lunes, abril 07, 2014

DEVOLVER EL ALMA A LO EXTINGUIDO



 

“(…) 
Tú también, Rafael, mientras recomponías con admirable talento
Roma mutilada en todo su cuerpo y el cadáver
de la ciudad desgarrado por el hierro, el fuego y los años,
y mientras devolvías a la vida a su antigua dignidad
moviste la envidia de los de arriba y la Muerte se indignó
de que pudieras devolver el alma a lo ya extinguido
y de que tú, despreciando su ley, de nuevo reparases
lo que el lento paso del tiempo había hecho desaparecer.
Así, infeliz, rota tu primera juventud, ay, caíste
Recordándonos que todos nosotros y lo nuestro ha de morir.”

CASTIGLIONE, citado por G. Vasari al hablar de la vida del pintor Rafael de Urbino.

NOTA 1: El 6 de abril de 1520 fallecía en Roma el gran pintor Rafael de Urbino.  Además de pintor y arquitecto, Rafael, por encargo papal, realizó estudios sobre los monumentos del pasado y su conservación, abogando firmemente por tratarlos bien y conservarlos. A esta última actividad creo que pueden referirse los versos de Castigione compuestos a la muerte del maestro.
Gracias a Fuensanta Niñirola por recordar esta efeméride. 

*El triunfo de Galatea. Rafael. Villa Farnesina, Roma.
**Tumba de Rafael en el Panteón. Roma. Foto: Isabel Barceló

12 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Una encomiable labor la de conservar para la posteridad el legado artístico de los que nos precedieron.
Saludos.

Cayetano Gea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariluz Barrera González dijo...

Un fuerte abrazo!!!!

Dyhego dijo...

¡Larga vida a los artistas!
Vale, Isabel.

virgi dijo...

¿No fue Rafael el que contempló después de siglos las pinturas de la Domus Aurea? Querida Maestra, espero me saques de dudas, un beso enorme.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Realmente uno diria que antes se paseo en tunica y sandalia por esa Roma a la que lucho por darle de nuevo vida como en los buenos tiempos.

Hyperion dijo...

Versos que comentan maravillosamente su epitafio: Ille hic est Raphael timuit quo sospite vinci, rerum magna parens et moriente mori. Vencedor y vencido, yendo más allá de lo que parece simplemente natural y participando plenamente de nuestra realidad. Gracias, Isabel por hacerlo revivir en nuestra imaginación.

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Se fue temprano pero ¡qué legado nos dejó!

Patzy dijo...

Me viene a la mente la emoción que sentí cuando visité por primera vez "las estancias de Rafael" en el Palacio Apostólico del Vaticano. Inconfundible maestro! Gracias por recordarlo! Un gran abrazo, Isa!!

yolanda carrasco dijo...

Muy bello y sabio homenaje a un gran e importante artista.Un abrazo enorme.

elena clásica dijo...

Poético y sentido homenaje al grandísimo pintor. Las palabras de Castiglione conmueven el ánimo en su mayor profundidad.
Me vino a la cabeza el Poema a las ruinas de Itálica de Rodrigo Caro:

"Fabio, si tú no lloras, pon atenta

la vista en luengas calles destruidas;

mira mármoles y arcos destrozados,

mira estatuas soberbias que violenta

Némesis derribó, yacer tendidas,

y ya en alto silencio sepultados

sus dueños celebrados.

Así a Troya figuro,

así a su antiguo muro,

y a ti, Roma, a quien queda el nombre apenas,

¡oh patria de los dioses y los reyes!

Y a ti, a quien no valieron justas leyes,

fábrica de Minerva, sabia Atenas,

emulación ayer de las edades,

hoy cenizas, hoy vastas soledades,

que no os respetó el hado, no la muerte,

¡ay!, ni por sabia a ti, ni a ti por fuerte."

Gracias que tenemos a los grandes para reconstruir las enormes creaciones del ser humano, los valientes que se saben vigilados por la Muerte.

Un abrazo, queridísima Isabel.

África dijo...

Qué grande!

Un besito