lunes, junio 01, 2009

ORIGEN DEL NOMBRE DEL MES DE JUNIO


Reina de los dioses, poderosa Juno, si odiaste a los troyanos – y nadie dice que los odiaras sin razón – no extiendas tu rencor hasta nosotros. Cierto que descendemos de su estirpe y eso nos llena de orgullo. Pero jamás pretendimos pasarte cuentas de las penalidades de nuestro padre Eneas, ni nos ha ofendido que protegieras a Cartago, el más feroz enemigo que hayamos conocido nunca. Antes bien, por todos los medios hemos tratado de ganarnos tu favor y no en vano te llamamos Madre.


A ti te dedicamos el sexto mes del año, cuando sonríe la campiña y los árboles están ya cargados de diminutos frutos; protégelos y protégenos. Moneta, Sospita, Lucina, Regina, todo eso eres para nosotras, las matronas romanas, y nunca te faltará nuestro respeto ni nuestra veneración.


NOTA 1.- Los romanos se consideraban descendientes de los troyanos que consiguieron huir de Troya cuando era destruida por los griegos. Según la mitología, el fundador de Troya fue Dárdano, hijo de Júpiter y Electra. De ahí nació la enemistad de Juno hacia Troya, pues se sentía, una vez más, ofendida por la infidelidad de su marido Júpiter. Moneta significa “la que avisa”, Sospita “la salvadora”, Lucina es la advocación bajo la que Juno protegía los nacimientos, Regina significa “Reina”. Para cada una de esas advocaciones tenía su propio templo. Además, formaba parte de la llamada Tríada Capitolina, es decir, los tres dioses (Júpiter, Juno y Minerva) que presidían el templo de Júpiter Optimus Máximus en el Capitolio, el templo más venerado de Roma.

NOTA 2.- Quien sienta curiosidad por conocer algunos ritos relativos al templo de Juno Moneta, puede leerlos en la crónica felina titulada Las ocas sagradas de la diosa Juno. En breve, publicaré un post dedicado a la fundación de ese templo.
NOTA 3.- Nuestro amigo Manuel ha tenido la amabilidad de señalar, en su comentario, que el mes dedicado a la diosa Juno era, en realidad, inicialmente, el cuarto mes del año. En efecto, el año romano empezaba en marzo, el mes dedicado a Marte, dios de la guerra y terminaba en diciembre. Posteriormente se añadieron dos meses, enero y febrero. Desde mediados del siglo II a.C. el año comenzaba en enero, de ahí que Junio pasara a ocupar el sexto lugar. He preferido mantener ese número en el texto, al entender que es más sencillo para los lectores el ubicarlo ahí, donde ahora está, y que luego puedan leer esta nota aclaratoria. Gracias, retórico empedernido.

*Juno Ludovisi. Museo Nacional Altemps. Roma.

**Detalle de una lápida sepulcral. Museo protestante. Roma.

45 comentarios:

amor y libertad dijo...

oh, juno, señora, alivia nuestro verano, no nos seas ingrata, dejemos atrás el mayo cristiano y empecemos ya el junio de la verdadera luz

(un beso, isabel, a los tiempos,

santiago)

daalla dijo...

Mis alumnos también se encomiendan a Juno pues llega la hora de la verdad. Por sus frutos los conoceréis.
Besos, Isabel.

La Dame Masquée dijo...

Muy apropiada la entrada para el dia de hoy, en que comienza el mes en honor de la diosa.
Estoy deseando leer el prometido texto sobre la fundacion de ese templo, madame.

Feliz mes de Juno, pues!

Bisous

Isabel dijo...

Siempre me ha gustado eso de que el nombre de los meses vengan de Roma. Éste, dedicado a Juno, estupendo. Besos.

Mayte dijo...

Juno...la diosa del Olimpo..cuántas desdichas y alegrias se le enlazan.

Un bikiño de inicio de semana!

carmencmbejar dijo...

Es curioso: leyendo esta entrda me doy cuenta que los apelativos que daban los romanos a Juano tiene algo similar a la forma de rezar el rosario y llamar a la Virgen.

Bueno, no es raro. Para mí la mayor parte de las cosas que forman parte de nuestra cultura proviene de Roma, cuna de la civilización. El cristianismo no hizo si no fusionar y sincretizar las tradiciones judías con las del Imperio (para mí el cristianismo tiene mas de latino que de judío, pero no soy ninguna experta en el tema)

Saludos

Cornelivs dijo...

Ignoraba ese dato Isabel, y no me importa reconocerlo.

Un enorme abrazo...!

Selma dijo...

¡Feliz, muy feliz Juno!
Que nos proteja la diosa y te traiga todo lo mejor...
Besos cariñosos, mi Romana!

elena clásica dijo...

Pues Juno, puede estar finalmente contenta de la dedicación de los romanos a su figura, y especialmente del regalo de un mes tan extraordinario, "cuando sonríe la campiña" ¡qué hermoso!, cuando el sol alcanza su máximo esplendor...
Juno, cuánto sufrimiento ocasionado por Júpiter refleja en su rencor.
Juno, hermosa y traicionada, recibe la veneración desde este templo romano, el blog de nuestra querida Isabel.
Preciosa dedicatoria a esta diosa y a tan extraordinario mes.
Un abrazo. (Gracias, de corazón por las palabras que me están dirigidas, eres un encanto. Tú sí eres una maestra, maravillosa escritora y corazón ardiente de Roma).

LA FULERITA dijo...

Mmmm...siempre me han intrigado las deidades griegas y sus pares romanos, aunque creo que de los comentaristas, lejos la más lega soy yo.

En cualquier caso, solo pasaba a saludar y dar las gracias por el gesto.
Saludos

fgiucich dijo...

Lo tuyo es sumamente didáctico. Gracias por enseñarme. Abrazos.

Alyxandria Faderland dijo...

Pavada de referencia! Las 'cronicas felinas' todo un icono de Isabel de Roma!!!! Esperemos que la madre Juno me ayude con su mes.... que no me olvide (y que no tome muy a mal que a su ilustre antecesor no le fue muy bien conmigo en el Hades....).

Dilman dijo...

Gracias Isabel por abrir esas páginas justo donde nacen las palabras, donde se vivifican las raíces del idioma.
Un gran abrazo Isabel!

Charles de Batz dijo...

Lo que me llama la atención es el significado que puede tener el hecho de que si, inicialmente, se otorgaban con cierta lógica los nombres de meses a Dioses o Diosas, se terminará por emplear posteriormente nombres referidos a gobernantes: julio, augusto, etc... Es como si se tratara de una estratificación de lo que es la historia del año como lo entendemos hoy en día, en el que durante un tiempo se dejó en manos de unos seres poderosísimos e indefinidos, y tiempo después se pasó a hacerlo en las de seres humanos a quienes se revestía de divinidad. Para mí que hay algo de "vulgarización" de su religión, de laicismo o de fin de la creencia en esos dioses.

Salud

Ana Trigo dijo...

Querida Isabel,

¡Qué maravilla de textos, es una delicia leerte! Te he dejado un regalito en mi blog.
Un cariñoso abrazo!

Marinella dijo...

Ciao Isabel, contraccambio la visita al mio blog...purtroppo non parlo spagnolo, ma credo che tu mi capisca lo stesso!
Bella questa tua passione per l'arte!!!!
A me piace dipingere. oltre che scrivere!!
Ciao ciao

GABU dijo...

Amiga,algo intuì acerca de que JUNO tuviera que ver con èste mes que comenzamos a transitar...

P.D.:Por cierto JUNIO tiene su encanto,aunque a veces uno lo empiece con el pie izquierdo... :(


BESITOS GIGANTES ISA QUERIDA

Lala dijo...

Vengo y me encomiendo a Juno, pues este mes es de exámenes y sospresas...ayy...


Un beso


Lala

sergio astorga dijo...

Isabel, atento estuve a Juno para el calendario, con tus datos me reafirman el sentir que a la mitad del año los frutos sembrados pueden floreser o fenecer.
Abrazos floridos.
Sergio Astorga

Irene Adler dijo...

Estupendo post : )
Besos, amiga

La Gata Coqueta dijo...

Y que no nos sea quitado este gran Juno, con todos los problemas que a ellos les haya ocasionado...

Me gusto muchisimo el detalle de la lapida, pensando en los tiempos en los cuales ha sido creada, mirese como se mire han sido y lo son unicos, siempre tienen ese último toque que sacan a flote hasta la cosa más insignificante y diminuta haciendole ser diferente a las demás.

Como siempre te digo un excelente trabajo.

Un beso y un abrazo en está tarde de Juno para ti.

carmensabes dijo...

Juno: Moneta, Sospita, Lucina, Regina, te venero en cada uno de tus templos. Tu mes es el mejor de todos, protégenos a las mujeres que nos declaramos seguidoras tuyas.
Bello post, genia!!

cieloazzul dijo...

Ay me encantó!!!
mi hijo adorado nació el ultimo día de Junio, mi madre también y creo que es el mes mas sofisticado y cabalístico del año...
me gusta, si
te abrazo querida amiga!
te quiero!

Armida Leticia dijo...

Valiosa e interesante información, siempre es un placer pasar por aquí.

Saludos desde México.

Manuel dijo...

Bonita oración, pero los dioses se enfadarán si ven que le cambias el nombre al sexto mes, el dedicado a Augusto. Recuerda que el séptimo es september porque el año empezaba en marzo. Gracias por un buen rato de lectura.

Mita dijo...

El año empezaba en marzo??
Y por qué?
Me lo paso aquí como una niña chica, es fenomenal Isabel, las fotos con las que ilustras los textos y todo.
Gracias

unjubilado dijo...

Junio (en latín "Iunius"): Hay distintas versiones sobre la etimología del mes de junio. Algunos historiadores piensan que el nombre de este mes proviene del nombre de la diosa romana Juno, la diosa del matrimonio. Otros autores proponen, en cambio, que el origen del nombre de este mes proviene de la palabra latina "iuniores" (jóvenes) en oposición a maiores (mayores) para el mes de mayo, quedando así los dos meses dedicados a la juventud y a la vejez respectivamente.

Como no soy historiador, aprendo sobre lo que escribes, pero, me haces estudiar mucho y navegar por internet, para seguir aprendiendo.
Un abrazo.

SUSANA dijo...

Muchas Gracias por esta preciosa y oportuna Entrada, Isabel!

Presento mis respetos a Juno, y si acaso tiene a bien favorecer algunos de mis proyectos en este mes, no dudaré en venerarla el año completo! Jajajajajaá!

Besotazo Amiga mía, qué gran Profe sos!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isabel,

Muy oportuna esta entrada hablando de Juno. Ya es hora de que reconozcamos que, antes de la Civilización Clásica, patriarcal y machista que conocemos, hay constancia en la Mitología de que previamente existió una época matriarcal en el Mediterráneo, de la que dejan constancia las diosas o heroínas que nos presenta la Mitología: Antígona, Juno, Deméter, Electra, y muchas más. De ello hace más de cien años que habló Bachofen (1815-1887) en su Obra “Das Mutterrecht” (El derecho materno).

Sólo quisiera hacer una anotación marginal a lo que dices sobre el rencor de Juno hacia los Troyanos: además de los motivos que tú aduces, Juno estaba rencorosa contra los Troyanos, porque Paris, un Troyano, no la escogió a ella como la más hermosa, en el famoso Juicio de Paris, y le concedió la manzana de la Discordia a Afrodita/Venus.

Sobre el comentario que haces al epigrama sobre el maestro, te diré que los que nos dedicamos a la Enseñanza sabemos, porque lo hemos sufrido en carne propia, que a veces existen alumnos que no se atienen a razones de ningún tipo.

Un abrazo,

Antonio

Trenzas dijo...

Después de esta preciosidad sobre la madre Juno, tantas veces ofendida por Júpiter y tantas veces
volviendo por sus fueros :)
Me encanta venir a leerte, ya lo sabes, así que ahora voy a recuperar lo que he dejado pendiente en estos días de ausencia.
Un abrazo super enorme, querida mujer romana.

El Bosque Olvidado dijo...

Ah, mi querida señora, aquí, en estas lejanas tierras del sur, el brillo deJuno se opaca, pues es el mes en el que nos llega el invierno.
¡Nefasta contrariedad!
Vuestra página es un placer para mí
Os saluda
Doña Guiomar de Ulloa

donna nobile dijo...

Ahora ya sé por qué un mes del año es "Junio". ¡Bien!

Bien, pues El vampiro de la colonia Roma es una novela ada larga, la lees muy rápido.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

!Salve a Juno! una de la Tríada Capitolina, con Minerva y Júpiter, dioses y diosas de la romanidad.
Juno Moneta, me complace pero adoro con más fervor a la Bona Dea, Mater Matuta, Maya, natura y madre, fertilidad.
Acabo de respirar los aires de ROMA y aún alucino, eterna ROMA, bella y viva en cada rincón.
El Ara Pacis está impoluta, restaurada dentro de su nueva caja de diseño. Para qué seguir...Roma.
Un beso y !salud!

Soledad Sánchez M. dijo...

Isabel, un bonito homenaje para el mes que acaba de comenzar.

Paris se perdió una ración de luz.

Un beso.

Soledad.

La Dame Masquée dijo...

Madame, hay un regalo para usted aguardando en mi blog.

Bisous

Cornelivs dijo...

Contestado tu comentario en mi blog, mi querida amiga Isabel.

Un enorme y afectuoso abrazo.

(No tengo tu email, Isabel, podrias indicarme cual es? Gracias...!)

Marci dijo...

Isabel, de nuevo gracias por este precioso post sobre otra figura femenina, es un placer leerte,te leo ya que me llega a mi blog, pero es complicado comentar, el señor e me dice que no quiere abrir tu blog. Ahora estoy con el sr. Mozilla y me va bien, raro, no?

P.D.: no sabes lo que me he reido con lo de "cenizo",eres genial!

Raúl dijo...

Por razones obvias, sólo hay que ver cuando nací, es mi diosa preferida.
Abrazos.

Perséfone dijo...

Isabel, que agrado volver a pasearme por tus letras, deleitarme con tus líneas que transportan.
Yo, de regreso, despertando de un largo letargo.

Abrazos!

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...eneas padre de roma y como nojuno su diosa estupenda documentacion para vivir en roma entre sus paseos y venidas siempre....besos y un fuerte abrazo isabel, de jose ramon...---

TICTAC dijo...

Juno no podia tener mes mejor para ser homenajeada...es el mes mas deseado, el mes del solsticio de verano con su día más largo del año....cuando la naturaleza, los hombres y los astros celebran una fiesta llena de buenos auspicios y energia!
Ojala' Juno nos regale un buen verano, porque hasta ahora por estos lares el sol que brilla no calienta! ;-)

Un feliz fin de semana querida Isabel!

mia dijo...

Juno... yo te adoro para COMPRAR tu protección, y no como en el resto de las situaciones, si no dejándolo claro previamente... no, no soy tu enemigo, y aquí está mi tributo de sumisión...

En el fondo, siempre ha sido... siempre ese de ese modo no???

Clarice Baricco dijo...

Interesante. Por acá tengo una conocida que se llama Junia.

¿Habrá historia de agosto?


Besos preciosa.

Tawaki dijo...

Es un placer poder aprender contigo.

Besos.

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Pues he aprendido unas cuantas cositas más sobre la diosa madre romana, incluida la aclaración sobre el calendario romano. Volveré para completar la información leyendo el enlace de las crónicas felinas. Un besote, Isabel.