jueves, enero 07, 2010

CRUEL AURORA…

Estos reproches hace a la Aurora el poeta Ovidio:


“¿A dónde vas tan deprisa, Aurora? (…) Ahora me es placentero yacer en los tiernos brazos de mi dueña, porque ahora más que nunca ella está bien arrimada a mi costado; ahora también es dulce el sueño y frío el aire y el ave canta nítidamente con su delicada garganta. ¿Por qué, molesta para hombres y mujeres, vas tan deprisa? (…) ¿Quién aguanta que las muchachas se levanten al amanecer, a no ser uno que carezca de muchacha? ¡Cuántas veces he deseado que la noche te impidiera avanzar y que las estrellas con su movimiento no escaparan huyendo de tu rostro!; ¡cuántas veces he deseado que el viento rompiera tu carro o que uno de tus caballos chocando con alguna nube espesa cayera! Envidiosa ¿A dónde vas tan deprisa?...”

OVIDIO. Amores.
Traducción de Vicente Cristóbal López

Esto es, en cambio, lo que piensa Corina respecto a la Aurora.

NOTA 1: Después de las fiestas es muy duro tener que volver a madrugar para ir al trabajo… ¡Ánimo!
Os dejo este enlace de
Ojos de papel con una crítica de mi novela Dido reina de Cartago.

NOTA 2: Gracias inmensa a todos los que os habéis alegrado conmigo del nacimiento de Helena. En breve os visitaré.

*Detalle de la pintura techal que representa el carro de la Aurora de Guercino. Imagen sacada de internet.
** Flores primaverales en Valencia.

35 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

La Aurora siempre llega demasiado pronto, sobretodo para aquellos a los que nos gusta dormir...

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Oportuna eres tú, querida amiga Isabel, como inoportuna es la fecha del día de mañana, con ese madrugón que a más de uno, y de una, le espera mañana. Oportunos los fragmentos que nos traes del poema XIII de los Amores de Ovidio. Y es que en Ovidio hay para todo y para todos. Por si alguien tiene ganas de pernoctar más de la cuenta incluso esta noche, ahí van las palabras originales de Ovidio. Siempre puede ayudar a conciliar el sueño la lectura, o traducción, de un texto Latino tan apropiado.

Un beso,

Antonio


Quo properas, Aurora? (3)

Nunc iuuat in teneris dominae iacuisse lacertis;
si quando, lateri nunc bene iuncta meo est.
Nunc etiam somni pingues et frigidus aer,
et liquidum tenui gutture cantat auis.
Quo properas, ingrata uiris, ingrata puellis? (5-9)

Surgere mane puellas,
quis nisi cui non est ulla puella ferat?
Optaui quotiens, ne nox tibi cedere uellet,
ne fugerent uultus sidera mota tuos!
Optaui quotiens, aut uentus frangeret axem,
aut caderet spissa nube retentus equus!
inuida, quo properas? (25-32)

Lunska Nicori dijo...

¡No te vayas, no, quédate, no te marches, de cuántas formas se puede pedir!¿A do con tanta prisa? Por favor, permanece a mi lado un rato más.
Textos que siempre nos enriquecen, y hoy, además, Antonio Martín Ortiz, nos trae el original. A mi me encanta ver también los originales, aunque no pueda traducirlos...

Tu nieta no podía llamarse de otra manera ¿eh?, se nota de dónde le viene el linaje.
Un fuerte abrazo.

Capitán dijo...

En contrapunto a Ovidio, tanto en el Antiguo Testamento (Josué)como en la Edad Media (Tentudía) tendían a mantaner el día para continuar la guerra. Ovidio prefería guerras más placenteras,

Un saludo

Cornelivs dijo...

Bello de veras...como nos gusta alargar los buenos momentos.


Besos...!

Elèna Casero dijo...

Gracias por esta entrada. A mí también me ha sucedido lo mismo muchas veces. Y pienso entre sueños: ¿a dónde vas tan deprisa?

Un abrazo

La Dame Masquée dijo...

Sí que es duro, madame. Las fiestas corren para nosotros tan deprisa como esa bella aurora, pero hay que adaptarse a lo bueno y a lo menos bueno.

Espero que nada le impida seguir disfrutando de esa criatura recien venida al mundo.

Buenas noches, madame Isabel

Bisous

salvadorpliego dijo...

Bella colección de la literatura universal nos compartes ahora.
Te deseo lo mejor para este nuevo año.
Un fuerte abrazo.

GABU dijo...

Tal cual amiga mìa!!!

Luego de las fiestas todo parece màs pesado y encima que aquì ha comenzado el verano realmente no quisiera que llegara nunca esa bendita aurora... ;)

MIS BESITOS DE CARIÑO ♣

fgiucich dijo...

Y todo empieza de vuelta, con la aurora a cuesta. Abrazos.

Lala dijo...

Me ha recordado mucho a Romeo y Julieta cuando hablaban de si sería el ruiseñor o la alondra.
Qué bonito!
:D

Sabes? Los reyes me trajeron a Dido!!! Síiiiii, creo que pasaron primero por un fnac! Jajaja!


Un besito


Lala

Adriana Alba dijo...

Isabel, tienes un bello espacio, muy interesante, fue agradable pasar por aqui... vendré seguido a leerte!!!

abrazos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Aurora de rosados dedos, arrancas el Amor Eros del lecho, cruel Helios con tu carro fulgurante, espera, detente un momento...mi niñita pequeña duerme, no vaya a despertarse, aún no...
!Aves! abuelita, !salves! bebita, bsitos del Quinto y míos.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Si hubiera sido Zeus, hubiera multiplicado por tres la duración de la noche, como hizo el dios con Alcmena. Un abrazo.

Xibeliuss dijo...

Ay, sí. Yo también he pasado noches en las que no quería ver la aurora.
Prefiero esto a asociar el texto a los madrugones!
Un abrazo.

Dilaida dijo...

Como dice Don Antonio en Ovidio hay para todo y para todos.Lo bueno pasa pronto, pero también es bueno tener trabajo aunque cueste el madrugón.
Bicos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Eso mismo digo yo, Isabel. ¿A dónde va tan deprisa la aurora? Se nota que a Ovidio ni le gustaba madrugar ni mucho menos que le privasen de compañía femenina a esas tempranas horas, jaja. Un beso fuerte y feliz finde.

ybris dijo...

Oportuna y bella cita de Ovidio para un fin de vacaciones de Navidad y un comienzo de la rutina temprana.
Agradezco también una vez más a Antonio su cita original cuando ya andaba yo buscando el texto latino.

Permíteme el atrevimiento de esta glosa asonetada, que no traducción, aquí:

"Adónde te apresuras tanto, Aurora,
ahora que ansío abrazarme a mi dueña
sintiendo junto a mí su piel pequeña
y el canto y el frescor en esta hora.

Adónde te apresuras tanto ahora,
ingrata a todos, corazón de peña,
alzando a mi muchacha mientras sueña,
barriendo el bien en que mi cuerpo mora.

Cuántas veces deseé que la fiel noche
no quitara a tu rostro sus estrellas
o el viento impidiera tu llegada.

Cuántas veces sentí tu gran derroche
de altas luces y me quejé de ellas
pues tan pronto levantan a mi amada."

Besos, Isabel.

Mª. Antonia Moreno dijo...

Querida Isabel, gracias por darnos ánimos en esta vuelta al trabajo... aunque el texto de Ovidio hace que reclamemos (si cabe) con más fuerza más horas de nocheeeee. ;-)

Besos

Santos G. Monroy dijo...

Isabel: enhorabuena por ser abuela, por seguir escribiendo así, por aportar tu granito de arena para conseguir que seamos un poquito más felices. Pero, mujer, no le temas a la aurora. Aurora es tu Helena recién nacida, Aurora es tu nueva novela (que espero pillar en breve en alguna visita a los madriles), Aurora es cada nuevo post, cada nuevo proyecto, y aurora es, en fin, esperanza de nuevos amores. ¡Feliz 2010!!!

fritus dijo...

Preciosa entrada y precioso fragmento...no hay como tener la sensibilidad de Ovidio para describir la angustia que nos produce despegarnos no solo de la persona amada, sino tambien despegarnos del edredón, con el frio que hace fuera, oiga...
un abrazo

Tawaki dijo...

¿Quién aguanta que las muchachas se levanten al amanecer, a no ser uno que carezca de muchacha?

Me hizo gracia esta frase.

Un abrazo.

joselop44 dijo...

Como siemrpe, aquí encuentro joyas con as que deleitarme un rato.
Un gran abrazo

La candorosa dijo...

La "aurora" no se detiene con nada!!, y sobre todo, en invierno ¡¡pare más ingrata!!

Abrazotes!

América dijo...

Bella cita de Ovidio inmortalizada en el tiempo.
Todo pasa y volvemos a comenzar.

Un abrazo siempre de la mano de mis respetos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Querida Isabel,

Me ha encantado el comentario que has hecho en mi espacio sobre lo que he escrito para Carmensabes y Elena Clásica, por el equilibrio clásico que demuestras en él. Se nota que tú te manejas bien con todos ellos. Es que uno, cuando trata con los Clásicos, aún sin pretenderlo, se queda impregnado de ellos. Entonces resulta que el poema que les he dedicado a los dos hermanas que, como bien dices, es más que merecido, se ha inspirado en el epigrama de Marcial que citas (I, CIX), que puedes, si quieres, releer en mi mismo espacio; y también en el poema X del Libro Segundo de los Amores de Ovidio, que puedes consultar en la excelente traducción que manejas.

Te envío un gran abrazo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo YBRIS,

Llego a tu espacio por lo que he leído de ti en el blog de Mujeres de Roma. Mañana me dedicaré a pasearme por tu espacio, porque lo creo interesante. Ya te he enlazado a los blogs que sigo. Como veo que te interesan los textos latinos, aquí tienes la dirección de donde podrás encontrar la mayoría de textos en Latín, Griego, y otras Lenguas.

http://www.hs-augsburg.de/~Harsch/augustana.html#la

Cordialmente,

Antonio

PS.: Te dejo aquí el comentario porque en tu blog no se pueden hacer comentarios

BELMAR dijo...



Que el año que comienza nos traiga energía e inspiración para crear mundos deseables y habitables desde la palabra empeñada. ¡La imaginación al poder¡ ¡A conquistar la realidad!

Un gran abrazo para ti.


«Cada rincón de un minúsculo florecer se hace cotidiano tras la palabra hasta habitar lo des-habitado como infante frente a la hoja en blanco.»

BELMAR

El Hippie Viejo dijo...

Bello Isabel! me gusta como nos llevas por distintos lugares de la literatura.

Deseo un hermoso fin de semana para tí y los tuyos!

besos

Adal...el que fuera el Sacerdote de Hércules en tu obra que ya compraré cuando llegue a Buenos Aires

04 dijo...

Soy mexicano, vivo en Toluca, el tema de Cartago me atrae mucho, intentare comprar su libro.

Saludos.

ISABEL MIRALLES dijo...

Querida Isabel, mis más sinceras felicitaciones por todos los éxitos conseguidos con tu libro "Dido reina de Cartago". Estoy segura que llegarán muchos más.

Es posible que vaya a Valencia en Febrero, intentaré contactarte.

Un beso muy fuerte. Isabel

CarmenBéjar dijo...

Aurora es tan fugaz que se escapa entre los dedos, igual que el famoso rayo verde de la novela de Julio Verne (vaya, ahora mezclo el mundo clásico con las leyendas y la literatura decimonónica, jejej).

Muchas gracias por tu envío, Isabel. Siempre pendiente de todo...

Un besazo

Myr dijo...

Eso digo yo: ¿quién aguanta que la Aurora vengfa tan deprisa cuando se está en los brazos del amado?

Eva dijo...

Si la aurora llegara un poquito más tarde seríamos todos mil veces más felices pero si no llegara nunca ¡ay! qué dolor más insospechado.

mia dijo...

En verso,prosa y canción se repite la misma plegaria... la misma ilusión, que se detenga el tiempo...