sábado, marzo 17, 2012

A LA JUVENTUD ROMANA



“Y que no vengan aquí los hombres de doctrina que apestan a sacristía (…) a decir que no conviene a los operarios (como se preconiza hoy en Roma) tratar de política.

“Si yo, pobre “mozo”, no me engaño, política es una cuestión de muchos – y entiendo que los “muchos” deben ser aquellos que mueven los brazos en la sociedad cuando está bien constituida – y los muchos naturalmente interesados en saber si la barca va a hundirse o a salvarse.

“La juventud romana – operarios y otros – debe, por tanto, ocuparse de política y convencerse que su comportamiento calmo, digno pero enérgico al mismo tiempo al rechazar los ultrajes o al exigir derechos, su comportamiento, digo, debe servir de estrella polar a las ciudades hermanas, para obtener una Italia próspera y respetada en el mundo.”

GIUSEPPE GARIBALDI.- “I Mille”.

Traducción de Isabel Barceló.

NOTA: El 17 de marzo de 1861 se produjo la
unificación de Italia, a la cual había contribuido Garibaldi y los Mil.

21 comentarios:

emejota dijo...

Parece que tod@s l@s just@s piensan parecido ¿verdad?. Al empezar a leer me he dicho, tiene que ser Garibaldi ¿quien otro en esta circunstancia? Bs.

Dilaida dijo...

El héroe de dos mundos, el que luchaba al grito de ¡Roma o muerte!
Bicos

Mª LUISA ARNAIZ dijo...

Desgraciadamente "los hombres de doctrina" mandan y los "operarios" obedecen. ¡Ay, Garibaldi!

Mayte dijo...

En la juventud se mecen los sueños que han de ser libertad sin violencia.

Un abrazo Isabel.

Cayetano dijo...

Una unificación, como la nuestra, que dejó cabos sueltos y a la larga es cuestionada por las regiones que más tienen.
Un saludo.

MentesSueltas dijo...

Isabel, paso a dejarte mi abrazo.

MentesSueltas

Deb dijo...

La consigna era "VIVA VERDI", un guiño para el amado compositor de los italianos: las siglas de Vittorio Emanuele Re D'Italia

Angel Molledo Caviedes dijo...

Y es que, desde siempre, sólo se invitó a las masas, sobre todo a las juveniles, a la mesa de la política cuando se las necesitó para empuñar las armas. Viva Verdi, don Giuseppe.

Un fuerte abrazo

La Dame Masquée dijo...

Nos hemos salido de los tiempos de Rea Silvia para alcanzar otros no tan lejanos en los que al menos la palabra dignidad aún significaba algo.

Feliz domingo, madame

Bisous

virgi dijo...

Garibaldi y sus Mil le dieron a Italia el orgullo perdido. Y que vino de nuevo a perder con el último fantoche.
Es que todo se repite, apreciada Isabel, y volvemos a caer en los mismos errores.
Un abrazo

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Garibaldi, ¡si levantaras la cabeza!
Sí, esa que con tanto honor te hacía pensar en la libertad y no adoctrinamiento de los ciudadanos libres y no adocenados.
El mal olor a sacristía ha corrompido parte de la gloria que le infundiste, no solo a tu nación sino a todas las que te vieron actuar como lo que fuiste y serás eimpre, El Libertador.

Un fuerte abrazo, querida Isabel.

Hyperion dijo...

Que pena que la política esté tan lejos de la vida cotidiana, de los que siguen luchando día a día por esa prosperidad de Italia, por esa imagen de Italia en el mundo. Recuerdo la película de Scola 'Gente di Roma' que podría ser un buen complemento a la idea romántica garibaldina.

NáN dijo...

Parece que cada cierto tiempo, los de arriba se olvidan de respetar lo que nos dieron, olvidando que fuimos nosotros quienes se lo arrebatamos.

Así es la Historia, más una espiral que una línea recta.

De que el final sea hermoso, caben dudas. De que recorrer el camino es una obligación de la moral personal, tampoco.

Un abrazo

África dijo...

No sé qué ocurre, pero mucha gente se hace mayor y se olvida de que fue joven. Entonces deja de importarle la juventud, de darle el valor que tiene, de comunicar con ellos, de hacerlos partícipes de todo, como si nunca hubieran sido jóvenes...



Besitos

Elysa dijo...

¿Qué pensaría Garibaldi hoy?

Besitos

GABU dijo...

Excelente palabras has seleccionado amiga!!!!

¿Cómo cuadrarían en estos tiempos? ¬_¬

P.D.:Sólo involucrándonos y dejando la queja de lado,podremos ejercer los cambios!!!

MIS BESITOS COMBATIVOS ;-)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Me alegra que rescates a Garibaldi. Un gran hombre.

elena clásica dijo...

Conmueven estas palabras de Garibaldi. Qué lecciones las de la historia, cuán cercanas estas palabras a nosotros. Y si somos fieles a la etimología, la política es aquello que tenga que ver con la "polis", y por lo tanto, a nadie atañe tanto la política como a los ciudadanos de a pie, a los de la base de la pirámide social, que sigue siendo tan inmensa como indecentes las palabras de aquellos pocos que quieren contemplarnos desde su cumbre y buscan convencernos de que la política es una doctrina reservada.

Un extraordinario homenaje. Un abrazo, querida.

Xibeliuss Jar dijo...

Como dice Virgi, parece que siempre estamos condenados a repetir los mismos errores.
Hoy no hay Garibaldis, ni con sus luces ni con sus sombras. Sólo hay medianías y usureros.
Un abrazo, Isabel

L. de Guereñu Polán dijo...

¡Que poco agradecieron sus contemporáneos a Garibaldi lo que hizo por los italianos! Ahora sí se le rinde la memoria que merece, y esta ingratitud que padecen muchas personas heroicas es muy común. Lástima.

fgiucich dijo...

Este gran personaje de la historia que tuvo una gran participación, también, en Amércia del Sur. Abrazos.