo una parte que me causó risa, mucho sentido del humor.
Y esas descripciones arquitéctonicas siempre me recuerdan a mis amores.

Recibe mi admiración Isabel.

Aurefaire dijo...

Ay amiga!!!!!!!! vengo de tener un virus enla compu y llego a estas cosstas y me encuentro con dos capitulos bellisimos, me emociono eneas!!!!
asi q soy amazonas eh??? me gusta!!!!!
te dejo besitos de hada y como siempre me dejas ansiosa por leer mas!!!!!!!
q tengas un hermos fin de semana!!!!!!!!

Elisa de Cremona dijo...

ayy Eneas, Eneas... un segundo más y el corazón no podrá con más entereza..

Kurtz dijo...

Muy bueno y muy emocionante. Buen fin de semana.

Sharm dijo...

hey .. how r u ?
can u just add an english hint about your post so that we can comunicate with you ?

i think it is about rome civilization !
thank you
sharm .. Egypt

Con Sal en los Labios dijo...

"Un león le dio un zarpazo cuando era pequeña y le dejó la garra marcada." Esta frase del principio me dejó pensando... Como en la misma vida real, a todos nos han dejado marcas de pequeños o de adolescentes, jóvenes o incluso en estos tiempo, y parece increíble que cada marca permanezca tanto...

Por otro lado, sobre el final, sin mentirte me imaginé la mirada, la forma, ese sentimiento de sentirse desnudo ante una mirada.. vaya que casi se me sale el corazón...

BELLO.... Un fuerte abrazo amiga mía...

unjubilado dijo...

Aemilius, ya no sabe exactamente lo que quiere, la muralla es importante, pero reconoce que además hay que dar prestigio a la reina.
En cuanto a buscar agua y comida no hay inconveniente, ya que me he enterado que Emilio, probablemente procede del vocablo latino aemilius, que significa "el que se esfuerza en el trabajo". Otros se decantan por la locución griega aimilios cuya acepción es "amable".

Trabajo y amabilidad, yo no estoy tan seguro.
Un abrazo

Ahelon dijo...

Este blog es una delicia, comenzare a darle un vistazo para ponerme al dia en este relato.
Siempre senti una particular inclinación hacia Troya, creo que cuando chica oía "ardio troya" me sentia particularmente ofendida jaja...
voy por Eneas ;)

Isabel Romana dijo...

Hola trenzas, parece que la reina es favorable a los troyanos, quizá porque son, como fue ella, fugitivos sin patria. Aunque nunca se sabe... Besotes.

Hola ontokita, feliz regreso. Verás en cuanto te pongas al día que las emociones no cesan. Besos y feliz semana.

Hola jose luis, Roma nos pertenece a todos y creo que todos le pertenecemos. Saludos cordiales.

Bienvenido alberto_sepúlveda, es posible que hablemos de Rómulo. Un personaje muy interesante. Gracias por tu visita y hasta pronto.

Hola mabana, espero que te unas cordialmente a todo este cortejo formado en torno a la reina Dido. Ella es nuestra favorita... Saludos cordiales.

Isabel Romana dijo...

Hola rodolfo n. en esta etapa en particular la reina nos necesita a todos. Gracias por tu compañía.


Hola arthur, la razón de que Nismacil no use medias es de cajón: se le llenarían de carreras en cuanto entrara en combate. ¡Buenos eran los griegos para andarse con delicadezas! Besitos, guapo.

Hola gusthav, desde luego la reina es muy solidaria. Otras personas, ya acomodadas, se olvidarían de las penalidades pasadas y despreciaría a quienes no tienen patria. De hecho, es algo que vemos con los inmigrantes todos los días, ¿no? Besos, querido amigo.

Hola zampano, te recomiendo la lectura de mis post "Encuentro casual", "La decisión de la Reina", "Galla, la esclava", "Las mujeres de Escipión" y alguno más en los que se hace referencia a problemas sociales importantes. Desgraciadamente, y como bien sabes, la esclavitud no ha desaparecido de nuestro planeta, sino que se practica con intensidad bajo nuevas formas: desde el trabajo infantil, hasta la prostitución de niños y niñas, la explotación de los "sinpapeles", etc. Una lacra verdaderamente repugnante. Saludos cordiales.

Hola goathemala, me alegra que vengas por aquí a despejarte. Siempre es bueno cambiar de aires. Besitos y feliz semana.

Isabel Romana dijo...

Hola morgana, gracias por tu visita. Que tengas feliz fin de semana.

Hola charles de batz, esa fórmula de representar a las personas caracterizándolas de manera particular se ha prolongado y mantenido para identificar, por ejemplo, a los santos. Me gusta haberte provocado una reflexión. Besos y hasta pronto, querido amigo.

Hola alida, creo que, aunque no se haya dicho, el encuentro de ese día resultó crucial en la vida de Dido. Besotes y buen fin de semana.

Hola Manuel, es muy difícil, incluso para una reina como Dido, escapar al influjo de Venus. Besos, querido amigo.

Hola fernando, gracias por tu visita. Feliz fin de semana.

Isabel Romana dijo...

Hola fgiucich, desde luego la reina ha demostrado tener un corazón y una sensibilidad enormes. Ha brindado todo cuanto tiene sin pedir nada a cambio. Es digna de admiración. Besos.

Hola gabu, gracias por tu felicitación. Desconocía que se celebrase ese día, pero vaya, felicidades a todos/as. Tu templo es un lugar cálido y acogedor. Aunque no sé todavía cómo reaccionarás... Besitos, diosa.

Hola minerva, no todo el mundo que ha pasado una experiencia dura está dispuesto a ser transigentes con los demás, así que la reina tiene mérito. En cuanto a los sentimientos que te ha removido el encuentro con Eneas, debo decir que se acercan días intensos para nuestros corazones. Espero que no le fallemos a la reina. Besos, guapa.

Hola rouge, espero que se una a este grupo de resucitados... Saludos muy cordiales.

Hola diana l. caffaratti, seguro que pronto hablaremos de amor. ¿Para qué, si no, habría hecho la reina un periplo tan largo y peligroso? Besos, querida amiga.

Isabel Romana dijo...

Hola bettina perroni, hay que darle tiempo a la reina ¿no? Veremos cómo se desarrolla todo. Besitos, impaciente.

Hola clarice baricco, la arquitectura ha tenido gran importancia desde la antiguedad. De algún modo nos representa. Besos, querida amiga.

Hola aurefaire, ya ves que eres amazona y además combatiste al lado de los troyanos. Eneas no te ha olvidado... Besos, querida hada y hasta pronto.

Hola elisa de cremona, veo que corremos el riesgo de ser seducidas por este troyano. ¡Va a tener razón la señora Imilce al desconfiar de Trailo! Besitos, guapa.

Hola kurtz, espero que la emoción se mantenga hasta el final de la historia. Besos y hasta pronto.

Isabel Romana dijo...

Hello sharm, the present story is about roman and fenician civilizations, at the begining of their respective cultures. Thanks for your visit.

Hola con sal en los labios, es muy cierto que en nuestra piel van quedando gravadas muchas marcas... Espero que esta historia nos depare muchas emociones. Besitos, querida amiga.

Hola unjubilado, si la reina no hubiera contado con gente como tú ¿cómo habría podido fundar Cartago? Sea porque fueses amable o incansable en el trabajo o ambas cosas, fuiste un sujeto importante. Vamos, ¡que te lo digo yo! Besos, querido amigo y buena semana.

Bienvenida ahelon, si te ofendías al oir que ardía Troya, puedes estar segura de encontrarte aquí en tu casa. Ya sabes que los romanos se consideraban descendientes directos de los troyanos, a través del príncipe Eneas. Roma era su nueva Troya. Besos y hasta pronto.

Irene dijo...

hola isabel, me encantó el encuentro de Dido y Eneas y ese mirarse a los ojos.

En cuanto al comentario de Zampano, no creo que Roma fuese más esclavista que los EEUU con los negros o que fuese peor sociedad que la nuestra actual. Se oyen cosas horribles en nuestros días,sigue habiendo esclavos aunque la esclavitud está abolida y además, la sociedad actual desciende de la sociedad romana, fueron nuestros orígenes, nos guste o no. Nadie es perfecto y el ser humano es como es a través de cualquiera de sus épocas.
A mí me gusta fijarme en lo bueno del ser humano, en su arte, sus leyendas,su creatividad.
Besitos

Lady Zurikat dijo...

Hay uno que me dieron ganas de decirle: oiga este es un blog de literatura no de protesta, y encima por si no se dio cuenta, esta en la cuidad equivocada en la otra costa del Mediterraneo. Uno que conoce menos del mundo que un mapa...
En fin, inadaptados hay en todas partes, lastima que aparecieran aqui.
En cuanto a tus post, como siempre, siguen siendo imperdibles y la cosa se esta poniendo cada vez mas fuerte. Ya mismo quiero mas!

rafael pq dijo...

¡Isabel, leñes, que me he emocionado¡ Puff, si es que no me lo esperaba, pero cuando he leido esas lineas, ha notado algo raro en mi estado de animo, en el semblante...
Menuda Reina.MENUDA REINA.
En fin, gracias y mi admiración, porque en este mundo de los blogs, es la primera vez que me pasa.
Besos¡
P.D: y yo por ahi, perdido en los blogs, teniendo aqui esta maravilla...
Lo mismo hasta te escribo algo.

ESTELA dijo...

Hola isabel, un placer realmente haber llegado a tu espacio, bellisimos los capitulos al igual que las fotografias! muy buen gusto por cierto,y que imaginacion tienes chica!,un don que no todas tenemos. Has pensado en editar en libro?, realmente deberias.

He leido el comentario de zampano, y coincido con lo que a dicho irene por aqui. Dejame decirte chico que tu pensamiento, con mucho respeto, es algo extremista y subjetivo... Mas alla que lo que dices es veridico, esta gran civilizacion es el embrion de donde venimos. Ademas las sociedades son marcadas por los sucesos y hechos que se van viviendo en el momento, imagina que de haber vivido en la antigua roma, las practicas que criticas podrian haber sido aceptadas sin ningun juicio de valor por la sociedad actual,siendo amo ,emperador o esclavo. Porque las sociedades funcionan contemporaneamente a los tiempos que les toca vivir...

En cuanto a ti zampano, de haber pertenecido a esa civilizacion, o si pudieras viajar por el tunel del tiempo hacia roma... con ese nombre no imagino para ti chico otro destino que la galera que tu mencionas... va esto con humor, espero asi lo recibas.


saludos, buen fin de semana.

Antonia Romero dijo...

Esto no decae... Me he puesto al día y como siempre me ha encantado. Adoro a Dido.

Perséfone dijo...

Nuevamente al día y nuevamente esn ascuas... por qué!!!

Besos bella!

cieloazzul dijo...

ufffff Isabel!!
que emocionante se está poniendo la historia!!!
sigo, sigo pendiente!!!
besos mi niña!

Ahelon dijo...

ojjj me lo he leido todo para quedar al tanto. Bien por lo femenino, pero.... no puedo dejar de echar porras al de la mirada insondable! ya lo veo en colores XD
esperamos noticias!

krisish dijo...

Al igual que Cárminis con pinceladas tú encuentras para cada personaje un rasgo que lo distinga de los demás.
Un besete

marvision dijo...

Quiero agradecerte de corazón todo lo que nos has apoyado en esas horas bajas. Esto no tiene pago, ya que el apoyo en estos momentos es impagable...
tu eres algo más que una buena escritora, tu hablas de historia y no de ti, dices y te informas para hablar a traves de tus escritos, no tengo nada que añadir, solo que eres como un libro, contigo se aprede constantemente
Te quiero dar un beso fuerte y de verdad...gracias Isabel, de corazón
tu siempre amiga...marvision/marimar

Un día hablaré de todos vosotros y dedicaré un post o dos a poner a cada amigo en su sitio, desde mi punto de vista, claro...que no es poco, para teneros a todos cerca y con cariño...

Gaby del Río dijo...

Hola, querida amiga!!
Antes que nada quiero pedir una disculpa por no haber visitado antes....hemos tenido serios problemas con la máquina y no nos ha dejado navegar. Sinceramente me daba mucha pena comentar algo antes de ponerme al corriente, y como siempre...Alimento para la mente, amiga!!!!
Pero qué le contestará...espero que la respuesta aparezca muy pronto.
Te dejo un muy fuerte abrazo....
:)

Goathemala dijo...

Bárbaro Isabel, la historia gana en profundidad y complejidad. Me gusta leerte de esta manera, casi de tirón.

Las imágenes que acompañan a los diálogos son tan visuales que me sobrecogen. Como esa espuma blanca que impide ver el número de naves que se acercan o los ojos agradecidos pero que proceden de abismos o honduras marinas.

Un gozo a los sentidos.

Gracias y saludos.

kostas K. dijo...

Con miradas así, no me extraña que el fuego y la pasión aniden en ambas almas.
Besillos, querida amiga.

Zebedeo dijo...

Ajá, ya tenemos el primer encuentro entre los dos, y han quedado gratamente impresionados uno del otro. Lástima que el destino les tenga reservado un lugar diferente al que se merecen.

Isabel Romana dijo...

Hola irene, te doy toda la razón. Nuestra sociedad tiene aún rasgos muy inhumanos, no puede decirse que sea el colmo de la humanidad. Y también, como la antigua, tiene muchas cosas buenas. Besos, querida amiga.

Hola lady zurikat, dentro de nada entra en escena lady ice, espero que para entonces se incorpore y opine sobre su papel. Creo que sí, que estamos entrando en una zona caliente. Besos, querida amiga.

Hola rafael pq, según el personaje que eligió cada uno, unos salieron al principio y otros salen al final. Me alegro que te haya gustado el recibimiento de la reina. Es una mujer extraordinaria. Besos, querido amigo.

Hola estela, gracias por tu visita. El mundo antiguo es muy fascinante, un espejo en el que podemos ver de dónde venimos y quienes somos. La sociedad romana era esclavista, igual que todas las de la antiguedad (griegos, cartagineses, etc) y ya hemos visto que la esclavitud se ha mantenido durante siglos. Por poner un ejemplo, el pintor Velázquez tuvo un esclavo, Juan de Pareja, del que hizo un maravilloso retrato y al que enseñó a pintar. También le dio luego la libertad. Muchas costumbres, aunque nos repugnen, hay que verlas en su contexto. Más repugnante y despreciable es la esclavitud actual. Besos y hasta pronto.

Hola antonia romero, celebro que te guste Dido. Creo que es una mujer con luces y sombras, pero excepcional. Besos, querida amiga.

Isabel Romana dijo...

Hola perséfone, creo que cuando acabe esta historia, aparte de un premio a los resistentes que la habéis seguido desde el principio hasta el final, tendremos que hacer una terapia colectiva: echaremos tanto de menos a la reina... Besos, guapa.

Hola cieloazzul, es cierto que el ambiente se está caldeando... veremos qué pasa. Besotes.

Hola ahelon, vemos qué corazón tiene el de la mirada insondable. No sé... Gracias por el esfuerzo de ponerte al día. Besotes.

Hola krisish, si es cierto que los personajes se van caracterizando, doy un suspiro de alivio. Besitos, guapa.

Isabel Romana dijo...

Hola marvisión, me alegra haberte confortado aunque fuese en una pequeña medida. A todos nos ocurre que tenemos dificultades a veces, y también necesitamos sentirnos acompañados. Ánimo y hasta pronto, querida amiga.

Hola gaby del río, ya ves que las espadas dialécticas están en alto entre la señora Imilce y el poeta troyano. En cuanto a Dido y Eneas, parecen ajenos a esa pugna, pero temo que estén en el centro de ella. Besos y hasta pronto.

Hola goathemala, creo que poco a poco nos vamos familiarizando con los personajes y los sentimos cercanos. Y tú mas, porque a tu sombra se sientan y charlan muchas tardes. Besos, querido amigo.

Hola kostas k, las miradas pueden ir de corazón a corazón. Mira si son hermosas y peligrosas. Besos y hasta pronto, guapo.

Hola zebedeo, veremos qué ocurre entre esos dos personajes de personalidades tan acusadas. Estoy deseando seguir... Besos.

Rosa Silverio dijo...

Querida Isabel:

¡Qué emocionante!

Me encantó ese párrafo final en el que describes la mirada de Eneas, es absolutamente poético, mágico y envolvente.

Un final emocionante que nos deja con ganas de leer más, de saber lo que ahora pasará entre Eneas y Dido.

Abrazos.