domingo, diciembre 09, 2012

EL ÁNIMO SERENO



Esto dice el poeta Horacio:


“Acuérdate de mantener en la adversidad el ánimo sereno, y en la prosperidad lo mismo, evitando la alegría desmedida, tú, Delio, que has de morir tanto si siempre vives triste como si pasas las fiestas en escondida pradera recostado, regalándote con un falerno de reserva.
 
¿Para qué el enorme pino y el blanco chopo gustan de unir sus ramas en hospitalaria sombra? ¿Para qué el agua fugaz se abre camino, trepidante, por el quebrado arroyo? Manda que traigan vino, perfumes y encantadoras rosas – flores en demasía pasajeras - , mientras lo permiten tu patrimonio, tu edad y los negros hilos de las tres hermanas.

Has de dejar los sotos que has comprado, y tu casa y tu villa, que el rubio Tíber baña; los has de dejar, y un heredero será dueño de las riquezas que has amontonado. Lo mismo da que seas rico y del viejo Ínaco desciendas, o que, pobre y de la más humilde casta, a la intemperie vivas; pues eres víctima del Orco, que jamás se apiada. Al mismo sitio por fuerza vamos todos: la suerte de todos da vueltas en la urna y tarde o temprano ha de salir, para meternos en la barca, camino del exilio interminable.”


HORACIO.- “Odas”.- Traducción y notas de José Luis Moralejo.


NOTA: Las tres hermanas eran las parcas, las hilanderas del hilo de la vida humana. Ínaco fue el primer rey de Argos. Orco era una divinidad romana de ultratumba que se identificó con Plutón o Hades.
*La primera imagen está sacada de internet. La segunda es mía.

NOTA 2:Queridos amigos, el próximo martes 11 de diciembre, a las 19,30 horas, en el Bibliocafé, presentaré el libro de Guillermo Galván "La mirada de Saturno". Es una novela excelente y contaremos con la presencia del autor. ¡Creo que es una buena ocasión para escucharlo! Estáis todos/as invitados.
 

 

31 comentarios:

Dolors Jimeno dijo...

Hola, Isabel. Si todas las persona leyéramos más, cuánto mejor nos iría a todos.

Toni Zarza Sepúlveda dijo...

Me ha gustado mucho Isabel! Gracias.

Mayte dijo...

Una delicia Isabel, gracias por compartir!

Deb dijo...

Sabiduría

Cayetano dijo...

Un "carpe diem" como una casa, o como una "domus".
El mensaje está claro: aquí no nos vamos a quedar ninguno. Así que... a disfrutar de la vida en lo que buenamente se pueda.
Un saludo.

hesseherre dijo...

Ola, Isabel hermosa y siempre a nos trazer buenas leciones...Gosté mucho y también del dibujo o pintura, muy guapo .Besos.

virgi dijo...

Que sabiduría.
No hay nada nuevo bajo el sol y la belleza es patrimonio de la humanidad. Al menos eso.
Besos besos
(gracias por tus buenos deseos, querida amiga)

Isabel Martínez Barquero dijo...

Si no existiera esta distancia por medio, seguro que me acercaba al Bibliocafé. Mis mejores deseos para el autor y para ti durante esa presentación.

Este Horacio nos lo dice bien clarito: somos pasajeros, así que menos purpurina sobre nosotros, que, al final, todo destino es el mismo.

Un beso, querida Isabel.

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Dice el texto: "la suerte de todos da vueltas en la urna". ¿Por qué habrá elegido el traductor la palabra 'urna'?
Por lo demás, a vueltas con el "Carpe diem" que es como ¿mucha? gente vive en nuestro país. Basta ver la iluminación navideña de las calles durante toda la noche. ¡Qué despilfarro! ¿No son necesarios los recortes?
Besos.

PACO HIDALGO dijo...

El ánimo sereno siempre, en la adversidad y en la alegría, ya lo decía Horacio. Tendremos que estar atentos a esa novela de Guillermo Galván. Abrazos y suerte, Isabel.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Isabel, preciosa y muy adecuada para estos tiempos desgarradores es la Oda que nos traes hoy de Horacio, para infundir en esta España triste y sufriente algo de Esperanza. Dejo, como suelo hacer, el texto en Latín, por si alguien quiere saborearlo.

Te envío un abrazo amiga mía.


Antonio


Aequam memento rebus in arduis
seruare mentem, non secus in bonis
ab insolenti temperatam
laetitia, moriture Delli,

seu maestus omni tempore uixeris,
seu te in remoto gramine per dies
festos reclinatum bearis
interiore nota Falerni.

Quo pinus ingens albaque populus
umbram hospitalem consociare amant
ramis? quid obliquo laborat
lympha fugax trepidare riuo?

Huc uina et unguenta et nimium breuis
flores amoenae ferre iube rosae,
dum res et aetas et sororum
fila trium patiuntur atra.

Cedes coemptis saltibus et domo
uillaque flauos quam Tiberis lauit,
cedes et exstructis in altum
diuitiis potietur heres.

Diuesne prisco natus ab Inacho
nil interest an pauper et infima
de gente sub diuo moreris,
uictima nil miserantis Orci:

omnes eodem cogimur, omnium
uersatur urna serius ocius
sors exitura et nos in aeternum
exilium inpositura cumbre.
(Q. Horatius Flaccus, Carmina, II, III)

Dyhego dijo...

Sabias palabras, Isabel.
Vale.

Guillermo Galván dijo...

Muy similar el aroma de Horacio al de Omar Jayyám (Persia, siglo XI). Al menos en cuanto a la futilidad de las preocupaciones. Muy recomendable para quien todavía no lo conozca.
Gracias, Isabel, por tu apoyo y compañía en Valencia. Besos.

Bertha dijo...

Sabias palabras nunca mejor dicho que hay que disfrutar las cosas sin vanagloriarse de nada pués todo se quedara aquí.

Felicitar a Guillermo Galván por su novela.

Un abrazo Isabel feliz semana.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola dolors gimeno, tienes toda la razón. Y ahora, con los recortes en educación... Besos.

Hola tony zarza sepúlveda, me alegro de que te haya gustado este "carpe diem" de los varios que tiene Horacio. Besotes.

Hola mayte, seguro que los poetas (aunque en este caso la traducción sea en prosa) te gustan de una manera especial. Besos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola deb, cierto, pura sabiduría. Y, aún sabiéndolo, qué difícil nos resulta a veces seguir esos consejos. Besos.

Hola cayetano, siendo cierto esto, y sabiendo que todos hemos de morir, a veces nos comportamos de una manera irrazonable. A mí, por ejemplo, en estos tiempos me está costando mucho conservar la serenidad. Por eso, quizá para recordarme a mí misma la vanidad y la futulidad de tantas cosas, he puesto este poema. Un abrazo.

Saludos, hesserre, es un placer recibir tus visitas y seguir tu blog, tan interesante siempre.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola virgí, qué cierto es que la belleza es patrimonio de la humanidad. Y, aún así, aún siendo nuestra, a veces tenemos dificultades para para disfrutarla. Un besazo enorme y te reintero mis deseos de buena suerte.

Hola isabel martínez barquero, te encantaría la manera de escribir de Guillermo Galván, es un escritor del que hay mucho que aprender. En cuanto a lo que señalas de nuestra provisionalidad en el mundo, tienes razón. A mí no me estropea la serenidad la púrpura (no tengo ni una chispa), sino más bien lo contrario. Besazos, querida amiga.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola maria luisa arnanz, tú siempre tan atenta a los detalles. La "urna", sí. Quizá se refería no a la de votaciones, sino a la cineraria. ¡Quién sabe! Desde luego, en el desorden y contradicciones públicas en los que vivimos, lo de las luces navideñas es un síntoma más. Besazo, guapa.

Hola paco hidalgo, yo suelo ser bastante comedida en la alegría, me resulta más difícil, en cambio, mantener la serenidad en cierto tipo de adversidades. Puse este post porque lo necesitaba... Besos, querido amigo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola, antononio martín ortiz, muchísimas gracias por tu siempre diligente regalo de colocar en latín los textos de los clásicos. ¡Cuánta falta nos hacen! ¡Y qué daño tan enorme nos harán al eliminarlos de la enseñanza! Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

Hola dyhego, sí son sabias las palabras de Horacio. Lo dificultoso, a veces, es aplicarlas. Besos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Saludos, guillermo galván, y gracias por tu visita. Me sumo a tu recomendación de la lectura del poeta persa Omar Kaaayam (lo escribo así, porque es con esa españolización con la que tuve por primera vez sus poemas. Incluso escribí yo misma uno evocándolo a él.¡Para que veas si soy atrevida!
Será un enorme placer acompañarte en Valencia y beber todo lo posible de tu sabiduría. Un abrazo y hasta mañana.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hola bertha, disfrutar de las cosas sencillas y no dejarse llevar de los pesares, son dos buenos propósitos que me hago casi todos los días, con resultado desigual... Besazos, guapa.

yolanda carrasco dijo...

Como ya han dicho anteriormente : Sabiduría y una delicia.Me ha encantado Isabel, como siempre.Sabías palabras a tener muy en cuenta.Muchas gracias por ellas y por todo.Besos.

yolanda carrasco dijo...

Bueno que me he equivocado, no "Sabías palabras sino Sabias palabras, muy sabias y a tener muy en cuenta".Bueno las prisas, pero el mensaje se entiende.Quería rectificar, que me he dado cuenta de la metedura de pata. Pero menos el acento que sobra todo lo demás igual. Muchas gracias.Besos.

La Dame Masquée dijo...

Sigo atada a un hospital, así que me temo que me perderé el acontecimiento de nuevo. Mucha suerte al autor. Que tenga el mejor de los éxitos.

Buenas noches

Bisous

ANTONIO CAMPILLO dijo...

La certeza de Horacio en el fin de los días para todos los humanos y su ida al mismo lugar, sean quienes sean y de clase social que sean, es tan absoluta que recuerda disfrutar de los bienes materiales mientras los posean. Sus herederos serán quienes disfruten cuando, con la moneda bajo la lengua, la vida se haya escapado del cuerpo.

Un fuerte abrazo, querida Isabel.

ANTIQVA dijo...

Bueno, amiga, ya se sabe, es que los viejos romanos "sabian latín"...

Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Siempre carpe diem.

Suerte con la presentación amiga, besitos fructíferos en martes.

sergio astorga dijo...

Isabel, no hay prisa en lo sereno.

Saturnos saludos.

CarmenBéjar dijo...

Horacio y Quevedo, dos escritores unidos en el tiempo y en el espacio por demostrar que la muerte nos iguala a todos... ¡Carpe diem, amigos!
Espero que tengas gran afluencia de público y todo salga fenomenal, Isabel. Te acompañaré en la distancia.
Un beso

África dijo...

Últimamente mi abuela habla igual que Horacio. Casi todos los días después de las noticias...
¿Y qué te crees que vale eso en la tumba? ¿Y para qué quieres más de lo que puedes gastar?
La verdad es que es una gran verdad.
Atesorar sin control y a pesar de pisotear será vicio o enfermedad?
De otra manera...chica, qué ansias.



Un beso

profedegriego dijo...

Querida Isabel, la deliciosa imagen que nos ofreces para ilustrar este bellísimo poema de Horacio me trae a la cabeza el "Collige, virgo, rosas"; gracias también al amigo Antonio Martín por ofrecernos las palabras del poeta en versión original, un bocado exquisito, como él bien dice, para saborear. En estos tristes tiempos de marginación de los Clásicos, tu elección, querida amiga, brilla fulgurante en medio de tanta mediocridad. Ellos se lo pierden, pero a nosotros... ¡siempre nos quedará Roma!
Enhorabuena por tu blog, elegante y delicioso en cada ocasión; es un placer serpentear las orillas del rubio Tíber en tu compañía.
Mil bicos, cara.