miércoles, octubre 26, 2016

PINOS DE ROMA




¡Ay, pino de Roma! Quién pudiera mantenerse erguido, como tú, aún después de haber sido mutilado.



*Villa Doria Pamphili, en el Gianicolo. Roma.

Gracias a C. Mendoza, aquí pongo  "Los pinos de Roma" del compositor Ottorino Respighi


17 comentarios:

tecla dijo...

¿Cómo le habrán cortado de tal manera ?
Penica santa, me da a mi.

yolanda carrasco dijo...

Con tan pocas palabras, dices tanto, Isabel! Me ha encantado. Quién pudiera... Un abrazo enorme.

Bagoas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Segura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Segura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Segura dijo...

Quien pudiese "ser" en Roma...aunque fuese pino.
Un octubre conocí yo Roma.
Besos Isabel.

Cayetano Gea dijo...

Testigo mudo de un tiempo que discurre entre piedras milenarias.
Un saludo.

Juan Segura dijo...

Perdón por las duplicidades, no sé que he hecho...!!!! jajajaja....

Dyhego dijo...

Los pinos son bellos, pero me gustan más los cipreses.
Vale, Isabel.

C. Mendoza dijo...

Para la autora y sus lectores, una invitación a disfrutar de otro homenaje a los Pinos de Roma, seres vivos ancestrales de quienes habla la música interpretada por jóvenes de hoy : https://youtu.be/sT66rcWt7Lo

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola Tecla, igual ha sido consecuencia de un vendaval o de un rayo. No creo que nadie lo podara así... Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola Yolanda, gracias una vez más y siempre, por la atención con que lees todo lo mío. Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola Juan Segura, comparto tus palabras. Tampoco a mí me importaría ser en Roma cualquier cosa... Ahora que la has conocido, ¿verdad que comprendes mejor mi pasión por esa ciudad? Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Saludos, Cayetano Gea. Cierto, es un testigo mudo mientras no sopla el viento. De lo contario, canta... Besazos, querido amigo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola Dyhego, también a mí me gustan muchísimo los cipreses y en el paisaje romano son preciosos. Lo que tienen de singular los pinos romanos es su gran altura y sus copas tan redondeadas. No los hay iguales en ningún otro sitio. Besos, querido amigo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Muchas gracias, C. Mendoza: he añadido el enlace al concierto al pie del post. No conocía a este compositor italiano, y me ha maravillado. Mil gracias. Abrazos.

virgi dijo...

Paseé hace unos años por la Via Apia, yo sola sobre las losas bien encajadas y bajo pinos como éste...¡ah, qué emoción!
Un fortísimo abrazo, querida Isabel.