martes, noviembre 02, 2010

EN BUENA COMPAÑÍA


“(…) Dido contempló el espectáculo del amanecer sobre su ciudad, la más hermosa del mundo. O, al menos, la más amada para ella. Los tejados de las casas se extendían hasta el puerto. Brillaba el mar.

Pensó en cuántas personas se sentirían ahora mismo seguras al abrigo de sus hogares. Muchas madres se habrían levantado ya para encender el fuego y preparar un caldo con el que confortar el estómago a sus hijos; muchos hombres irían de camino a los campos, saldrían a la mar a pescar o emprenderían un viaje con las bodegas de las naves llenas de mercancías. En poco tiempo la ciudad entera estaría en pie para iniciar la rutina diaria. Sin desconfianza. Sin temores.


La reina se apartó de la ventana y permaneció en pie delante del Príncipe del Senado quien, en el transcurso de la noche, parecía haber envejecido. De pronto, le tomó las dos manos y se arrodilló ante él, mirándolo a los ojos.

- Cuando mi padre decidió que yo, como primogénita, heredase su trono, comenzó a aleccionarme. Muchas veces me repitió “Sé siempre justa, Dido. La justicia es una condición necesaria para la paz. Y busca siempre la paz, porque es el único clima en el que puede florecer la justicia”.

- Tu padre fue un hombre cabal y un rey pidadoso.

- No entregaré Tiro a un baño de sangre – afirmó la reina –. No lo haré. Y como es imposible contener la ambición de mi hermano, me marcharé de aquí. Es la única solución que encuentro para salvaguardar a mi pueblo. Huiré con cuantas personas quieran acompañarme. Algún lugar encontraré en la tierra donde construir una nueva ciudad.”


De la novela “DIDO REINA DE CARTAGO”.

Junto a la reina estuvieron, en esa hora crítica, muchas amigas. ¡Gracias, Izaskun, Marina, Virgi, Carolina, Pilar, Carmen, Amparo, Ana y tantas otras amigas! ¡Gracias a todas por acompañarla y acompañarme en esta andadura!



Presentación de la novela "Dido reina de Cartago" en la Libería de Mujeres de Canarias. Santa Cruz de Tenerife.

*Cabeza de Amazona. Museos Capitolinos. Roma
**Vista de Santa Cruz de Tenerife desde casa de Marina. Santa Cruz. España.
***Detalle de decoración mural de un palacio en La Laguna. Tenerife. España.

33 comentarios:

Cayetano dijo...

Me alegra saber que has estado bien, rodeada de amigos y lectores, allá por las islas Canarias, donde la reina Dido busca un lugar apropiado, si no para construir un nuevo asentamiento al menos para dar a conocer su historia.
Un abrazo.

Stelmarch dijo...

Isabel, muchas felicidades por tu aventura en Canarias. Un beso grande.

Natàlia Tàrraco dijo...

Dido en las Afortunadas hubiera sido feliz, era una mujer enérgica y enérgicamente capaz de amor y de paz. Adiós a Fenícia a Tiro, rumbo a Cartago, navegar también es cosa de mujeres, navegar la história con buen pulso y doblegarse si es preciso, ante el dulce abrazo de la sensualidad sin claudicar jamás de su dignidad. Felicidades amiga Isabel por esta singladura feliz.

Nunca sobra un retazo de tu intensa Dido para iniciar mi viaje de mañana a la Ischia mítica, frente a Nápoles, nos vemos pronto, mientras te dejo un relato especial que llevaba en el corazón, si quieres lo lees, como quieras, siempre.
Besitooos.

siempreconhistorias dijo...

Me emociona el recuerdo, querida Isabel, la reina permanecerá en nuestro corazón y espero ser capaz de seguir difundiendo el libro.
Muchas gracias por todo.
Un abrazo sobre el océano.

Martine dijo...

¡¡Mi Romana!! ¡¡Si supieras lo que me ha hecho soñar nuestra Dido!!
Y no sólo a mí, l@s Amig@s a quienes les he regalado, les ha encantado..

Soy tu ex-Nómada y Amiga..
Baci mille, ti voglio bene, sai?

NáN dijo...

La energía con la que cuidas el libro es tanta como la profundidad con que nos llegas. Fuerte y cabal, eres.

Un abrazo

La Dame Masquée dijo...

Madame, Dido ya esta triunfando tambien fuera de la peninsula. No podia ser de otro modo. Algo especial tiene su reina.

Buenas noches

Bisous

virgi dijo...

La reina Dido ha tenido la gentileza de arrivar a la Afortunadas, tal cual Hércules en busca de las manzanas de oro.
Un placer encontrarla.
Y mayor placer, querida Isabel, el rato entre lavas y montes, con el ámbar de la tarde dorando las palabras.
Un gran abrazo

Dilaida dijo...

Me alegro que le haya ido bien a Dido en las islas Afortunadas.
Bicos

Felipe Sérvulo dijo...

Me alegra que continúes tu periplo literario.
Un abrazo.

emejota dijo...

Cuanta sensibilidad. Me alegro que el periplo de Dido a las islas Canarias haya sido tan fructífero. Un fuerte abrazo.

América dijo...

Precioso fragmento,el contenido no solo alude a la justicia y a la paz,también a la lealtad a los propios principios,lo cual requiere una solida formación y un corazón generoso.
Como era de suponer Dido sigue cosechando éxitos.

Abrazos venerable dama.

mariajesusparadela dijo...

Quise ver las fotos, pero me resulta muy difícil.

Hace mucho que Dido estáhaciéndome compañía.

Y puede que te decidas a presentarla por aquí.

Anabel Botella dijo...

Qué bello fragmento nos has puesto. Me alegro que fuera bien esa presentación en Canarias.

elena clásica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elena clásica dijo...

Lo dijo nuestra Natalì: "Navegar también es cosa de mujeres". Los valores más elevados, profundos desde el punto de vista moral: la "virtus", la "pietas", la "fidelitas" aparecen en la Historia y también en la Historia de la Literatura encarnados en hombres. Menos mal que escritos como los tuyos van haciendo una labor de Justicia poética.

Sin duda la Justicia y la Paz, como valores supremos de humanidad, grabados a sangre y fuego en la mente de nuestra Dido, hacen de ella una figura inmensa, gigante en la Literatura histórica.

"Algún lugar encontraré en la tierra donde construir una nueva ciudad".

No lo dudes, Dido querida, pueblos pacíficos también encuentran su lugar en este mundo, aunque para ti ya estaban preparados el dolor y el sufrimiento en esa nueva tierra.
Ya lo sabes, Dido, existe una ley universal, aquélla que nos explica cómo la luz en razón de su propia claridad, atrae a las tinieblas, también las de las almas mezquinas.

Qué nueva alegría, Isabel de mi alma, verte triunfante y poderosa en esta tierra maravillosa, ¡ah, Dido cruzando los mares! Qué maravilloso viaje, qué fotografías tan bonitas, coloridas, llenas de alegría y de buenas amigas.

¡Enhorabuena! Mi reconocimiento, Maestra.

Un gran abrazo, querida amiga.

sergio astorga dijo...

Isabel, por las fotografías ha de ver sido una velada didovina.

Felicidades.

Un abrazo clip.
Sergio Astorga

Mayteღ dijo...

Dido...siempre me conquista a cada hoja...esa última parte me mata y me anima.

Un abrazo grande Isabel, siempre.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Sabias las palabras del padre de la reina Dido: "La justicia es una condición necesaria para la paz. Y busca siempre la paz, porque es el único clima en el que puede florecer la justicia”. Justicia y paz, una moneda de dos caras, ya que es precisa una para se dé la otra.

Zarpa el barco de Dido y en él vas tú y llegarás pronto a esta tierra mía, donde la reina será recibida tal y como lo merece.
Ya sé por Virgi que Dido estuvo muy agasajada en Canarias y sentí ganas de haber sido viento para acompañaros hasta el Teide o La Orotava.
Pronto, muy pronto daré un abrazo a la reina.

Un fortísimo abrazo.

RGAlmazán dijo...

Una estupenda novela en un sitio especial, seguro que lleva al éxito.
Enhorabuena a tí como autora y a Izaskun por acoger buena literatura.
Un beso a ambas.

Salud y República

Isabel dijo...

¡Qué gozada, haber podido estar ahí!

Felicidades

Un abrazo

Francisco Ortiz dijo...

Cómo me alegra que el periplo de Dido continúe...

Mariàngela Vilallonga dijo...

Que bien acompañada viajas, querida Isabel!

CarmenBéjar dijo...

Deliciosa reconstrucción d elos sentimientos de Dido al contemplar su Tiro natal, sus calles, sus habitantes y vida cotidiana. ¡Parece que aún estuviera viva!

Me alegro mucho de que hayas tenido una buena acogida en Canarias. Ya sabes que la gente allí es muy simpática y hospitalaria.

Besos

GABU dijo...

Los padres,muchas veces incoscientemente,forjan de lecciones el camino que sus hijos deberàn transitar en torno a sus propias experiencias...

P.D.:Y por lo que cuenta la historia,DIDO ha seguido y sido un ejemplo fiel!!

MIS BESITOS AMIGA :)

Angel Molledo dijo...

Querida amiga, me gustaría remitirte un correo privadamente, pero no he sabido hacerme con tu dirección.
Mi correo es amol@aol.es
Angel Molledo

Minerva dijo...

Acabo de llegar y lo poco que he podido leer me ha parecido muy interesante.
Enhorabuena por todo este trabajo.
Un beso

Calistor dijo...

Felicidades por el buen recibimiento. Eres magnifica describiendo un lugar, uno realmente siente su presencia.

SUSANA dijo...

"¿Serías capaz de hacerlo, Querida Niña - preguntó emocionado el senador - ¿Cómo podrías huir? Tu hermano se opondrá con todas sus fuerzas. ¿Cuándo prepararás la fuga y avisarás a la gente?

- Ten en mí la misma confianza que yo te tengo. Necesito tu ayuda, si te quieres arriesgar- le respondió. El anciano apretó la cabeza de Dido contra su pecho. Era digna hija de su padre y una gran reina"...

Así dice esa bella novela, que brilla en mi biblioteca, en el otro lado del mundo.

Bravo Isabel! Un fuerte Abrazo mi Querida Amiga!

fgiucich dijo...

El éxito camina de la mano de tu reina, amiga. Felicitaciones. Abrazos.

Marcela dijo...

Hermoso el texto y muy interesantes las fotos. Que bueno que Dido siga su camino con tanto éxito. Me alegra mucho.
Un beso.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ya he visto las fotos de tu presentación en Canarias, querida Isabel, estabas tan arropada como lo estuvo Dido con la gente que la acompañó en su singladura en pos de un nuevo reino. Ojalá que tu reino, el éxito, también te acoja durante mucho tiempo...Y otro beso.

Dido dijo...

Estoy leyendo tu libro y me está gustando. Dido siempre ha sido un personaje importante para mi. Me gustaría hacerte una pregunta sobre el libro: Nombras a los dioses con sus nombres romanos y no griegos, y me ha llamado la atención puesto que en el momento en que transcurre la acción, Roma aún no había sido fundada. Encuentro más lógico haber usado su denominación griega. No pretendo hacer una crítica, eh? sólo es curiosidad.
Un saludo.