domingo, enero 22, 2012

EL VATICANO





Así que en la antigüedad, en el Vaticano residía un dios capaz de hacer importantes vaticinios… Y he aquí que actuaba, también, con los recién nacidos.

Apenas salían del vientre de su madre “ (…) llegaba Vaticanus [para ayudarle] a dar el primer vagido. Acción, ésta, muy importante: el vagido anunciaba vigor, vitalidad, revelaba el temple, prometía una vida de relaciones y palabras. Este dios, hay que decir, enviaba vaticinios de gran poder cerca de Roma, en una zona más allá del Tíber, que de él tomó el nombre: “el campo Vaticano”. Parece que el primer vagido de un ser humano estaba vinculado con la esfera de la profecía. No sorprende. Los romanos tenían en gran consideración las voces imprevistas, inesperadas, fuera de lo ordinario, sobre todo si eran emitidas por quienes no tenían consciencia. Era, pues, a través de los niños que los dioses preferían enviar sus propios mensajes. El primer vagido es una voz nueva, jamás oída con anterioridad, emitida en un momento realmente importante: es probable que fuera escuchada como una adivinación.”

Licia Ferro y María Monteleone.- "Miti romani. Il racconto"

Traducción de Isabel Barceló Chico.


¿Llegarán a emitir su primer vagido los gemelos hijos de Rea Silvia y del dios Marte? ¡Esperemos que sí y que ocurra pronto!

34 comentarios:

nán dijo...

Madre mía. Esto es ma-ra-vi-llo-so!!

Dilaida dijo...

Pues no, no lo sabía. Muchas gracias por contármelo.
Bicos

elena clásica dijo...

Estamos deseando y que su primer vagido deje clara su ascendencia divina e imponga el fin de las injusticias contra su madre y los suyos, los de sangre y los de estirpe noble. Que, digo yo, la nobleza no se adquiere por nacimiento sino por comportamiento, la dignidad.
Un abrazo, querida Isabel.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, nán, me imaginaba yo que os gustaría. Es que los dioses de la antigüedad estaban por todas partes... Besos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola dilaida, es un placer relataros estos pequeños descubrimientos. Besos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola elena clásica, estoy completamente de acuerdo con que la nobleza es una conquista, no una herencia. Sea como sea, que nuestros gemelos lancen vagidos dignos de la gran empresa que les aguarda, para la que han nacido, y que despierten el orgullo de su madre. Besos, querida amiga.

Josep Asensi dijo...

Me he quedado sin palabras. Y callarme a mí es meritorio...

Lales dijo...

Me ha encantado este descubrimiento, me gusta saber el origen de las palabras y de las cosas y costumbres. Gracias.

Deb dijo...

Yo tampoco lo sabía, gracias.

PACO HIDALGO dijo...

Me enteré al preparar el primer viaje a Roma. Curioso que la palabra Vaticano proceda de un dios pagano y que significa profecía u oráculo. Un abrazo, Isabel.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, josep, en este caso podemos decir que te has callado por tener la cabeza metida en la pila del agua bendita... Besotes.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola lales, sí que es curioso, ¿verdad? Si supiéramos todo lo que ha ocurrido bajo nuestros propios pies, seguramente seríamos más sabios. Besazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola deb, es divertido conocer esos detalles. Tienen significado... Besitos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola paco hidalgo, seguro que sabiendo esto miraste el Vaticano de otra manera... Besos, querido amigo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Que así sea y que nos traigan buenas noticias...

virgi dijo...

Siempre aprendiendo contigo, querida Profe.
Esos niños van a deslumbrar a los que tengan la dicha de presenciar su nacimiento. Vienen cargados con muchos y buenos vaticinios.
Besos y besos

La Dame Masquée dijo...

Vaya, qué curioso! De modo que de ahí viene el nombre! Nunca lo hubiera imaginado. Muchas gracias por dárnoslo a conocer.

Buenas noches

Bisous

Ana Trigo Alonso dijo...

Muy curioso, Isabel. No, no tenía ni idea pero ahora que lo sé me encanta saberlo :) Un abrazo!

Dyhego dijo...

¡Y en el peor de los casos, una nalgada y las criaturicas empiezan a llorar!
Saludos decibélicos.

MentesSueltas dijo...

Isabel te abrazo, con el cariño de siempre.
MentesSueltas

L. de Guereñu Polán dijo...

Me ha gustado este artículo: los niños como instrumentos de los dioses. Además no sabía que Vaticanus fuese un dios antiguo. Un saludo.

Perlita dijo...

¿Y cómo Vaticano está derivado de algo que nada tiene que ver con la religión? Es curioso.
Gracias Isabel. Ya veo que nos sigues enseñando y por cosas así me gusta volver.
Besos, Carmen

Angel Molledo Caviedes dijo...

Boquiabierto me hallo de que se me haya escapado un dios con semejantes connotaciones. Inclínome ante vos, fémina sapiente,sensible y noble:

Un gallo desplumao, pero bien estirao (y bien agradecío)

Mayte dijo...

Isabel, vaya descubrimiento!!! Siempre es un placer...me ha encantado :D

Besotes.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Isabel,

Aquí siempre se aprenden cosas nuevas, pues eso no lo sabía. Según esa teoría, procedería de
cano-is-ere-cecini-cantum;. cantar,
uates-is: adivino, poeta
aunque, según la información que he encontrado en
A. Ermnout et A. Meillet, Dictionnaire Étymologique de la Langue Latine, según algún autor la palabra podría tener un origen etrusco.

De todas formas, es muy interesante la información que nos das.

Un abrazo, Querida Isabel.

Antonio

Hyperion dijo...

Vaticinios, una colina desde la que mirar al futuro, incluso cuando al otro lado del río tan sólo había prados inundados. Y luego el circo de Nerón bajo la mirada de Jano cobijando a tantos tras el gran incendio, la colina que se allana para construir una basílica que luego es borgo dentro de la ciudad. No deja de maravillarme esta historia multiforme, plurilingue que lleva un curso imparable. Como un crisol de historia, también aquí, separando lo caduco de lo eterno. Gracias por sacar del baúl tantas joyas.

alestedemadrid dijo...

Una historia fascinante. Un saludo

Cayetano dijo...

Los nuevos "vaticinadores", oráculos modernos.
Pásate por mi blog a eso de las 13 horas. Sorpresa.
Un saludo.

spok dijo...

No lo sabía Isabel, como siempre eres didáctica y fascinante.
Yo les vaticino a los gemelos, un vagido augusto, a pesar de todas las maldades que mi alter-ego y sus amos están perpetrando contra Rea.
Salve Isabel y que los futuros vagidos, te auguren éxito.
besos y abrazos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Una vez más, queridos amigos, me quedo sin poder contestar individualmente a los últimos comentarios. ¡Qué pena! Pero que sepaís que los estimo muchísimo y constituyen el mayor estímulo para la escritura de la novela y el mantenimiento de este blog. ¡Besotes!

Isabel Barceló Chico dijo...

Cayetano, he tratado de volver a entrar en tu blog para poner el enlace al final del post que he publicado hace un rato, y no hay manera... ¡Ni siquiera se me abre con el enlace que he puesto dentro del apartado de reseñas de la novela! En fin, mañana probaré otra vez, porque tengo ya los nervios rotos... Un abrazo muy fuerte.

Sahara.es dijo...

No dejas de sorprenderme y enseñarme cosas en cada una de tus entradas. Tengo claro que el cristianismo usurpa fiestas paganas locales y las convierte en propias; realmente, no hay nada nuevo en la historia, pero hasta haber llegado a tomar el nombre de un dios arcaico, ha sido una cosa que me sorprendido.

Un fuerte abrazo Isabel

CAS dijo...

Es tan poético todo esto... que da gusto descubrir lo que no sabemos de esta forma.

Gracias Isabel, eres un encanto.

África dijo...

Qué curioso!
Me encantan todas estas cosas que nos cuentas, y que para mí, al menos, eran desconocidas.
:D


Besitos