jueves, diciembre 03, 2009

UNA FIESTA SECRETA

– Hoy nadie puede molestar a mi madre – dice mi ama apuntándome con el dedo.

No me doy por aludida. Estoy divinamente aquí, aprovechando un recuadro de sol en el jardín para calentarme el lomo, y no tengo la menor intención de moverme. Bueno, un poco sí. Me paso la pata varias veces sobre el ojo derecho para que mi ama sepa que me ha pillado a punto de dormir.

– Me has oído ¿verdad? – dice. Y sin prestar atención a mis necesidades de reposo, me levanta en el aire con las dos manos, se sienta en un escabel y me acomoda en su regazo.

– Está prohibido maullar en toda la mañana, te lo aviso. Es un día muy importante.

La miro. Tiene un aire más enigmático que de costumbre, pero tarde o temprano terminará por darme una explicación. ¡Se ve de lejos que lo está deseando! Me rasca la cabeza y me observa.

– Me pregunto si permitirían entrar a una gatita como tú. Al fin y al cabo, no dejas de ser una hembra… - y se queda pensativa –. Tengo ganas de casarme sólo para poder asistir a la fiesta de esta noche. ¡Es una fiesta secreta!

Lanzo un profundo suspiro, como si realmente me sintiera pesarosa por esa duda. Mi ama suspira también y mira hacia el cielo.



– Claro, que no todas las matronas pueden asistir, sólo las más destacadas de Roma. Espero llegar a ser lo bastante importante como para que me inviten… ¿Tú qué crees? – me pregunta ladeando la cabeza. Le doy un lametazo en la mano, en señal de solidaridad.

– Los ritos en honor de la Bona Dea duran toda la noche. No se permite la presencia de hombres en la casa donde se celebra, así que el Cónsul de este año no podrá ni siquiera dormir en su casa. Y tampoco podrán quedarse sus esclavos. ¿Te imaginas? ¿Qué harán las matronas toooooda la noche?

Eso mismo me pregunto yo.

– Mira si estos ritos son importantes, que la salud y la prosperidad de Roma dependen de que se celebren como se debe y la diosa quede complacida. Espero que esa noche todo salga bien. No me gustaría que se torcieran las cosas. Quiero llegar a ser una buena matrona. Y entonces, cuando me inviten, preguntaré si puedes venir tú.

Me gusta la idea. Froto mi cabeza contra su pecho para que sepa que me ha complacido mucho.

– Y si no permiten que vengas, prometo contártelo. ¡Y no haré como mi madre, que se niega a contármelo a mí...!



NOTA 1: La fiesta de la Bona Dea se celebraba el 3 de diciembre, bien en casa de alguno de los magistrados de ese año, bien en casa del Pontífice Máximo. El templo de la Bona Dea se hallaba al pie de la colina del Aventino, y en su bosquecillo sagrado las matronas también celebraban sus ritos.
NOTA 2: Muchas gracias a todos, queridos amigos, por el apoyo y el cariño que me habéis demostrado con motivo de la publicación de la novela “Dido reina de Cartago”. Quienes quieran tenerla, la pueden pedir en sus librerías habituales, pues ya se ha distribuido en España, EEUU y Latinoamérica. Otra cosa es que con tanto best-seller a la reina no se la vea…

*, ** y ***, el gatito Dikón de Yolanda. Fotos: Yolanda.

**** Hojas de acanto en el foro romano.

34 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Se vera, madame. La labor bien hecha tarde o temprano se ve, y Dido no pasara desapercibida.

Que bueno que aun asome usted para anunciarnos las fiestas! Esta promete ser divertida: una buena ocasion para conspirar contra los caballeros.

Buenas noches, madame

Bisous

Mayte dijo...

Las fiestas que vienen...siempre llenan de vida y encanto nuestro alrededor.

Bonito fin de semana Isabel.

cieloazzul dijo...

Que bello!!
esa gatita mimosa y ese halito que envuelven tus letras amiga mia!!!
mil besos!!

La candorosa dijo...

Amiga, con sus relatos y estas bellas fotos ¡¡siempre tan gratas!!

Abrazos!

Alyxandria Faderland dijo...

Veremos si la gata puede ir a la fiesta... y si no puede, los gatos siempre se las ingenian para fisgonear!
Veremos si entre los best seller, encontramos a Dido y donde. Ya te contare asi estas al tanto. Por ahora el diario sigue cobrandome caro mi socialismo (que por aca no abunda....) como para recordarme que ellos son de derecha extrema y ni piensan publicarlo.

Armida Leticia dijo...

Un saludo desde México, y feliz dia de la BONA DEA!!!

Mita dijo...

A disfrutar ahora de otro proceso: el público, las ventas, que se te va de las manos... :)
Sabes? Me voy a poner a leer ahora las historias que están aquí a la izquierda sobre Cupido y Psique.
Gracias por la generosidad de compartir todo esto, es lo que tiene la blogosfera funadamentalmente, generosidad.
Bss

Mª. Antonia Moreno dijo...

Querida Isabel, qué bueno que retomaste esta historia.

En cuanto a la reina, habrá que hacerla visible. En mi biblioteca ya la hemos pedido para que se haga un hueco entre los best sellers.

Un abrazo!

joselop44 dijo...

La reina será vista y brillará con luz propia.
Un gran abrazo.

Soledad Sánchez M. dijo...

Bello y delicado, Isabel, como siempre.

Un beso.

S.

mariajesusparadela dijo...

Yo no soy de fiestas, pero si fuese, también trataría de llevar a mi tropa

fgiucich dijo...

Espero que la fiesta transcurra en paz. Recuerdo una de tus crónica sobre una Bona Dea anterior que un señor enamorado hizo de las suyas. Fue así? Abrazos.

Art Pepper dijo...

¡Qué deleite es probar tus letras!, gracias por seguir con el camino.

Lala dijo...

Me encanta leer el pensamiento de la gatita :D
Ella pasa de la vida y costumbres humanas, sólo
quiere mimos y poder vivir a su bola, jaja.


Un beso


Lala

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Gracias Romana o...púnica Isabel por comentar en mi blog quintíl. La fiesta de "la Bona Dea", solo para mujeres, jajaja, también la describo en un cáp. del Quinto, !qué casualidad!...
En este Sabado de Mercedes, sin embargo, por tema dado, toco la navidad: LAS SATURNALIAS.

Estoy comiéndome las uñas a la espera de que me llegue, no por mar, dado que esto es Andorra, pero como sea, tu DIDO.
!Salves, Io, Èvoe, Ave! ¿vale?

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

P.P: Isabel, se me olvidó, de mi parte una caricia a tu gata, la mía, o mejor dicho, la de mi hijo se llama; Mulinex, ayyy, yo le hubiera puesto Bastet.

GABU dijo...

Mi querida amiga,ante todo debo decirte que me enamorè de ese precioso minino,es tuyo,es tu mascota??

P.D.:Y bien difìcil que se hace ese pedido de no emitir maullido alguno para un felino,verdad??
jajajajajjaj

MIS BESITOS DE CARIÑO ♣

Patricia DMG dijo...

Hola Isabel,

Ausonia, la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) y DMG, hemos pensado en ti para formar parte del grupo de blogueras que apoyan la lucha contra el cáncer. Sólo 20 blogueras de toda España participarán en esta iniciativa y creemos que tu blog (http://mujeresderoma.blogspot.com/) encaja en este proyecto.

Nos gustaría saber si podemos contar con tu colaboración en esta causa. Si es así, contéstanos a este e-mail (patricia@dianamediagroup.com)facilitándonos tus datos (nombre, apellidos, dirección y teléfono). Te haremos llegar un widget e información para compartir con los lectores de tu blog, junto con la camiseta, pin y pañuelo especialmente diseñados para las blogueras solidarias. Además Ausonia hará mención de las blogueras solidarias en un apartado de su página web.

Esperamos poder contar contigo en esta iniciativa.

Cordialmente,

Patricia Sanz

PD: Siento contactarte por esta vía pero no he encontrado tu e-mail

Marci dijo...

Hola Isabel. Un post muy original, muy felino.
En lo de los Best Sellers tienes toda la razón...

mi nombre es alma dijo...

Dentro de unos minutos voy a escucharte en la radio. Una agradable sorpresa cuando he oido que una tal Isabel Barceló va a presentar su libro.

Un abrazo

CarmenBéjar dijo...

Y pensar que me he encontrado un gatito esta tarde muy parecido al que aparece en esta entrada... Siempre hablo a los animales pues veo que, aunque no me entiendan, les agrada el tono meloso de mi voz. Les hablo como si fuesen niños y a veces me invento qué es lo que quieren decirme.

Un jercicio que practicas tú a la perfección en este pequeño relato. Somos de la misma opinión, jejej.

Un besazo

Negrevernis dijo...

Muy bonito...
Aunque me den alergia los gatos, cómo me gustaría que estuviera uno así por mi casa...

elena clásica dijo...

Ay, Isabel, qué grandes eres. Como juegas con las palabras y asumes los puntos de vista narrativos más inesperados. Como sabes superponer unos planos sobre otros, juego de relojería reservado a muy pocos,
Lo grande es que dentro de este juego, laberinto de espejos, nos haces poesía pura de sentimientos y reflexiones de los personajes más tiernos, desvalidos, abandonados y olvidados.
Grande, grande.
Tenemos que hablar de muchas cosas, esa Dido de rojo y Corona enardecida de amor se me ha clavado en el alma. La narradora del conocimiento y de la magia, Isabel Romana, que reclama el lado de los fenicios y el punto de vista femenino.

Besazos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Isabel...como un favor personal y dado el tema, léete si puedes, cuando puedas, el relato de los SÁBADOS que he colgado, trata de las Saturnalias. Tu opinión, siempre lo repito, me interesa mucho, critica lo que veas mal. Gracias por adelantado, paciente Romana. Más bsos quintiles y míos.
!Io, las Saturnalias son nuestras!

Clarice Baricco dijo...

Ahora me siento tan extraña leerte. Como si fuera una nuevo libro. Lo es.


Abrazos.

daalla dijo...

Habrá que hacerse amigo de la gata a ver si un día nos quiere contar lo que pasa en esa misteriosa fiesta. Promete ser interesante.
Besos

Ludwig dijo...

Le estoy empezando a cobrar cariño al "gato narrador".
Me parece un recurso muy hermoso. Un punto de vista diferente.
Ya he encontrado tu libro.
El problema es que he de esperar a la Navidad para leerlo.

SUSANA dijo...

La fiesta de la Bona Dea!!!

Siempre la asociaré con Vos, siempre. Creo que la institucionalizaste en el siglo XXI! Jajajajajajajá!

Precioso relato Querida Isa, y ya sabés, esa perspectiva felina, me fascina!

También -como Luis-Ludwig- debo esperar todavía un ratito por el libro, aunque no me preocuparía por la reina...Ella se hará ver, no tengo dudas de su "madera" y autoridad!

Besazos Escritora y Amiga Queridaza!

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Simpática esta crónica felina que nos instruye sobre esa misteriosa festividad de la Bona Dea en donde las matronas eran las únicas protagonistas. Y simpáticas también las fotos de Dikón. Un besote fuerte, querida Isabel y muy feliz domingo.

siempreconhistorias dijo...

Qué ganas de ser matrona para ir a la fiesta.
En cuanto pueda adquiriré el libro.
Besitos.

El blog de Mila dijo...

Desde luego las mujeres de Roma sabían vivir bien....tenemos que aprender mucho de ellas.....
Un beso Isabel
y que gato más bonito!

Ro dijo...

Bello relato.
Te deseo felices fiestas, muchas celebraciones y alegría en el alma.

Un abrazo
Ro

vinti dijo...

Supongo vas a tener más de una fiesta en adelante, porque ya he devorado tu libro y me he quedado con ganas de mucho más.
El otro sábado 5 de dic, te escuché en la cadena de radio ser, de pura casualidad y me hizo mucha ilusión poder estar ahí al otro lado del aparato. Creo que la historia la haces fácil, participativa y divertida, además de rescatar el papel de la mujer en la historia.
Intentaré seguirte lo más que pueda, y ahora a disfrutar de tus éxitos, que seguro van a ser muchos.
Besos y gracias.

mia dijo...

Y esperemos que esta vez no exista ningún tropiezo con ningún intruso...

Mira que son tiernas estas conversaciones con la gatita :)