jueves, noviembre 24, 2011

UN VESTIDO ENVIDIOSO OCULTA UNAS PIERNAS





Así dice el poeta Ovidio a una muchacha sentada junto a él en el circo (sin que se entere su amada Corina):

“Pero el manto te cuelga demasiado y te arrastra por el suelo, recógetelo; o mejor yo mismo te lo levanto con mi mano. ¡Envidioso eras, vestido, pues ocultabas unas piernas tan hermosas para mirarlas tú mejor; envidioso eras, vestido! (…) Así pintan las piernas de [la diosa] Diana cuando va vestida con túnica corta y persigue a las fieras, más vigorosa ella misma que las fieras. Sin verlas ardía yo de amor, ¿qué sucederá después de haberlas visto? Echas fuego sobre fuego, derramas agua en el mar. A la vista de ellas sospecho que también lo demás, que bien oculto se esconde bajo la ropa ligera, ha de agradarme.”

OVIDIO.- Amores

Traducción de Vicente Cristóbal López


Ante este descaro de Ovidio, así le contestaba, su amada Corina.




NOTA: Queridos amigos, disculpad mi tardanza en seguir con la historia de la Fundación de Roma, prometo retomarla cuanto antes.

Mañana viernes, 25 de noviembre, a las 19,30 horas, en el Bibliocafé, tendré el honor de presentar el nuevo libro de relatos de Elena Casero titulado "Discordancias". Quedáis todos invitados.



¡OS ESPERAMOS!

16 comentarios:

Mª LUISA ARNAIZ dijo...

Lo sugerido es más excitante que lo visto y Ovidio debía de saberlo.

Freia dijo...

Ovidio era Ovidio, pero también un rijosillo de no te menees.
No te preocupes por nosotros. Cuánto más tarde el siguiente capítulo, con más ganas lo esperaremos.
Disfrutad mañana todo lo que podáis. Un abrazo a la autora y un beso bien, bien grande a la presentadora.

Mercedes Pinto dijo...

Parece que el poeta Ovidio, como buen poeta, era algo enamoradizo. Hacía bien en ocutar tales palabras a su amada Corina, no creo que le agradara.
Un abrazo.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

¡Ovidio, Ovidio...Vaya conquistador!
Por supuesto tiene razón con sus argumentos amorosos. Siempre es más importante lo que adivina la mente que la realidad. Desnudar mentalmente a una mujer o a un hombre es uno de los placeres más sugestivos.
¡Suerte con la señora, Ovidio!

Un fuerte abrazo, Isabel.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Este Ovidio...

Me encanta que presentes el libro de Elena Casero, una persona a la que admiro por lo bien que escribe. A ella, ya le he deseado muchos éxitos y, ahora, os los deseo a las dos.

Tranquila con la novela, Isabel Son épocas y, a veces, nos tocan enredadas (en una de esas ando yo, sin tiempo para nada).

Un beso enorme o, mejor dos, uno para ti y otro para Elena.

Dilaida dijo...

Ovidio "el pica flor" no podía dejar pasar la belleza sin contemplarla bien.
Tú eres la que repartes los tiempos, no te preocupes.
Bicos

Isabel dijo...

No sé por qué pero siempre os he relacionado a Elena y a ti como amigas, será que os conocí a la vez virtualmente.
Os deseo una inmejorable tarde con la añoranza de poder estar ahí.

Besos a las dos.

África dijo...

Coñe, qué osado era el señor Ovidio!!! Jejejeje!
Hoy se le podría tachar de viejo verde!
Pero lo prefiero a los que no se atreven a decir ni mú, jajja!


besos

Anónimo dijo...

Un tanto pillo era Ovidio, me gusta esta faceta.

Besitos, luego nos vemos.

virgi dijo...

Muy terrenal Ovidio.
¡Mira que sabes!
Un abrazo y que tengan éxito.

GABU dijo...

¡¡GUAUUUUUUUUUUUUUUUUUU!!!!!


OVIDIO sí que sabía cómo ser galán... :P
jajajajajajajajaj

BESITOS ISA QUERIDA

ANTIQVA dijo...

Menudo pajaro Ovidio... El puñetero "sabia latín..."

Un abrazo

Isabel Barceló Chico dijo...

Gracias por vuestra devoción al querido Ovidio que sí, rijoso y todo, no dejaba de resultar un delicioso cronista del amor. Besazos.

L. de Guereñu Polán dijo...

¿Podrá decirse algo tan erótico de una forma tan refinada y hermosa?

sahara.es dijo...

Evidentemente, Ovidio, no dejaba de ser un ser humano.
¡Qué no haremos nosotros, los pobres mortales, si hasta los dioses sucumben ante la belleza femenina!
Yo tengo el convencimiento de que una de las obras más perfectas de la creación es la mujer. Ovidio, lo único que hace, como todos los poetas de todos los tiempos, es plasmar los pensamientos en un papel.

elena clásica dijo...

Ovidio es Ovidio sí, ah, pero Corina, es grande, es ingeniosa, inteligente, noble y genial. ¡Toma ya Ovidio! Cuidado con los vestidos que te tapan, que... jajaja. Corina es la más grande.
Seguro que la presentación literario ha sido maravillosa.

Besitos para mi estimada Corina y muchos más para mi adorada Romana.