lunes, noviembre 15, 2010

APOLODORO DE DAMASCO Y EL TEMPLO DE VENUS Y ROMA.


¿Quién no enmudecía de asombro y de placer al entrar en el Foro de Trajano, tu obra maestra, el conjunto monumental más hermoso de todo el imperio? Creíste que tu fama y las grandes obras que habías concebido y construido para el emperador Trajano te colocaban por encima de los demás hombres y te aseguraban el respeto de cualquiera. Que podrías expresar libremente tus opiniones y tus ideas. Y, sin embargo, Apolodoro, te equivocabas. Te dejaste llevar por la soberbia. No mediste tus palabras ni supiste calibrar el poder de la persona a quien ofendías.

Sí, hablo del emperador Adriano y del templo de Venus y Roma en cuyas trazas el propio emperador había querido tomar parte. ¡Cuánto te reíste al ver las proporciones! Dijiste, entonces, que si a las diosas se les antojaba levantarse de sus tronos para dar un paseo por la ciudad, no podrían hacerlo, so pena de romperse las cabezas en el techo de las cellas. Pagaste con la vida semejante imprudencia.


Y mira si estabas equivocado, Apolodoro de Damasco: no hay ahora mismo en Roma un templo que suscite más admiración que el de Venus y Roma ni que conmueva tanto los corazones de las personas que se acercan a verlo.



NOTA 1: Cella es el nombre de la sala – generalmente como una gran hornacina – donde se alojaban las estatuas.
Apolodoro de Damasco, gran arquitecto de Trajano, fue, entre otras grandes obras, el autor del Foro, los Mercados y la Columna de Trajano en Roma. Tras la muerte de ese emperador, sería el autor del maravilloso Panteón de Agripa, por encargo del emperador Adriano. Es posible que también proyectara el templo de Venus y Roma y que estuviera molesto por la intervención de Adriano a quien habría ofendido del modo que se ha narrado. Fue condenado al exilio y, poco después, ejecutado, según dice el historiador Dion Casio.

Lo que resta del templo de Venus y Roma ha sido objeto de una rehabilitación y acaba de abrirse al público para su visita.

NOTA 2: El sábado 20 de noviembre, a las 18 horas, en el Museo Arqueológico de Murcia (MAM) y dentro de las Jornadas sobre novela histórica actual, se celebrará una mesa redonda: "Novelas mitológicas griegas y romanas". Participaremos: Josep Asensi ("Layos"), Antonio Penadés ("El hombre de Esparta") y yo misma ("Dido reina de Cartago"). Quedáis invitados.



*Y **Vistas del Templo de Venus y Roma. Roma. Fotos: Rafa Lillo.

28 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Mal pago recibió su talento despues de adornar Roma con obras tan maravillosas. Pero tambien los artistas se ven expuestos a la ira de los poderosos. Una lastima.

Buenas noches, madame

Bisous

PACO HIDALGO dijo...

Es un templo extraño el de Vesta y Roma, pues es de planta central tengo entendido. Y Apolodoro de Damasco es uno de los pocos artistas romanos conocidos. Y autor, como bien dices, del Foro Trajano, la Columna Trajana y el Panteón (este lo reconstruyó). Bonita entrada y texto muy esclarecedor. Saludos cordiales.

Dilaida dijo...

El gran Apolodoro no sabía que la libertad de expresión es algo que a los poderosos de todos los tiempos le molesta.
Bicos

virgi dijo...

Hola Isabel.
He visitado últimamente dos veces muy seguidas los Mercados de Trajano y me causan un asombro enorme. Los encuentro tan prácticos y sencillos que me alucina esa capacidad de organización. Si leí alguna vez que era una obra de A. de Damasco, ya no lo recordaba. Te leo siempre con fruición, me encanta lo que cuentas y cómo lo haces. Fue un lujazo conocerte.
Un abrazo.

Cornelivs dijo...

Hispania dio grandes emperadores a Roma.

Un abrazo enorme.

Xibeliuss dijo...

(añado al comentario de Dilaida) Aunque el poderoso sea Adriano.
Abrazos, Isabel

emejota dijo...

Me adhiero al comentario de Dilaida, con su permiso. Un fuerte abrazo.

gonzalo dijo...

me encanta leerte y pensar en aquellos entuertos de antaño.

Maik Pimienta dijo...

Cómo trasladas siempre Isabel. Lamento que no estuvieras en Murcia el sábado, cuando podrás? besos querida amiga.

SUSANA dijo...

El recuerdo de un genio, arquitecto colosal y autor de maravillas, con un destino trágico.
Excelente enfoque Isabel! Un abrazo Querida Amiga!

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Son cortas, pero interesantísimas y bien escritas estas notas sobre el arte, las leyendas etc... romanas, que leo con verdadero interés. Un saludo.

Ticio dijo...

Pocas ciudades con tantos tesoros como Roma. Creo que uno de los que más me gustan es el Panteón, cuya reconstrucción creo que debió superar el edificio anterior. Una narración muy evocadora, como siempre Isabel.
Saludos.

Natàlia Tàrraco dijo...

Amiga Isabel, ayyy, que a Apolodoro lo conozco, lo traté cuando Quinto, muy de cerca, ya entonces se mostraba soberbio, admirado de sí mismo y de su obra, ya entonces lo miraba mal Adriano.
Asó lo interpreté desde la ficción y no me equivoqué mucho. Gran arquitecto con Trajano incluso en la Dacia donde construyó un puente maravilloso, hombre poco prudente, no se juega ni se burla uno del César.
Besitooos recordando el templo de Venus y los Foros de Trajano, con la boca abierta bajo la cúpula del Panteón, que se atribuje a un proyecto de Adriano, porque entonces Apolodoro había caido en desgracia, aunque para calcular aquello sospecho que se contó con la mágia de Apolodoro.

Nuevas atmósferas romanas nos ofreces, querida Isabel, desde tus palabras acertadas, siempre gracias.

Encarni dijo...

Leer todas estas cosas que nos enseñas nos transporta a otra época de la cual quedan vestigios de lo que fueron, además adornadas de buena escritura. Todo un lujo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
MaLena Ezcurra dijo...

Apolodoro nos dono la maravilla, que pena que Adriano nos privara del placer de su vida.


Tus relatos son colosales.


Te abrazo Romana.


M.

Cayetano dijo...

Le perdió el creerse grande.
Por la boca muere el pez, aunque ese pez sea tan original y creativo como Apolodoro.
Un saludo.

Isabel dijo...

Sigo aquí, disfrutando.
Besos

RGAlmazán dijo...

El pobre Apolodoro se atrevió a expresar una opinión contraria al emperador. ¡Como se atreve! Al fin y al cabo él era un simple obrero de monumentos y quiso enfrentarse con el gran Adriano, ¿a quíen se le ocurre?

Salud y República

GABU dijo...

Hay veces en que somos objetos y hasta vìctimas de nuestras propias obras y de manera impune nos dejamos arrasar,subestimandolo todo...

P.D.:Una maravilla que aùn se conserven tamaña obra arquitectònica!!

BESITOS SUBLIMES AMIGA MÌA

ANA dijo...

Pobre Apolodoro! Y es que ahora, como antaño, contra mayores no vayas...
Una delicia leer estas historias.
Un besazo Isabel.

CarmenBéjar dijo...

Me veo a las diosas cuales Modzillas a la antigua recorrer como colosas las atiborradas calles de Roma. Una imagen que no me ha dejado indiferente, no. El pobre Apolodoro seguro que no se le olvidó en su vida.

Conozco el templo por fuera, pero de eso fue hace ya mucho tiempo y merecería la pena una nueva visita a Roma para poder verlo restaurado.

Besos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Pobre Apolodoro, que no expuso más que la evidencia y con fundamento en el arte que dominaba.
Pero será inmortal por sus bellas obras y su nombre lucirá al lado de los emperadores.

Ay, Isabel, qué ganas se me abren con tu relato de ir a Roma y volver a internarme en los Foros...
Me conformaré y te leeré a ti y, además, el sábado te escucharé en persona (¡qué ganas de darte un abrazo!).
Un abrazo pospuesto.

Mª. Antonia Moreno dijo...

Isabel, qué bien. Me encanta comprobar que Dido navega, hermosa y plena de luz.

Me encantan estos relatos tuyos en los que aprendo tanto. Las fotos son preciosas, con unos cielos increíbles.

Un beso

Isabel Romana dijo...

Muchas gracias a todos, queridos amigos. Disculpad que no os responda a cada uno de vosotros, estoy con el agua al cuello... Ja, ja, y no lo digo sólo porque vaya en la nave de Dido.
Besos.

Gemma dijo...

Que vaya muy bien la mesa redonda, Isabel.
Un fuerte abrazo

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Huy, Isabel, qué pena no estar en Roma para poder apreciar de cerca ese templo que sí,que llama muchísimo la atención desde el Foro. Y el pobre Apolodoro, pagó caro desafiar a Adriano, que gustaba mucho de meterse a diseñador, como hombre culto que era, pero claro, hacerle risitas a un emperador es lo que tiene...

Y bueno, espero que mañana tengas una estupenda jornada con tu Dido en Murcia, mi querida amiga. Un beso enorme.

Anónimo dijo...

Urteter nuytre: http://camvorstop.chez.com