miércoles, enero 20, 2010

MATRIMONIO INFANTIL


Porcia va camino del templo de Juno a ofrendarle su bulla. ¡Ay, para ella han terminado los dulces días de la infancia!

Siento pena de Porcia. Su madre no podrá arroparla de noche ni acudir a abrazarla si tiene una pesadilla. A partir de mañana se verá sola, indefensa, violentada en su propio hogar porque así lo permiten la ley y la costumbre. Dormirá al lado de su marido, el rudo Marco, que no entiende de niñas, sino de carne joven.

¡Hacen bien las romanas en ofrendarle a la madre Juno su bulla la víspera de su matrimonio! Ya no necesitan ese amuleto para librarse de las envidias y el mal de ojo. ¿Quién envidiaría a una niña de doce años casada con un viejo?


NOTA 1: La bulla era un amuleto que llevaban colgado al cuello los niños y niñas libres. Solía ser un colgante de metal: de oro para los hijos de los patricios; de plata, cobre o bronce, para los plebeyos; los muy humildes llevaban simplemente un nudo en el cinturón. Se les imponía a los ocho días de nacimiento a las niñas y a los nueve días a los niños. Las niñas lo ofrendaban a Juno la víspera de su matrimonio; los niños, a los 17 años de edad la ofrendaban a los Lares o a Hércules.

NOTA 2: Debemos concienciarnos y luchar para que en nuestros días se erradique esa costumbre intolerable de matrimonios entre niñas y hombres mayores que se conserva en muchas culturas.

* Detalle de escultura de una niña. Museos Capitolinos. Roma.
**Flores en la terraza de Isabel romana. Valencia.

53 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

lo terrible es que hay paísis islámicos en que sigue vigente. Y no hacemos nada por impedirlo: nos tapan la boca con la religión...

Dilaida dijo...

Es tan difícil que desaparezcan esas costumbres como que desparazca el machismo, en muchos países por desgracia las niñas valen menos que una vaca, un camello o 10 ovejas.
Bicos

gonzalo dijo...

Doce años y al matrimonio. A parir hijos, a criarlos, a obedecer.

La vida libre era de la cortesana.

YoSusan dijo...

Que tristeza dan estas malas costumbres amparadas en absurdas creencias.
Aún nos queda mucho a hombres y mujeres para terminar con ellas, creencias que se hacen ley por encima de las mismas, pero debemos seguir luchando por las libertades y los derechos de la infancia.
Tu entrada es una clara defensa de ellos. Gracias.

Un abrazo

La Dame Masquée dijo...

Pobrecilla Porcia. Pero madame, aunque la edad para poder casarse comenzara en los 12 años para las niñas, espero que no fuera frecuente que las empujaran tan jovenes al matrimonio, y menos con ancianos.
Una intenta pensar que eran otros tiempos, que tal vez se hacian adultos antes, pero aun asi a los 12 años dificilmente se podia ser otra cosa que una niña.

Buenas noches, madame

Bisous

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

-!Juno...en tu altar dejo mi muñeca articulada, soy yo, lo sabes madre-

Vivir o morir antes, ellos y ellas, a los 17 en el ejército, ellos, a los 14 matrimonio, ellas.
Ahora la niñez dura hasta los???
Besos y Aves dolientes.

Xibeliuss dijo...

Pobre Porcia, pobres niñas.
No debe repetirse.
Saludos.

Marcela dijo...

Es una costumbre horrenda. Increíble que aún no haya desaparecido.
Besos.

ybris dijo...

Pena dan tantas Porcias con su infancia truncada y violentada.

Habrá que decirlo en voz muy alta.

Besos.

Mª. Antonia Moreno dijo...

Desde luego, hay que pronunciarse en este tema tan humillante y desesperanzador. Bien por traerlo a tu blog, Isabel.

Por cierto, no sabía lo de la bulla, qué curioso. ¿Tal vez lo de la medalla cristiana vino de aquí?

Un abrazo querida amiga

Cornelivs dijo...

Que pena que esta costumbre siga existiendo en algunos paises...

Estupenda entrada.

Besos...!

Charles de Batz dijo...

Nefasta costumbre que se sigue celebrando en muchos lugares sin que se haga nada contra ello. Incluso me arriesgaría a afirmar que hay colectivos en este país que siguen haciéndolo... Debería estar no sólo penado, si no duramente perseguido.

Salud

Cayetano dijo...

La historia que nos traes lamentablemente sigue vigente en nuestros días, no sólo en esos países, anclados en la Edad Media más oscura, que todos tenemos en mente sin necesidad de nombrarlos; sino también en otros muchos lugares se dan casos de niñas a las que se roba su inocencia y su infancia por abusos sexuales a manos de adultos desaprensivos. Uno de los mayores crímenes que se pueden cometer, porque esa infancia no se podrá recuperar.
Saludos.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ay, Isabel, hay un refrán que ilustra esa perniciosa y ominosa costumbre que también se observaba en el mundo romano, a juzgar por tu ilustrativo relato y es que "al gato viejo siempre le ha gustado el ratón tierno". Y sí, nuestra sociedad debe concienciarse y luchar porque en otras sociedades se erradique esa costumbre y también por erradicar la pedofilia en nuestro mundo, que al fin y al cabo es lo mismo o peor. Un beso fuerte, querida amiga y muy feliz finde.

anarkasis dijo...

dada la última frase de la notación, que aunque no lo dice nos introduce a concluir en ello, en buena fe eso si.
Isabel: es un anacronismo sacar conclusiones en el siglo XXI bajo un prisma de necesidades del siglo XXI sobre datos del siglo -I, lo que ahora está mal, entonces puede que estuviera más que bien, o siendo más precisos/as fuera una necesidad social de supervivencia global en todas las culturas de aquellos entonces.

También es un anacronismo social, situarse en Europa y sacar conclusiones de las costumbres en el corazón de las tinieblas de Africa o del Amazonas.

Ahora bien, sería buena costumbre EN ESPAÑA, en estos tiempos que corren, que ante cualquier sospecha, por ejemplo la de un maestro, un juez se presentase, y preguntase a solas al menor, si lo está haciendo libremente, y si no fuera así "empapelara" ejemplarmente a más de uno, además de impedir el acto.

vinti dijo...

¡Qué poco protagonismo tuvuieron las mujeres romanas!¡qué poco valoradas! y a la vez que valientes tuvieron que ser. Y eso sin contar con el nacimiento de los hijos...
Saludos.

GABU dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
GABU dijo...

Jajajajajajajaja

Creo que me rìo de los nerrrrvios!!!

Que horror,amiga mìa,12 añitos nada màs??

P.D.:Esas costumbres me temo que hoy en dìa en algunos paìses no se han perdido...

TE DEJO MUCHOS BESITOS

Marci dijo...

A veces se cometen auténticas barbaridades amparadas en el nombre de la cultura...
Un saludo!

Carmen dijo...

Que aún haya Porcias a esta altura de los tiempos, es uno de los fracasos más intolerables de la humanidad.
Mil besos Isabel

Lala dijo...

Me dan escalofríos de pensarlo...
Es terrible el hecho de que uno no pueda elegir, y más terrible aún que se imponga a esas edades.
Y lo peor es que se siga practicando.
Horrible!


Un besito


Lala

Kurtz dijo...

Ojalá se erradique esta costumbre bárbara y despreciable.

fgiucich dijo...

Aquellas costumbres que todavía siguen vigentes en muchos lados de este nuestro planeta en decadencia. Abrazos.

almena dijo...

Isabel, retomo la lectura de este gratísimo espacio, y te doy mi enhorabuena más sincera por todos los éxitos que Dido está teniendo de tu mano.

Este beso

V dijo...

Qué horror :(

Besos, Isabel.

siempreconhistorias dijo...

Tantísimas aberraciones contra niñas y niños Isabel, tantos adultos que solo entienden de carne joven. Qué bien lo dices. Cuánta rabia y tristeza me han resucitado tus palabras.
Gracias, querida Isabel.
Muchas gracias.

Negrevernis dijo...

Cuando cuento estas cosas a mis alumnos de ESO siempre alguien pone cara de horror, pero se reconforta pensando que "son cosas de romanos". No tardo nada en hablarle de lo dura que es la vida de muchas niñas que no tienen su misma suerte en otros países...

04 dijo...

Muy interesante, la vida en otras epocas debio haber sido dificil.

Saludos.

Alita dijo...

Hola, es la primera vez que paso por aca, estuve mirando tus escritos y realmente me gustaron. Me agrada muchisimo tu manera de expresarte.
Besos, cuidate

sergio astorga dijo...

Isabel, las herencias a veces no enriquecen, esta es una de ellas. El abuso es totalmente vigente.

Abrazos mas que temerosos.
Sergio Astorga

Armida Leticia dijo...

De esas flores azulitas, hay muchas por acá, todo el año. Ahora las mujeres ya no se casan y tienen a su primer hijo, casi a los 40...Desgraciadamente, las niñas siguen estando en peligro de ser abusadas.

Desde México, un abrazo.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Me alegro Isabel, de toda la promoción y los actos que vas haciendo de Dido Reina de Cartago, acabo de ver el vídeo de UPV.
te felicito.

Clarice Baricco dijo...

Es fatal esto. Fatal.
Tanta conciencia que dejan tus letras.

Besotes amiga mía.

Isabel dijo...

No sabía que esto también había pasado en la antigua Roma. Es nefasto, antes y ahora. Besos y buen fin de semana!

La candorosa dijo...

Que realidades tan tristes debían vivir las niñas!!!

El fin de la inocencia!!

Abrazos!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isabel,

Muy acertada tu explicación del matrimonio que concertaban en Roma los padres de una niña con un hombre, que podía perfectamente triplicarles la edad. De acuerdo en que todo ello es una aberración.

Y añado más: ¿qué podemos pensar cuando vemos por la calle a una pareja, pues eso parece que es, formada, por una jovencita de unos treinta años, cogida de la mano de un hombre de más de setenta? No tengo la impresión de que la tal jovencita haya sido obligada. ¿No será que anda detrás de algo, que no es precisamente el Amor por el que parece ser su marido provisional.

Te envío un beso,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Léase
provisional?
en lugar de
provisional

El Navegante dijo...

Isabel, queridísima Amiga.
Tal vez el barco no tenga las velas tan henchidas como en otras épocas, pero por algo la Bitácora es de Cristal.
En ella queda el aliento de todos aquéllos amigos que me han hablado cosas profundas con el corazón abierto.
es una marca indeleble, que siempre se conservará allí, y tu aliento es uno de los que se destaca, quedó plasmado en color rubí.
Seguí mágicamente su rumbo allende los mares, y aquí estoy, apouando plenamente tu admirable exposición sobre las lacras de la humanidad, que aún cuesta tanto erradicar.
ABAJO LA PEDOFILIA, que alguna vez todos los niños, al decir de Serrat, puedan "joder sólo con la pelota", al decir de ESOS LOCOS BAJITOS.
Y las niñas será con sus muñecas, o sus playsatation, qué más da, pero no con monstruos, hagamos votos que así sea.
Recién veo tu foto, apa, ahor me cierra más conociendo tu imagen, todo lo que vales como ser humano y artista excepcional.
Un besazo

daalla dijo...

Bárbara costumbre (por más que provenga de los clásicos)y que hay que erradicar para no condenar a una verdadera muerte en vida a ninguna niña en ningún lugar.
Besos

Angel Molledo dijo...

Gracias por tu comentario a mis "historias de dragones". Me complace enormemente tu seguimiento de mi blog con el que intento poner un entorno "terrenal" y prosaico a páginas tan de altura tan líricos dentro de su realismo y tan inspiradores (doy fe) como esta (particularmente) o las de Antonio Martín o de las Dames y Madames que te acompañan (seguro que hay varias más que me pierdo pero no doy más de sí de momento). Vosotros ponéis el primer plano y yo busco el ruido y la polución de la calle.
Vi los videos de tu presentación, elocuentes sencillos y llanos como corresponde a la gente de espíritu y fondo. Ya tengo encargado tu Dido y he de pasar a recogerlo. Seguro que tu inspiración superará con creces mi información. Como siempre. (Como ves, mi tendencia al desparrame es crónico).
Muchos besos

Rafael R. López dijo...

Isabel, perdona el off-topic pero por si no te lo ha comentado nadie, cada vez que cambias de página en tublog se abre una nueva página con publicidad (pop-up). Normalmente es un código que se pone con los analizadores de estadísticas gratuitos como el que tienes en tu blog (webstats.motigo.com...).
Por favor, no publiques este comentario.
Saludos

Mayte dijo...

La mar de injusto, niñas viudas condenadas a aislamientos, a truncar sus vidas para siempre, a veces las costumbres antiguas son tan absurdas...

Un abrazo Isabel, bonito fin de semana.

Basurero Usurero dijo...

Simpatizo con el rudo Marco y su fascinación por la carne joven. Suerte.

Alhami dijo...

.



...si, eso observaba en Alhamikamna, donde las muchachas se inician en la vida sexual activa entre los doce y 15 años, es una costumbre arraigada en el pueblo... lo ven como algo natural, pese a que las leyes del país (Nicaragua), permiten la libre vida sexual, solo después de alcanzar la mayoría de edad que es a los 18 años... los menores pueden casarse sólo con el consentimiento expreso de los padres del menor

interesante conocer sobre esas costumbres romanas sien en ese entonces la cuna de la civilización...

Te mando un arbazo fuerte...

Isabel Martínez dijo...

A mí también me da pena de Porcia y del fin abrupto de su infancia.

Es una vergüenza que, en la actualidad, sigan existiendo países con esas costumbres.

Un fuerte abrazo.

El blog de Mila dijo...

Nunca mais como dicen en mi tierra. Nunca mais las niñas así, mujeres de golpe, sin infancia, sin sueños.

Aparte de todo, bonitas flores.....

Un beso

elena clásica dijo...

Negro destino el de algunos niños, consentido y aceptado en tantas sociedades, ¡qué terrible!

Besazos, Isabel querida.

Isabel González dijo...

Una pena perder la infancia antes de tiempo. yo tengo esas flores tabién en mi balcón de BCN. Plumbago, aunque en mi pueblo de Sevilla le llaman "celestina"

mi nombre es alma dijo...

Una historia antigua que como dices y lamentablemente se repite actualmente en algunas culturas y no muy lejanas.

Un abrazo

Lunska Nicori dijo...

Ojalá en la actualidad esto ya no existiera, pero la realidad es otra. ¡y es terrible!

El llano Galvín dijo...

Hola Isabel!
Es inimaginable el horror que debían sentir, y todavía algunas hoy sienten, las niñas al llegar al matrimonio. Esa ruptura sin transición con la infancia debe ser muy dolorosa. Creo que podemos sentirnos muy afortunados.
Un beso!!

mia dijo...

No sé que encuentro más cruel... si el hecho en si... o el reconocimiento de lo que supone... no lo sé...

Franki dijo...

Es una barbaridad y me duele pensar que aun hoy, en muchos lugares se sigue practicando.
Besos