lunes, septiembre 28, 2009

OVIDIO MANDA UNA CARTA A CORINA

Recordaréis que Corina y Ovidio habían disputado por los celos. Ovidio quiere volver a verla y manda a la criada Nape a llevarle un mensaje suyo.


“(…) Toma y lleva a mi dueña [Corina] por la mañana estas tablillas* llenas de escritura, y, diligente, acaba con el obstáculo de la demora.

(…) Si pregunta como estoy, le dirás que vivo con la esperanza de que me conceda una noche. (…)

Entrégale las tablillas cuando goce de tiempo libre, pero, no obstante, haz que ella las lea enseguida. Mira sus ojos y su frente mientras está leyendo: tal es el encargo que te doy. También en un rostro silencioso se puede adivinar lo que sucederá más adelante. Y, cuando haya leído las tablillas de principio a fin, sin tardanza, mándale que responda largamente por escrito. Me fastidia cuando la cera brillante presenta un extenso vacio. Que comprima las líneas en sus renglones y que la letra semiborrada por el roce en el extremo del margen haga demorarse a mis ojos. Mas ¿qué necesidad hay de que fatigue sus dedos sosteniendo el punzón? Que la tablilla entera tenga escrita únicamente esta palabra: “¡Ven!”.”

OVIDIO.- “Amores”

Traducción de Vicente Cristóbal López.


*Las tablillas eran planchas de madera con los bordes en relieve. La parte central, ahondada, estaba rellena de cera, sobre la cual se escribía con un punzón.


*Detalle de figura masculina. MARQ (Museo Arqueológico de Alicante) Exposición la belleza del cuerpo.
**Varias tablillas y punzones. Material de escritura del taller de Domus Baebia Saguntina. Talleres de Cultura Clásica. Sagunto. Valencia.

48 comentarios:

Isabel dijo...

Realmente, sobran las palabras. Una sóla lleva todo su mensaje. Besos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Amoroso Ovidio, basta esa última palabra, y él soñará el resto, el encuentro, la noche.

Bello retazo, Catulo y Lesbia, Ovidio y Korina, ayyy, amores.
Gracias Isabel, necesitamos tus pinceladas de belleza antígua.
Bellísima foto tomaste en el arqueológico, tengo el mismo encuadre. Aquello es un sueño de bellezas, !Ave! natalí
Gracias también por el comentario en mi blog. sobre Quinto. Ya sabes que tu opinión me importa mucho.
¿A punto de publicar? Yo a punto de leerte.

Hipatia dijo...

Un texto delicioso, Isabel. Mientras la razón saborea, el corazón se muestra impaciente y reclama involucrarse en la aventura de amar. El corazón necesita derramarse de inmediato, quizá por temor a ahogarse en su propia pasión.

*****
Te deseo mucha suerte con el libro; es una idea magnífica. Estoy impaciente.
(Soy estudiante de Historia y recuerdo que el mito de la fundación de Cartago era de mi preferido; ¡me cayó en el examen! jajajaj..., y cómo disfruté narrándolo).

Un abrazo, guapa.

La Dame Masquée dijo...

Disfruté en su momento leyendo la obra de Ovidio. Creo que es momento de darle un buen repaso mientras aguardo a poder disfrutar de la suya, madame, para ir abriendo boca.

Muy feliz dia, madame Isabel.

Bisous

joselop44 dijo...

Es bueno poder leerte unlunes por la mañana; haces que todo se vea de un modo más positivo.
Saludos

muchacha en la ventana dijo...

Que fé la de Ovidio, supongo que es la de todos.De Ovido, leí su "Arte de amar" y me pareció divertidísimo, sin desperdicio ninguno sobre como hay que ligar.

gran blog, un saludo

Dilaida dijo...

Ovidio fue único.
Gracias por esta recreación.
Bicos

La abuela frescotona dijo...

que urgencias de poseer,que conocimiento del espiritu femenino...muy bello- es la palabra que mas escribo en tu blog querida isabel"bello".....gracias por compartir,te abrazo

mariajesusparadela dijo...

Preciosa recreación. Y conocimiento del lenguaje no verbal, nunca comentado.

V dijo...

Anda, irá si ella quiere, digo yo.

¿Le envía un mensaje y se da una respuesta a éste, y a sí mismo? No sé lo que responderá Corina, pero desde luego sé lo que respondería yo.

Ovidio debiera pensarlo dos veces me parece ¬¬

Besines, Isabel.

Lala dijo...

Vaya, Ovidio estaba babeando y con prisas, jajaja!
Se me ocurre preguntar quienes, en aquella época, sabían leer y escribir. Había mucho analfabetismo? Era sólo privilegio de las clases nobles? Seguro que lo sabes.
:D



Un beso


Lala

GABU dijo...

Y en esa noche puede suceder un mundo amiga mìa!!!

Cuando el amor y el deseo tienen sòlo un nombre,la misiòn se llevarà a cabo sin mediar consecuencias...

P.D.:Ojalà en la actualidad hubièsemos aprendido de los aciertos y errores del pasado...

TE DEJO MIS BESAZOS DE CARIÑO ♥

Xibeliuss dijo...

Por supuesto,sobra con una palabra. Luego, la noche será especial o no, pero la anticipación ya vale un imperio.
Saludos.

Selma dijo...

¡¡Impaciente Ovidio!!
¿¿Corina acudirá?? Se hará de rogar, ¿verdad? Ovidio se merecía un castigo ;-)

Besos, Mi Romana.

Fortunata dijo...

!!!VEN!!!

y con eso se resume todo.
Maravilloso Ovidio

Besos

SUSANA dijo...

Ahhhhhhhh, Ovidio, Ovidio...nada, ningún recurso dejaba de lado a la hora del amor!

Bellaaa Entrada Isabel! Este amante epistolar es encantador!

Un enorme Abrazo Amiga!!!

La candorosa dijo...

La ansiedad, el deseo y la necesidad de perdón se mezclan en esta orden...

¡¡Qué nos deparará la respuesta de Corina!!

Abrazos querida Isabel!

PROSERPINA dijo...

No es necesario escribir mucho en una misiva cuando una sola palabra lo dice todo. Un "VEN" contundente donde no deja dudas.
Un fuerte abrazo mi querida Isabel. Proserpina

fgiucich dijo...

Estupendo!!! Abrazos.

Enrique Sabaté dijo...

Ovidio el enamorado, Ovidio el perdido. Perdido por el amor. Lo sabía todo y todo lo que sabía terminó perdiéndolo. El caso es que así es el amor.

Espero que ya hayas terminado los preparativos para la presentación de tu novela.

Andrés Glez. Déniz dijo...

Tenía la tentación de no poner ningún comentario porque me ha hecho enmudecer y aplaudir. Nada más.

Cornelivs dijo...

Un abrazo, querida amiga.

Alyxandria Faderland dijo...

Mira vos la "Palm" de los romanos! esta gente ya invento todo, le faltaba el lapiz optico y listo!
Por cierto, Sirio nos esta volviendo locos con su celebridad....

bella_isabella dijo...

WOW!!! MUY HERMOSO SU ESPACIO... UN SALUDO Y UN BESO DESDE ACA... MUY LEJOS.

Carmen dijo...

¿Qué más se puede decir después de ese ¡Ven!!.
Irresistible Ovidio!
Un beso Isabel

ybris dijo...

Plenitud de la palabra que nos llama.
A veces "ven", otras "llámame".
O "quédate" o "no te vayas".
En tablillas de cera o en un móvil.

Besos.

Tawaki dijo...

Como si se pudiera leer en la cara de una mujer lo que piensa al leer una cara...

Cartas largas, capaces de expresar todos los sentimientos.

Un abrazo.

mia dijo...

Y que mejor respuesta, y que mejor espera...

Pai dijo...

Por cierto, sobre lo de las tablillas. es algo mas o menos conocido, pero al punzón con el que se escribía se le llamaba stylus. de ahí viene la palabra estilete (la espada), en castellano, y el término italiano para los tacones de aguja: stiletto

Ticio dijo...

hay algo mejor que te digan "ven" con esa emoción?

cuanto sabía este Ovidio...

saludos!

Negrevernis dijo...

Precioso.
Todo en una palabra.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isabel,

Bonito poema el de Ovidio (aunque, como sabes, no es mi obra preferida: cuestión de gustos, cada cual tiene los suyos), del que has hecho una excelente selección. Además, he comprobado el texto latino y tengo que decirte que manejas una buena traducción. Hay que felicitarte por poner al alcance de todos esos textos clásicos que no debemos olvidar nunca.

Un abrazo,

Antonio

carmencmbejar dijo...

Pues tenía razón Ovidio, ¿para qué más dilación?, ¿para qué palabras inútiles?, ¿para qué dar más rodeos?. Una sola palabra es suficiente en muchos casos para entenderse. Es la palabra ansiada, pura, límpida y exenta de circunloquios.

Besos

Dilman dijo...

Un verdadero vals esta gestualidad descrita en los requerimientos del amante, todo cobra vida y se supedita a la intensidad de la pasión, la tabla, el punzón y ese suspenso que deja flotando, esa espera del sonido de la campana VEN para salir en estampida con todo lo contenido!!!
Magnífico Escritora!!!

elena clásica dijo...

Ay Ovidio, Ovidio, como palpitaba de amores, lo que lleva pasado Corina, criaturita.
Deliciosa la intención del poeta y enamorado de desvivirse por conocer los gestos elocuentes quizás más que las palabras orgullosas de su dueña. Esa ansía de encontrar una mágica llamada, sigue latiendo en este momento del tiempo, pues tanto ardía.
Qué precioso texto.
Un besazo, espero que vaya todo divinamente y con la ilusión de las prisas, y el atropello de la creación.
Un abrazo, querida Isabel.

mentecato dijo...

Querida amiga:

¡Muy hermoso lo que escribiste en mi blog a propósito de la Batalla de Verdún!

Y paso a leerte.

Un abrazo.

Fujur dijo...

este es mi correo, para nuestro propósito ;-)

fujur3121@gmail.com

bórralo cuando lo tengas

besos!!!

Perlita dijo...

Está claro que la impaciencia en el amor, es,ha sido y será igual en todos los tiempos. Un fragmento precioso, Isabel.
No conozco el taller de Domus Baebia y no me lo perdono.
Un abrazo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isabel,

Traslado también a tu espacio, para mayor comodidad tuya, las palabras que te he dejado en el mío.

Te contesto, aunque con un retraso importante, al comentario que has dejado en mi espacio, sobre el homenaje que le hice a Elena Clásica. Tienes toda la razón del mundo: Elena es una gran mujer, una exquisita escritora. A mí me encantan sus comentarios, porque tienen la fuerza y la energía de lo espontáneo y lo vivo. Además, sus conocimientos del mundo Clásico son gigantescos (palabra que a ella le gusta utilizar para despedirse).

Muchas gracias y un abrazo,

Antonio

Lola dijo...

PRECIOSO!
leer en la expresión de alguien que recibe un mensaje es más certero que la respuesta.
Un abrazo.

Armida Leticia dijo...

¡Cuántos comentarios tan lindos! Yo solo te dejo un saludo desde mi México lindo y querido.

manolotel dijo...

Los clásicos son los clásicos. Poco hay que añadir a las palabras que perduraron siglos en su belleza.

Por cierto, tenme al corriente de tu libro para que en cuanto lo tenga en mi mano pueda borrar de mi disco duro la carpeta "Romanos" en la que estás y estan tus personajes y sus pasiones.

Un beso enorme, amiga.

M@riel dijo...

Ah, no hay como un buen fragmento de Ovidio para amenizar una tarde de lecturas de distintos blogs. Conocía el texto, pero me ha gustado encontrarlo en tu blog. Ha sido una bella sorpresa.
Un abrazo!

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Interesantes estas órdenes e instrucciones que el poeta encarga a su criada Nape, porque así nos ilustras también sobre una costumbre romana poco conocida en nuestros días y que era la de la escritura sobre tablillas que se reutilizaban. Ameno y didáctico, tu relato, como siempre, mi querida Isabel. Un besote.

Angel Molledo dijo...

Como todo lo tuyo, muy tierno y evocador.
Así es como me he sentido empujado al abismo del blog.
Te agradezco sinceramente el elogioso comentario a mis "marcas registradas";representa un verdadero estímulo por cuanto compruebo que no sueles hablar por hablar. Estaré al tanto de tus noticias editoriales.

Un cordial saludo.

Angel.

Myr dijo...

¡¡¡Como un apalabra de tres letras, puede contener tanto!!!

Gracias por este regalo!

Un beso desde Argentina y paso a leer la reaacciòn de Corina.

Mimí dijo...

Vaya, ahora siento haberte descubierto tan tarde.
Me encanta, tu blog es un regalo.


Desde estos mares de Encinas, un abrazo.

Hada Saltarina dijo...

¡Qué interesante esta forma de mostrar Roma! Un abrazo