jueves, junio 09, 2011

ARDO MÁS QUE CUALQUIER OTRA





“Ardo más que cualquier otra. Pero que yo arda, Cerinto,
me alegra si tú también te abrasas en mis llamas.”

SULPICIA, siglo I a.C. (Fragmento)

NOTA 1: Sulpicia fue contemporánea de Ovidio. Aunque no fue muy brillante, compuso algunos poemas cuando tenía aproximadamente 20 años. Se conservan de ella 6 elegías amorosas. El fragmento que he puesto lo he tomado de Sra B. Pomeroy, Diosas, rameras, esposas y esclavas. Mujeres en la antigüedad clásica. Traducción de Ricardo Lezcano Escudero.

NOTA 2: Os dejo la invitación a la presentación de la novela "Lucía o la fragilidad de las fuertes" de María García-Lliberós el próximo martes, 14 de junio a las 19.00 h. en la Sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés, Av. Portal de l´Àngel, 19 de Barcelona.


¡No os la perdais! Es una novela excelente y os encantará escuchar a María. Ya va por la segunda edición...



38 comentarios:

Lucas Fulgi dijo...

Muy interesante tu espacio.

Saludos.

Isabel Romana dijo...

Amigos, voy apuradilla de trabajo, así que me ha sido imposible terminar el capítulo para colgarlo hoy, a ver si lo puedo colgar mañana. Mientras, os dejo con esta sincera Sulpicia. Besos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Isabel,

Está bien que nos traigas textos escritos por mujeres. Conozco y he leído el libro Diosas, rameras, esposas y esclavas de Sara B. Pomeroy, y, como habrás podido comprobar tú misma, es un pozo de información y un libro exquisito. Veo que te mueves entre los mejores.

Un abrazo,

Antonio

VERONICA LEONETTI dijo...

Que gran frase, Isabel. Que descubridora de grandes e importantes palabras. Gracias y besos!

Elysa dijo...

Hermosa frase, Isabel.

Besos

Liliana Lucki dijo...

Es mas que hermosa la frase.....

Es de pasión sincera.

Te saludo, Liliana

mariajesusparadela dijo...

Ya podía ser buena para que algo haya quedado.

Dilaida dijo...

Bueno a Sulpicia no le falta razón, es mucho más placentero "abrasarse" juntos.
Bicos

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Después de comprobar que los mayores invaden la personalidad de los hijos y que, a pesar de todo, se vislumbra un camino con luz en "Una solución", creo que Sulpicia es un remanso de pasión y candor.
Es un fragmento interesante y muy importante, Isabel.
A la vez, has elegido una imagen tan bella como debió ser Sulpicia.
Un acierto en todo. Mi felicitación y mi intriga están contigo.

Un abrazo.

elena clásica dijo...

Cuerpos y almas que arden. Llamas que alegran cuando dos se abrasan juntos. ¿Qué te puedo decir? Que estoy en mi salsa, que Sulpicia me hace feliz con este breve pero intenso fragmento.
Cómo me sacuden sus palabras. Brava, Sulpicia por escribir poemas allá por el siglo I a.C.

La obra de la que hablas, querida Isabel, ya la estoy buscando.

Un gran abrazo, amiga.

virgi dijo...

Me gusta Sulpicia, no se anda con rodeos. Da gusto leer algo así, una mujer decidida con 20 años...estupendo.
Besitos, querida Isabel.

Dolors Jimeno dijo...

La casi siempre oculta literatura escrita por mujeres!
D.

Natàlia Tàrraco dijo...

Sulpicia, una chica bastante liberada, nada que ver con la típica matrona, era del círculo de Mesala, la ha leído, muy apasionada:
"...Te suplico que tu amor responda al mío, por nuestros dulces instantes, por tus ojos y por tu Genio"
El libro que citas lo tengo, magnífico ensayo y estudios, lo he estado buscando, pero, suele ocurrir que cuando se busca algo entre los libros que una tiene en casa, no se encuentra, seguiré buscándolo.

Quedo a la espera de nuevas sobre nuestra niña Rea, cuando puedas, amiga. Besito.

La Dame Masquée dijo...

Madame, nos deja usted en buena compañía mientras esperamos. Me ha descubierto usted a Sulpicia, y ha sido un placer.

Feliz dia, madame

Bisous

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Es curioso cómo todos los temas ya están en los autores clásicos y solo los hemos dado vueltas después.
Feliz fin de semana, querida amiga.

África dijo...

Es que el fuego compartido es el mejor...

:D


Un beso

Javier dijo...

Rompiendo el dicho, juntos y revueltos.

Un abrazo

Cayetano dijo...

Arder de amor o pasión está bien. Ese fuego siempre es bienvenido.
Un saludo.

fgiucich dijo...

Rápido porque Sulpicia no te puede reemplazar. Abrazos.

Isabel Romana dijo...

Hola lucas fulgi, muchas gracias, paso a visitarte.

Hola antonio martín ortiz, ¡cómo no vamos a coincidir en algunas lecturas si amamos las mismas cosas! Un abrazo muy fuerte.

Hola verónica leonetti, creo que el arte de escribir - sea prosa o poesía - es el arte de eliminar palabras. Esos dos versos forman parte una elegía más larga, pero así, solos, adquieren una fuerza especial. Besitos.

Hola elysa, sí son hermosos e intensos esos dos versos. Besitos.

Isabel Romana dijo...

Hola liliana lucki, coincido con tu opinión: ahí hay mucha pasión... Saludos cordiales.

Hola mariajesusparadela, a las mujeres se les podía aceptar que versificaran, pero que lo hicieran bien... Salvo la gran Safo, que suscitó mucha admiración y fue tomada como modelo por algunos poetas, mucho me temo que a las demás no les hicieran caso... Besitos.

Ja, ja dilaida, mejor juntos que cada uno por separado. O uno en solitario sin haber logrado suscitar el amor del otro. Besitos.

Hola antonio campillo, sí que están las cosas difíciles en el largo camino que lleva a la fundación de Roma y, sin embargo, al leer a Sulpicia sentimos claramente que mereció la pena. Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Hola elena clásica, comprendo tu interés por Sulpicia, pues ambas compartís el amor y la musa de la poesía. En cuanto al libro, está publicado por Akal Universitaria, la edición que yo tengo es de 1999, no sé si habrá otra posterior... Te va a encantar. Besos, querida amiga.

Hola virgi, ante poemas como ese nos damos cuenta de lo cerquísima que estamos de estas mujeres de hace 2.000 años. Será que pocas cosas esenciales han cambiado... Un abrazo.

Hola dolors jimeno, sí, siempre oculta, y sigue... Besitos.

Hola natalia tarraco, yo creo que en esa época las mujeres se sentían bastante liberadas, quizá fue por eso por lo que Augusto se empeñó en un programa moralizador que, incluso, afectó a nuestro querido Ovidio. En cuanto al libro, ¿qué puedo decirte? Llevo dos días buscando una selección de textos de Plinio y no hay manera... Besitos, guapa.

Isabel Romana dijo...

Hola la dame masquée, es una buena compañía, sí. Y un respiro, porque la niña Rea no nos da tregua... Besos.

Hola pedro ojeda escudero, le damos vueltas a los mismos temas pero los buenos escritores consiguen que parezcan nuevos... Besitos.

Hola áfrica, es que así, compartido es un gozo y, solitario, un infierno. Besos.

Isabel Romana dijo...

Ja, ja, javier, qué gráfico: juntos y revueltos, sí. Besitos.

Hola cayetano, el fuego nos abrasa y nos purifica. Incluso ese fuego que es todo ardor. Besos.

ja, ja, fgiucich, no durarán mis textos dos mil años, como los de Sulpicia. Un abrazo, querido amigo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Sublime Sulpicia. Expone sus ardores (y sus amores) sin vergüenzas.
Un abrazo, querida Isabel.

Mayte dijo...

Isabel, gracias por compartir esta poesía que es deliciosa...me encanta!

Muchos besos y buen fin de semana.

GABU dijo...

Apasionada y ardorosa invitación difícil de sortear por cualquier caballero... ;)

P.D.:Más aún si la dama en cuestión era poseedora de una belleza como la ilustrada...

BESITOS INTENSOS :)

[El Gran Circo de Las SombraS] dijo...

me ha gustado este sitio


.. ojalá pudiera ir pronto por la novela


saludos

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Si alguien quiere ampliar sus conocimientos sobre Sulpicia y la mujer Romana, que pinche aquí, y encontrará un buen estudio.

Besos, Amiga Isabel

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Isabel,

Dejo aquí el texto Latino del dístico elegíaco que nos presentas, que suele atribuirse a Sulpicia, sin que se tenga la seguridad de que le pertenece. El texto nos ha sido transmitido en los manuscritos junto con obras auténticas de Tibulo, y de lo que tenemos la seguridad es de que no es de Tibulo.

Vror ego ante alias: iuuat hoc, Cerinthe, quod uror,
si tibi de nobis mutuus ignis adest.
(Corpus Tibullianum, IV, 5-6)

Un beso,

Antonio

Cayetano dijo...

Hablando de calor y de fuego...tienes un regalo en mi blog que viene al pelo.
Pasa a recogerlo.
Un saludo.

B. Miosi dijo...

Hola Isabel, estoy paseando por tu blog y ha sido para mí una agradable sorpresa. Estoy leyendo los capítulos que descargué de tu novela "Dido, reina de Cartago" y, la verdad, me están gustando mucho.

¡Felicitaciones por tan buen blog!

Un abrazo,
Blanca

Daalla dijo...

Eso sí que es fuego. La frase es redonda.
Un abrazo

Amparo dijo...

Que preciosa frase. ¡Gracias!

Isabel Romana dijo...

Hola isabel martínez barquero, creo que Sulpicia revela que en su época los amores eran más libres que en muchos lugares del mundo en la actualidad. Besitos.

Hola mayte, sí, resulta encantadora nuestra Sulpicia. Besitos y feliz semana.

Hola gabu, no creas: algunos caballeros la aceptarían para quemarse en un instante, pero quizá Sulpicia quería un fuego más prolongado... Ja, ja. Besazos.

Isabel Romana dijo...

Saludos, el gran circo de la sombras, ¿te refieres a la novela que estoy escribiendo ahora mismo? La puedes leer aquí, en directo... Saludos cordiales.

Querido antonio martín ortiz, me ha encantado el artículo que enlazas y, además, me has descubierto esa revista Kañina de la Universidad de Puerto Rico, de la que ha sacado unos cuantos documentos más. Y gracias también por tus aclaraciones y por poner el texto en latín para los amantes de leer en esa lengua. ¡Eres un maravilloso amigo! Besos.

Voy enseguida a por ese regalo, Cayetano. Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Hola B.Miosi, muchísimas gracias por tu visita. Paso enseguida a visitarte en tu blog, perteneciendo a una escritora de tu talla, será estupendo. Un abrazo.

Hola daalla, ese fuego del amor sí que nos gusta y no los de las armas. Un abrazo muy fuerte.

Hola amparo, sí es preciosa la frase. Y es que Sulpicia supo decir exactamente lo que quería. Besos.