martes, diciembre 16, 2008

VÍSPERA DE UN COMBATE DE GLADIADORES


Inscripción en el muro exterior del Ludus magnum:


Hipólito de Macedonia y Marcus el gaditano librarán mañana un combate a muerte en el anfiteatro Flavio. Para uno de ellos ésta será la última noche. Muchachas de Roma: si tenéis corazón, no les neguéis nada.




NOTA 1: El Ludus magnum era una instalación donde vivían y se entrenaban los gladiadores. Estaba al lado del Coliseo (nombre popular del anfiteatro Flavio) y conectado con él por un subterráneo. Aún se ven restos del Ludus Magnum al lado del Coliseo.

NOTA 2: Kala Editorial (de la que encontraréis un enlace banner en la barra de la derecha) ha sacado ya a la venta por internet la primera antología de Escritores Seriales, con una selección de 24 relatos de escritores hispanoamericanos, entre los cuales se encuentra mi relato "El amor y la vida".

* Detalle de un relieve de dos gladiadores combatiendo. Museo Massimo alle Terme. Roma.
** Vista del Coliseo (Anfiteatro Flavio), las columnas de su izquierda pertencen al antiguo templo de Venus y Roma. Roma. Foto: Rafael Lillo.


, , ,

33 comentarios:

Susy dijo...

A las mujeres se les pedía corazón en la vida, a los hombres valentía en la muerte y a, ambos, la insensibilidad humana.
Gracias por los esclarecedores enlaces.
Siempre de tí aprendiendo!

ANABEL dijo...

No le negáis nada... Y encima iban a luchar en el coliseo. Eso sería como la primera división de futbol pero mucho más brutote.
Besitos y me voy a ver el texto.

SELMA dijo...

Ante todo mi más sincera enhorabuena por la publicación de tu Relato,mi Niña, no podía ser de otra forma...

Ay los gladiadores , sus amores y estas mujeres que dejaron constancia, como ellos de sus pasiones en los Graffitti en Pompeia....Cuánto se ama cuando piensas que puede ser la última vez....

Un beso cariñoso IsaBELLA, y GRACIAS por todas las maravillas que nos evocas..

cieloazzul dijo...

y allá las mujeres, corazón a fuego, les concedían más de lo sublime....
bellas imágenes amiga...
besosss y abrazos...

GABU dijo...

¿Còmo es eso?

Ellos van a enfrentarse en combate y las mujeres no deben negarle placer alguno ante la posibilidad de que la muerte le designe la fatalidad???

P.D.:Ya dirìa SOR JUANA: hombres necios..."
jajajajajajaa

BESAZOS FEMINISTAS =)

La candorosa dijo...

Vaya pedido que se les hacía a las mujeres.

Interesante relato, como nos tiene acostumbrados!!!

Y felicitaciones por la publicación "El amor y la vida", enhorabuena!!

Saludos!!

Armida Leticia dijo...

Pues yo no los negaría nada de nada...

Saludos.

mizo dijo...

No creo que en su mayoría fuera un sacrificio compartir los últimos momentos con un bravo gladiador, un personaje seguido, popular y admirado. Hoy día se ven cosas peores con respecto a seguirores-as de artistas? o simplemente famosillos.
Me voy a por el amor y la vida.
Bonito día.

Leodegundia dijo...

Nunca entendí este afán de pelearse y mucho menos si la pelea era a muerte, claro que entre los gladiadores quizás muchos lo eran obligados y no por afición.
Un abrazo

Mª. Antonia Moreno dijo...

¡Qué listos, eh?!
Bueno, que era a muerte...

Me encanta esto de las inscripciones, aunque me figuro que funcionaría el boca oído, lo de las inscripciones (antecedentes de los carteles, los anuncios...) están geniales, dices mucho en muy poquito.

Un abrazo y enhorabuena (Kala editorial)

Cornelivs dijo...

Si...mujeres de roma...no les negueis nada, porque mañana uno morirá en este cruento espectaculo.

Los romanos gustaban de estos espectáculos; los etruscos fueron los que se los enseñaron.

Un abrazo!

Kurtz dijo...

Aunque sea sólo por eso, me hago gladiador.
Jajajaajajaja.
;)
Felicidades por la publicación.
Besos.

Penélope dijo...

Jaja, supongo que el estar con un gladiador sería glamuroso....¿?
O quizás te diera la fama deseada?
Seguro que muchas mujeres estarían dispuestas a dar placer a un gladiador la que podría ser su última noche.
Y si sobrevivía....estos se acordaban de agradecer a ellas ese gesto? xDDD!!!

Me temo que hoy en día, ese trasiego de placeres carnales pre-combate, sería televisado cual "tomate", jajaja!


Un besito


P

krisish dijo...

Siempre encuentras la mejor forma de ilustrar tus narraciones. Los relieves son una de las mejores muestras del arte romano, y sobre todo en los monumentos conmemorativos. Seguro que te sirven de inspiración para tus escritos.
Enhorabuena por la publicación.

El Arte del Arte dijo...

un texto sencillo pero cargado de sentimientos, no hay nadie como tu que nos pueda hacer retroceder unos años y hacernos sentir como verdaderos habiantes de la antigua roma
Si puedes pasate por mi blog y mira la entrada del 17/12/08 hay una sorpresita para ti!
Mil besos

fgiucich dijo...

Si mal no recuerdo era asì: Ave Cesar morituri te salutam. La ùltima noche; la del placer antes de la muerte. Abrazos.

Morgana LeFay dijo...

Como siempre, buen post : ) Saludos

Safo dijo...

Muy buen artículo, me encantan las traducciones de inscripciones antiguas. Es fascinante el mundo de los juegos gladiatorios en la antigua Roma, aunque yo no lo conozco demasiado. Un abrazo.

TICTAC dijo...

Estos graffiti que nos regalas son una maravilla!!
Condensan en pocas lineas toda la realidad socio cultural de la Roma de aquellos tiempos...
Interesante la historia de los gladiadores, despiadadas maquinas de combate, que luchaban por la vida, la libertad y la gloria...

Me encantan los dialogos entre Ruda y su gata...

Besos Isabel!

Raúl dijo...

Esta breve entrada, tiene un no sé qué de extracto periodístico, de crónica social, que me encanta.

Trenzas dijo...

Muchas felicidades por esa publicación, más que merecida.
Coincido con Raúl; es como una nota de sociedad, trágica, eso sí, pero ¿a quién le importaba la tragedia del día siguiente? Todo forma parte de la esperada diversión.
Un abrazo y un beso fuerte, mujer romana

SUSANA dijo...

Caramba!

"No les neguéis nada" Ajá! A ponerse en la fila muchachas romanas de dadivoso corazón!

Luego del combate...¿También sería menester atender al vencedor? Jajajajajá!

Vamos Isa, prestame el cincel, voy a inscribir un par de recomendaciones a las hijas de Roma!

Besote Amiga Querida, me he divertido!

Zebedeo dijo...

Ser gladiador y jugarse la vida cada combate, eso si que debía ser duro. No saber si la hora de tu muerte está en la arena ese día u otro, o si acabaras muriendo plácidamente en tu cama. Eso si que era riesgo y no los futbolistas de ahora, y a esos si que no les niegan nada.

ALMA dijo...

Pobres muchachas de Roma de buen corazón, tener que esperar a los combates para no negar nada a los gladiadores.

Saludos

Isabel Romana dijo...

Hola susy, sí, a cada cual se le pide una cosa. Sin embargo, hay en esta petición cierta compasión, ¿no crees? Besos, querida amiga.

Hola anabel, desde luego algunos gladiadores conseguían ser verdaderos ídolos. Claro que ellos se jugaban la vida. Besotes.

Hola selma, cuando piensa en el modo desesperado en que deben vivirse las que pueden ser las últimas horas... Me alegra haberte evocado Pompeya y su terrible drama. También allí había un gladiador... Mil besos.

Isabel Romana dijo...

Hola cieloazzul, seguramente las mujeres les concederían y recibirían.... Besitos.

Hola gabu, desde luego Sor Juana tenía mucha razón. Sin embargo, en este caso es un poco diferente, porque estos hombres que debían combatir rara vez eran hombres libres: solían ser esclavos y condenados a muerte que tenían de este modo la posibilidad (aunque remota) de redimirse. Besitos.

Hola la candorosa, a mí me parece apreciar en este grafiti una llamada de atención al hecho de que la muerte está ahí. Besitos.

Isabel Romana dijo...

Hola armidia leticia, tú eres un alma generosa. Besitos.

Hola mizo, me resulta dificil saber cómo reaccionarían muchas mujeres a una petición como esta. Vivir la vida con intensidad, con plena conciencia de los riesgos, es duro. Besitos.

Hola leodegundia, estás en lo cierto, los gladiadores eran esclavos, prisioneros de guerra, condenados a muerte. Raramente un hombre libre decidía convertirse en gladiador. No es por gusto que estos hombres luchaban, sino porque no les quedaba más remedio y debían hacerlo para salvar sus vidas. Así de intenso es el instinto de conservación... Besos, querida amiga.

Isabel Romana dijo...

Hola mª antonia moreno, yo puedo imaginarme que quien escribiera ese anuncio debía estar pensando en cómo un hombre debe ser consolado, o aliviado, o querido, cuando está contando sus últimas horas de vida. Si lo piensas, es duro. Besitos.

Hola cornelivs, habría bastante que hablar en torno a estas luchas de gladiadores. Existía, también, un código de honor. Besos, querido amigo.

Hola kurtz, hazte mejor futbolista que ganarás más, tendrás lo mismo y sin apenas riesgos... Besotes, guapo.

Isabel Romana dijo...

Hola penélope, como bien dices, seguro que hoy lo televisarían en directo y el asunto daría que hablar durante varias semanas, más todavía en el caso del pobre gladiador que cayera muerto. Saldrían su viuda, su suegra, una vecina, el gladiador compañero de habitación, su entrenador, el propietario, la dueña de un burdel, un ciudadano que pasaba por allí... Y no te extrañe que todo eso ocurriera entonces, pero en petit comité. Besitos.

Hola krisish, no te equivocas. A veces son esas imágenes, relieves, pinturas, etc. las que me traen la inspiración. Un beso enorme.

Hola el arte del arte, muchísimas gracias por tu premio, trataré de ponerlo en vacaciones. Un besazo.

Isabel Romana dijo...

Hola fgiucich, lo has recordado muy bien. Y creo que a este argumento le sacarías tú mucho partido en un poema. La conciencia de la inminencia de la muerte es un tema de primera magnitud. Besitos.

Hola morgana leFay, gracias por tu visita. Besos.

Hola safo, también yo creo que ese mundo de los gladiadores debía ser muy interesante desde un punto de vista literario, claro, porque el serlo es más bien duro y cruel. La mayoría eran hombres curtidos y entrenados para el combate. Una vida que no tenía nada de envidiable. Abrazos, guapa.

Isabel Romana dijo...

Hola tictac, en una ocasión, pude ver una exposición sobre los juegos de gladiadores en el Coliseo. Y una de las cosas que más me impresionó fue ver el armamento y, en concreto, una de esas máscaras (como la que lleva uno de los gladiadores del relieve) que les cubría la cara entera. No sé, me imaginaba yo cómo debía ser estar dentro de esa máscara y me resultó escalofriante. Los objetos auténticos, aquellos que han sido usados por seres humanos, conservan algo de ellos. Besos, querida amiga.

Hola raúl, tienes razón: hay algo en ella perentorio y muy fugaz. Al día siguiente ese gráfiti ya no tendría sentido. Besos, querido amigo.

Hola trenzas, desde luego que hay mucho de trágico en este anuncio y mucho de vida cotidiana. No todos los combates eran a muerte. Pero, cuando lo eran, el dolor, la decepción (porque también los gladiadores tenían sus admiradores, sus seguidores) perdurarían sólo durante un tiempo. Igual que ahora. Besos, querida amiga.

Isabel Romana dijo...

Hola susana, seguro que tus advertencias a las muchachas romanas estarían llenas de humor y de sabiduría, y serían tan poco atendidas como lo son hoy las consejas de las ancianas. Es propio de la juventud querer aprender por si sólos... Anímate a escribir esa recomendación, y yo la cuelgo aquí. Besitos, guapa.

Hola zebedeo, coincido plenamente con tu apreciación: hoy ser un héroe cuesta muy poquito, aunque haga falta tener talento para alguna de esas ocupaciones o carreras tan lucrativas. Con todo, es difícil para nosotros comprender bien aquellas mentalidades antiguas. Besos, querido amigo.

Hola alma, seguro que muchas de ellas serían generosas todos los días, incluso sin cobrar. Besitos, guapa.

Umma1 dijo...

Qué terrible, Isabel, me heló el corazón.

Cuánta muerte estúpida nos precede y nos rodea.

Pensarque fueron hombres con sentimientos, temores, deseos. Que supieron de antemano la hora de su final.

Qué horrible.

Pero que bien que levantaras la inscripción. Regresarlos, además de la moraleja, los revive.